Widgets Magazine
En directo
    Enzo Moavero Milanesi, el canciller italiano

    Canciller italiano: las sanciones no deben ser un castigo permanente a Rusia

    © Sputnik / Grigory Sysoev
    Economía
    URL corto
    181

    ROMA (Sputnik) — El ministro de Exteriores italiano, Enzo Moavero Milanesi, se pronunció en contra de que las sanciones sean un castigo permanente impuesto a Rusia.

    En declaraciones a Corriere della Sera, Milanesi señaló que la Carta Magna "obliga a actuar con respeto del derecho internacional y las sanciones, decididas en la UE y la OTAN, están diseñadas para estimularlo".

    "Por esto y por lealtad a los aliados, nos hemos unido [a las sanciones]. Pero subrayando explícitamente que debe mantenerse un diálogo constructivo y, por lo tanto, las sanciones siguen siendo transitorias, instrumentales y no pueden traducirse en una especie de castigo permanente", agregó.

    El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga Norte, en su "contrato por el gobierno del cambio", señalaron la necesidad de una apertura hacia Rusia, percibida no como una amenaza sino como un socio económico y comercial cada vez más relevante, y el levantamiento de las sanciones impuestas para rehabilitarla como interlocutor estratégico en la resolución de las crisis regionales en Siria, Libia y Yemen.

    Más: Conte: Italia comparte la posición europea sobre las sanciones contra Rusia

    Desde marzo de 2014, EEUU, la Unión Europea y algunos de sus aliados pusieron en marcha sanciones individuales y sectoriales contra Rusia por su actuación en la crisis de Ucrania y lo que califican de "anexión ilegal" de Crimea.

    Además de la prohibición de entrada y la congelación de activos para decenas de cargos públicos y empresarios, Occidente prohíbe exportar a Rusia armas, productos de doble uso y tecnologías para la producción de hidrocarburos y no permite a los bancos rusos financiarse a largo plazo.

    Rusia sostiene que no es parte del conflicto en Ucrania y que las sanciones son contraproducentes pero mantiene en respuesta, desde agosto de 2014, el embargo a algunas importaciones agroalimentarias de EEUU, la UE, Australia, Canadá y Noruega.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik