01:14 GMT +322 Febrero 2019
En directo
    Tuberías situadas en un yacimiento de gas de Rusia

    Mañana más y mejor: los competidores le entregan el mercado europeo del gas a Gazprom

    © Sputnik / Evgeny Biatov
    Economía
    URL corto
    4481

    En el 2018 la empresa rusa Gazprom batió un récord histórico. Sus exportaciones de gas aumentaron en 3,4%, hasta alcanzar los 201.000 millones de metros cúbicos. Pero este logro al parecer no será el último y te contamos por qué.

    El periodista ruso Maxim Rúbchenko analizó en su artículo para la edición rusa de Sputnik las futuras perspectivas de la expansión del gas ruso en Europa

    "Según la agencia Global Gas Analytics, el consumo de gas en el Viejo Continente aumentará en 2025 en 5.000 millones de metros cúbicos en comparación con el año pasado (…) mientras que las extracciones del combustible azul en la UE irán a la baja", escribe Rúbchenko.

    El cambio tectónico

    Uno de los factores que causará la reducción de las extracciones en la UE será la política energética de los Países Bajos, opina el periodista.

    El 9 de enero el Tribunal Supremo de los Países Bajos comunicó que próximamente consideraría las 26 demandas presentadas por civiles y las autoridades locales.  Estas demandas exigen terminar antes de lo previsto la extracción de gas en el yacimiento más grande de Europa, Groningen, que supuestamente está detrás del aumento de la actividad sísmica en la región.

    También: Los países de la UE hacen cola para participar en el gasoducto Turk Stream

    "Desde el 2008 las empresas Shell y Exxon Mobil, que realizan la exploración conjunta en este yacimiento, habían estado incrementando bruscamente la extracción de gas. Como resultado, un sismo de magnitud 3,6 sacudió los Países Bajos en agosto del 2012", escribe el autor del artículo.

    A pesar de eso entre el 2012 y el 2013 Nederlandse Aardolie Maatschappij BV —la empresa conjunta de Shell y Exxon Mobil- extrajo más de 50.000 millones  de metros cúbicos de gas en Groningen, según los datos citados por la agencia Bloomberg.

    "El castigo por la avaricia de los productores de gas fue otro terremoto que se produjo en enero del 2018 y que condujo a las grandes destrucciones en la región y a las protestas de los ciudadanos", recuerda el periodista.

    Como resultado, el Gobierno de los Países Bajos decidió recortar las extracciones anuales en Groningen hasta los 12.000 millones de metros cúbicos en el 2022 y pararlas por completo en el 2030.

    Más: "Bajo ninguna circunstancia el gas estadounidense puede competir con el ruso"

    "Tomando en consideración estos planes, los Países Bajos podrían convertirse en un importador neto de gas ya en el 2019. Las demandas presentadas en enero al Tribunal Supremo señalan que el recorte avanzará más rápido de lo previsto y como consecuencia la escasez de gas en el país y Europa crecerá", remarca Rúbchenko.

    Troll no ayudará

    Según Rúbchenko, Noruega asestará otro golpe contra los "luchadores por la independencia energética de Europa de Rusia".  Este país es considerado el principal competidor de Rusia en los mercados energéticos de Europa. La mayor parte del gas natural noruego se extrae en el yacimiento Troll.

    "El incremento de la producción es imposible aquí a causa de la limitada capacidad de envió de su gasoducto. Otros yacimientos noruegos ya alcanzaron el apogeo de producción y ahora las extracciones allí van a la baja", recalca.  

    Por ello en enero del 2018 la Dirección Noruega del Petróleo revisó considerablemente sus proyecciones para la futura extracción de gas. Según el ente, la producción anual se situará en entre 121.000 y 123.000 millones de metros cúbicos durante los próximos tres años y declinará hasta los 112.000 millones en 2025 y hasta 90.000 o 92.000 millones en el periodo 2030-2035.

    "Mientras los productores de gas en Noruega no encuentren y no empiecen a utilizar los nuevos yacimientos, las extracciones del combustible azul seguirán disminuyendo. A raíz de eso sus exportaciones con destino a Europa continuarán agotándose", escribe el autor.

    Una expansión flexible

    Pero las malas noticias para Europa no acaban allí, según Rúbchenko. Argelia, que es el principal proveedor de gas para los países del suroeste de la UE, advirtió sobre la futura reducción de sus exportaciones. Esta disminución será provocada por el incremento del consumo local de gas.

    También: ¿Por qué el gas ruso está 'más de moda que nunca' en Europa?

    "Si continuamos consumiendo al nivel actual, en el 2022 no seremos capaces de exportar a los mercados extranjeros. Tendremos reservas suficientes solo para satisfacer las necesidades internas. Argelia produce 130.000 millones de metros cúbicos de gas y el mercado nacional consume la mitad de este volumen", declaró el ministro argelino de energía, Mustapha Guitouni.

    Rúbchenko destaca que el gas natural licuado presentado por varios expertos como una buena alternativa para el combustible ruso "tampoco inspira mucho optimismo".  Hoy en día Catar, Nigeria y Argelia suministran los mayores volúmenes de GNL en Europa.

    "Catar, que se atribuye el 41% del mercado europeo, comunicó que no planea realizar un incremento en la producción y la exportación a gran escala hasta el 2025. Mientras tanto, Nigeria no tiene posibilidades técnicas para aumentar sus exportaciones", precisa el periodista.

    Aunque las empresas estadounidenses están listas para incrementar considerablemente su participación en el abastecimiento de Europa con el GNL, los mismos europeos todavía no están preparados para este escenario, según Rúbchenko. Su falta de deseo de comprar el gas estadounidense se debe a su precio que es demasiado alto.

    En el 2018 España recibió el primer lote del GNL extraído en la península rusa de Yamal. Este suministro se llevó a cabo en el marco del contrato firmado en el 2013 por las empresas Gas Natural Fenosa y Yamal LNG. En particular, el contrato preveía suministrar a España 2,5 millones de toneladas de GNL al año y más de 3.000 millones de metros cúbicos en total hasta el 2041.

    A su vez la empresa rusa Gazprom lanzó y acrecentó las ventas de gas en la plataforma comercial electrónica. Este mecanismo le permite a la empresa ser más flexible en cuanto a la política de precios y la geografía de sus suministros. En particular, Gazprom Export anunció la semana pasada el inicio de ventas de gas a través de esta plataforma con su futuro suministro en el centro de distribución Title Transfer Facility (TTF), situado en los Países Bajos.

    "Según varios expertos, la salida de Gazprom en TTF puede señalar que la empresa se está preparando para reducir los precios del gas (…). Esta reducción será otro obstáculo para el fortalecimiento de sus competidores en el mercado europeo", concluye.

    Más: Batalla de titanes: las mayores potencias de Europa lucharán por los recursos rusos

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    exportaciones, economía, Noruega, Países Bajos, Rusia