Widgets Magazine
08:05 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    El signo de la moneda china yuan

    La desaceleración de la economía china representa una amenaza "para todo el mundo"

    © AP Photo/ Vincent Yu
    Economía
    URL corto
    171
    Síguenos en

    La desaceleración de la economía china récord de los últimos 28 años amenaza a todos, tanto a los países en desarrollo como a los desarrollados, advierte Mei Xinyu, del Instituto de Comercio Internacional y Cooperación Económica del Ministerio de Comercio de China, consultado por Sputnik.

    Según el experto chino, en las últimas décadas, China ha contribuido a más de un tercio del crecimiento del PIB mundial.

    "La desaceleración de la economía china es peligrosa no solo para los países en desarrollo, sino también para los desarrollados, para todo el mundo, debido a que en las últimas dos décadas, la contribución de China al crecimiento económico mundial fue del 30 al 40%", explica.

    El analista admite que la desaceleración de la economía china se ve agravada por la guerra comercial con Estados Unidos, hecho que a su vez, tiene un impacto negativo en la economía estadounidense.

    Tema relacionado: El bumerán que golpea a EEUU en su guerra comercial contra China

    A modo de ejemplo, Mei Xinyu recuerda que en el último trimestre del año pasado, los mercados de valores de Estados Unidos mostraron una caída significativa.

    "En el siglo XXI, la República Popular China y Estados Unidos contribuyeron en conjunto a más del 50% del desarrollo económico mundial. Si China o EEUU experimentan problemas económicos, esto tiene un impacto significativo en el resto del mundo", observa.

    Según el experto, muchos países en desarrollo apostaron por la 'locomotora china'. Exportaron bienes de consumo a China y luego servicios, lo que constituyó la base de su crecimiento económico.

    Además, Mei Xinyu señala que China se ha convertido en el promotor del desarrollo del turismo en todo el mundo.

    "La cantidad de turistas chinos llegó a 100 millones de personas por año que realizaron pagos en el exterior por 100.000 millones de dólares. (…) Desde este punto de vista, es obvio que la desaceleración de la economía china tendrá un impacto significativo en el resto del mundo", explicó.

    El crecimiento económico en los países del sudeste asiático también comenzó a desacelerarse en el tercer trimestre, casi de manera sincronizada con la desaceleración del crecimiento chino. El PIB de Singapur aumentó un 2,2% frente al 4,1% al mismo periodo del año anterior; Tailandia, un 3,3% frente al 4,6%; Malasia, 4,4% frente al 6%. Las exportaciones de productos de alta tecnología, incluidos los componentes electrónicos de Japón y Corea del Sur, también están disminuyendo debido a una menor actividad de fabricación en China y la caída de la demanda de los consumidores.

    Sin embargo, no vale la pena esperar un cambio del equilibrio de fuerzas en la región debido a la desaceleración de la economía de China, asegura Mei Xinyu. A pesar de las dificultades temporales, simplemente no hay quien reemplace a China, opina.

    "Ahora solo hay dos economías en el mundo con un volumen de más de 10 billones de dólares: China y EEUU. El resto de los países ni siquiera se está acercando a esta cifra. En el cuarto trimestre, el mercado de valores de EEUU cayó un 20%, una tendencia similar se observa en el mercado de valores de China en 2018. Por supuesto, la situación en el mercado de valores de EEUU afectará la situación en la economía real. Tanto China como EEUU están afectados, pero las economías de otros países son aún más sensibles a tales choques", analiza.

    Por ejemplo, "el crecimiento de la economía japonesa es muy débil, el tamaño de su PIB representa solo un tercio del chino. El PIB de la India en 2000 también fue equivalente a un tercio del chino, pero ahora es de solo un quinto. Otros países no pueden garantizar el crecimiento de toda la economía asiática".

    Además: ¿Los bancos centrales del mundo ocultan algo?

    El PIB chino aumentó en 2018 en un 6,6% en comparación con 2017, lo que es la peor tasa de crecimiento anual del país desde 1990, según informó el la Oficina Nacional de Estadísticas de China.

    El jefe del ente, Ning Jizhe, reconoció que la economía china se ve afectada por la presión exterior, en particular, la guerra comercial con EEUU.

    A pesar de que los líderes de los dos países acordaron una tregua comercial antes del 1 de marzo, ninguno de los participantes del mercado tiene confianza en el futuro. En primer lugar, los aranceles introducidos anteriormente siguen vigentes. En segundo lugar, las contradicciones entre los dos países no se limitan a las cuestiones de desequilibrio comercial. En muchos temas fundamentales, a las potencias rivales les resulta complicado ponerse de acuerdo. Además, la naturaleza impulsiva del presidente estadounidense, Donald Trump, hace que cualquier pronóstico sobre el desarrollo futuro de las relaciones chino-estadounidenses se complique aún más.

    También te puede interesar: Banco Mundial baja previsión de crecimiento global para 2019 y 2020

    No obstante, China no piensa permitir que su economía se desacelere demasiado. El Ministerio de Finanzas de China ya anunció unas medidas de estímulo activo que incluyen recortes de impuestos para estabilizar la actividad.

    Etiquetas:
    consecuencias, medidas, causas, desaceleración, economía, guerra comercial, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik