En directo
    El logo de la compañía china Huawei

    "China no debe ser indulgente" con Polonia y la República Checa por Huawei

    © REUTERS / Eric Gaillard
    Economía
    URL corto
    1102

    Polonia y la República Checa se opusieron a la empresa china de telecomunicaciones Huawei. A modo de respuesta, el país asiático puede reducir sus desembolsos en las empresas checas y polacas y restringir su actividad en China.

    El 7 de enero, el Gobierno checo ordenó evaluar los riesgos de usar productos de Huawei y ZTE en unos 160 organismos y en las empresas más importantes del país.

    Por su parte, el primer ministro del país, Andrej Babis, indicó que la recomendación de los servicios de inteligencia acerca de Huawei resultó ser inesperada para las propias autoridades. El presidente, Milos Zeman, declaró que los jefes de inteligencia no tenían pruebas de que la medida fuera necesaria.

    El mandatario admitió que la iniciativa ha puesto en peligro la colaboración económica entre ambos países.

    Hasta el momento, Pekín y Praga mantenían buenas relaciones. En particular, el experto de la Universidad Popular de China, Zhou Rong, destacó a Sputnik que la República Checa forma parte del grupo 16+1. Además, el analista recordó que en 2018 el líder chino, Xi Jinping, visitó el país.

    Más aquí: Canciller checo: acciones respecto a Huawei son motivadas por preocupaciones por su seguridad

    "Me parece que las conclusiones de los servicios de inteligencia de Chequia podrían ser resultado de injerencia de algunos países de la OTAN, sobre todo de EEUU. Al fin y al cabo, Chequia también es miembro de la Alianza", comentó el especialista a la versión china de Sputnik.

    Zhou Rong constató que actualmente Praga necesita las tecnologías chinas. Al mismo tiempo, el experto dudó que Pekín aplique pronto las medidas de respuesta o que rompa relaciones. A lo mejor, la colaboración en algunos ámbitos solamente se desacelerará.

    Mientras tanto, las autoridades de Polonia acusaron de espionaje a un dirigente de Huawei, Wang Weijing, y al exoficial de la Agencia de Seguridad Interior de Polonia, Piotr D., sin que estos reconocieran culpa alguna.

    Los servicios secretos del país llevaron a cabo un registro en las casas de ambos sospechosos y en la oficina de la empresa de telecomunicaciones Orange, en la que trabajaba Piotr D.

    El periódico chino Global Times observó que si China y Huawei dejan las acciones de Polonia sin respuesta, todo el mundo pensará que "es admisible intimidar a las empresas chinas".

    Asunto relacionado: Huawei rechaza acusaciones de que puede representar peligro para ciertos países

    "China no debe ser indulgente en este asunto. Tampoco debe amenazar a Varsovia, ya que es indigno. No obstante, Polonia debe pagar por el ataque. Pekín debe negociar decisivamente con Polonia y tomar medidas para que el mundo comprenda que son cómplices de EEUU", publicó.

    Por su parte, Polonia aparentemente no está dispuesta a cambiar su actitud. Por el contrario, el propio ministro del Interior del país, Joachim Brudzinski, resaltó que los países de la OTAN deberían rechazar el uso de equipos informáticos chinos, incluidos los aparatos de Huawei.

    Es decir, Varsovia parece haberse unido plenamente a la campaña contra Huawei iniciada por Washington.

    El experto financiero chino Liu Kai constató que las medidas estadounidenses contra la compañía china muestran que la guerra comercial entre China y EEUU se extendió al ámbito de la ciencia y tecnología.

    Te puede interesar: Guerra high-tech de EEUU vs China: secuestro judicial de la hija del dueño de Huawei

    Según su opinión, EEUU se esfuerza para frenar el desarrollo tecnológico de China con el pretexto de luchar contra el supuesto espionaje.

    "Chequia y Polonia son países periféricos de la UE y novatos en la economía del mercado, por lo tanto, deben manifestar su lealtad al socio más fuerte y al líder de Occidente: EEUU", opinó el analista Mijaíl Beliáev.

    China dispone de todas las herramientas necesarias para imponer medidas de respuesta, siempre que esto sea oportuno y necesario desde el punto de vista político y económico.

    En particular, Pekín puede reestructurar sus corrientes de bienes e inversiones en Europa del Este, dejando al lado a Polonia y la República Checa. Además, podría imponer sanciones que impidan el desarrollo de la economía digital en ambos países, advierte Beliáev.

    Más información: ¿Por qué cada vez más países prohíben el uso de los teléfonos Huawei?

    Cabe destacar que actualmente todos los operadores de redes móviles en Chequia funcionan gracias al equipamiento de Huawei. Entre los ámbitos que podrían sufrir complicaciones en caso de empeorar las relaciones con China también se encuentra la industria automotriz con el gigante checo Skoda como protagonista.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    sanciones, espionaje, Huawei, Polonia, República Checa, China