01:18 GMT +312 Diciembre 2019
En directo
    Isabel II del Reino Unido visita la reservas de oro del Banco de Inglaterra en 2012

    "Los países comenzarán a dudar que el Reino Unido y EEUU sean lugares seguros para su oro"

    © AP Photo / Eddie Mulholland
    Economía
    URL corto
    5240
    Síguenos en

    Tras la negativa del Banco de Inglaterra a permitir que Venezuela repatrie su oro, valorado en 1.200 millones de dólares, otros países comenzarán a dudar que el Reino Unido y EEUU sean lugares seguros para almacenar las reservas nacionales, opina David Gibson, director de GoldVu, compañía internacional de metales preciosos.

    El oro es una reserva monetaria, se almacena y se mantiene por los países para garantizar la liquidez y la estabilidad de la economía, explica el especialista en declaraciones a Sputnik.

    "Venezuela se enfrenta a una situación en la que necesita usar su oro para el propósito previsto y la incapacidad de hacerlo es un gran problema para ellos. De hecho, esta situación sería una gran molestia para cualquier país", subraya David Gibson.

    El experto observa que 1.200 millones de dólares es una cantidad considerable y que con la ayuda de estos fondos el Gobierno venezolano podría proporcionar servicios esenciales.

    "No obstante, incluso si recibieran este dinero mañana, sería suficiente para un tiempo muy corto: un año más o menos. Los 11.000 millones de dólares repatriados por el presidente Chávez duraron aproximadamente seis años, por lo que no creo que este dinero sea suficiente para más de un año. Sin embargo, le daría cierto tiempo al Gobierno", comenta.

    Más: Cómo la negativa de Londres a devolver el oro a Venezuela amenaza los intereses de Rusia

    Al mismo tiempo, Gibson subraya que la negativa a la repatriación del oro es inadmisible en cualquier caso.

    "Nadie tiene derecho a indicar al Gobierno del país cuándo y cómo usar su propio oro solo porque este país enfrente unas dificultades económicas. El hecho de que el Banco de Inglaterra no permita que Venezuela obtenga su oro no es solo un problema de Venezuela, sino también un motivo de preocupación para otros Estados", advierte.

    Para Gibson, el Banco de Inglaterra debe actuar únicamente como custodio de la propiedad privada de alguien y no tiene derecho a indicar cuándo y para qué se puede usar este oro.

    "La administración del Banco de Inglaterra ha socavado la confianza de la comunidad internacional en el banco como custodio. Ahora otros países comenzarán a dudar que el Reino Unido y EEUU sean lugares seguros para almacenar las reservas nacionales de oro".

    El experto recuerda que varios países, entre ellos Alemania, ya han repatriado su oro.

    Tema relacionado: "México debería repatriar cuanto antes el oro que tiene en Inglaterra"

    Al mismo tiempo, Gibson opina que el presidente Nicolás Maduro tiene poco espacio para maniobra en la situación actual.

    "Puede intentar presentar una solicitud ante un tribunal internacional, pero seguro que cualquier procedimiento de este tipo llevará muchos años. Occidente prolongará el proceso deliberadamente el mayor tiempo posible para designar para el cargo correspondiente a su persona en caso de que fracase el Gobierno actual".

    A principios de este año, los medios turcos informaron que Venezuela planea refinar toneladas de oro en Turquía.

    "Cuando Hugo Chávez repatrió 160 toneladas de oro, hizo dos cosas. Primero, lo vendió con un pequeño descuento para obtener liquidez en efectivo lo más rápido posible, y segundo, hizo varios acuerdos de trueque con Ankara. (…) Gracias a esto, el presidente Chávez estableció una relación de confianza con Turquía en relación con el oro, de la cual todavía se beneficia Maduro".

    Según Gibson, "esto le da a Ankara unas fantásticas oportunidades de promoción, porque quieren presentarse internacionalmente como un socio fiable asociado con las reservas soberanas de oro, mientras que el Reino Unido y EEUU no cumplen sus responsabilidades".

    El 28 de enero, el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, solicitó que la primera ministra británica, Theresa May, detuviera la repatriación de las 31 toneladas de oro, valoradas en 1.200 millones de dólares, que el Gobierno venezolano tiene en el Banco de Inglaterra.

    Además: Oposición venezolana pide al Reino Unido rechazar la petición de repatriar el oro

    El secretario de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, apoyó a Juan Guaidó y lo calificó como "la persona adecuada para sacar adelante a Venezuela", lo que propició que la devolución del oro se alejase aún más.

    El jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración del parlamentario como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

    Etiquetas:
    repatriación, oro, Venezuela, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik