Widgets Magazine
En directo
    Economía (imagen referencial)

    El primer ministro de Rusia promete fuerte economía pese a óbices externos

    CC0 / Unsplash
    Economía
    URL corto
    370

    MOSCÚ (Sputnik) — Pese a los intentos desde el exterior de frenar el desarrollo de la economía rusa, se va a fortalecer y atraerá a los mejores cerebros e ideas, declaró el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev.

    En su columna, que escribió en el marco del proyecto 'Gobierno en línea', realizado por el servicio de prensa de su Gabinete y de la agencia de noticias internacional Rossiya Segodnya —matriz de Sputnik—, Medvédev denunció que "se intenta e intentará frenar a Rusia".

    "Siempre hemos sufrido presión de ciertos países que desempeñan el papel de 'gendarmes mundiales' o 'reductores de velocidad'", dijo.

    Sin embargo, apuntó, "las sanciones tienen otro lado: aprendimos a vivir y desarrollarnos en condiciones de presión total".

    "Tan solo hace tres o cuatro años los precios de petróleo dictaron todas las condiciones económicas del país, como el valor del rublo, la inflación, las tasas de interés, el crecimiento de la economía y el bienestar de la población, mientras ahora los paramentos internos casi no dependen de las cotizaciones de petróleo", afirmó.

    El primer ministro ruso subrayó que en los últimos años en Rusia se creó "un sistema macroeconómico sano, con fuerte inmunidad a los choques externos".

    "Una política precisa en los ámbitos financiero y monetario no solo permitió recuperarse tras una de las más potentes crisis de los últimos 50 años, sino también empezar a trabajar en nuevas tareas: proyectos nacionales, que deben fortalecer a Rusia, a todos nosotros, ayudarnos a alcanzar los objetivos estratégicos de desarrollo, para que en 2024, cuando miremos atrás, podamos decir: hicimos todo lo que planeábamos", destacó.

    Además: Los nueve 'goles' de la economía rusa en el 2018

    Medvédev indicó que Rusia debe "acelerar el desarrollo de los principales ámbitos de los sectores económico y social", y el país tiene "todas las oportunidades para alcanzar ese objetivo".

    "Me refiero a 12 proyectos nacionales, su costo, junto con el plan de infraestructuras, asciende a 25,7 billones de rublos (más de 390 millones de dólares), una cifra enorme, igual que su importancia para el presente y el futuro de Rusia", señaló.

    Enfatizó que el objetivo actual es lograr "que todos los ciudadanos del país puedan decir: 'a mí me gusta la vida que llevo'".

    "El Gobierno debe resolver la tarea del éxito nacional mediante aceleración del crecimiento económico. ¿Por qué es tan importante? Pues todos los habitantes del país se benefician de una economía desarrollada, y estoy seguro de que dentro de seis años la economía rusa contará con una gravitación fuerte: atraerá a los mejores cerebros e ideas, tanto desde el interior del país, como desde el extranjero", aseveró.

    Te puede interesar: Asesora de Rusia ante el G20: la economía digital y el futuro del trabajo, los desafíos

    Para alcanzarlo, apuntó el jefe del Gobierno ruso, hay que otorgarles a los ciudadanos la oportunidad de hacer lo que les encanta ganando un buen salario, vivir más y disfrutar la vida, para lo que las autoridades van a mejorar el sistema de salud; y además avanzar en la educación, para convertirse de consumidores de las nuevas tecnologías en sus creadores.

    Entre otros planes, el primer ministro ruso destacó mejorar la calidad de las inversiones en el capital fijo, aumentarlas hasta el 25% del PIB, revisar las normas de control y monitoreo y aplicar la estrategia de la llamada guillotina regulatoria, que consiste en anular la normativas que exigen al empresariado cumplimiento de determinados requisitos que no sean actualizadas.

    Además, está previsto implicar más a Rusia en la economía global, aumentando las exportaciones de los productos y servicios, relató Medvédev.

    Etiquetas:
    economía, Dmitri Medvédev, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik