Widgets Magazine
06:26 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Los contenedores con los productos chinos

    Efecto búmeran: cómo la guerra de aranceles de Trump estimula el comercio con China

    CC BY 2.0 / Katja Schulz / Goods From China Passing Through Panama Canal
    Economía
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    En medio de la guerra de aranceles entre China y EEUU, el comercio entre ambos países no parece sufrir debilitamiento. En particular cuando se trata del suministro de mercancía desde el país asiático. Los expertos comentan al medio Bloomberg a qué se debe el efecto opuesto de las medidas impuestas por el presidente de EEUU, Donald Trump.

    El columnista Shawn Donnan constata que "el ataque de Trump contra la globalización tuvo una influencia paradójica en las corrientes comerciales del mundo".

    Es decir, la intención de adelantar el posible aumento de las tarifas arancelarias, sobre todo, en el comercio con China, hizo que las compañías estadounidenses empezaran a adquirir más mercancía extranjera.

    "El almacén y los centros de distribución del sur de California están llenos. (…) Enfrentamos unos problemas logísticos en los puertos de San Pedro, ya que hay mucha carga aquí", contó el portavoz del puerto de Long Beach, Phillip Sanfield, citado por Bloomberg.

    Te puede interesar: China encuentra un punto débil de EEUU en plena guerra comercial

    Fue en 2017 cuando el puerto albergó una cantidad récord de contenedores marítimos —9,3 millones—. En 2018, aumentó su tráfico en un 7,3% y alcanzó otra cifra sin precedentes de 7,5 millones de contenedores.

    Las empresas de Estados Unidos no han perdido el interés por la mercancía extranjera pese a las medidas restrictivas de Trump. Las estadísticas del Departamento del Comercio de EEUU muestran la misma tendencia. Según sus estimaciones, tanto la tasa de importaciones, como la de exportaciones se están aproximando a niveles récord.

    Los pronósticos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) tampoco se han hecho realidad en 2018. Así, los expertos preveían un crecimiento comercial global del 0,8%, pero este acaba de alcanzar un nivel del 1,8%.

    Asunto relacionado: El intercambio comercial entre Rusia y la UE podría crecer un 20% al cierre de 2018

    En general, la guerra comercial de Trump contribuyó a reducir las exportaciones estadounidenses a China y no las importaciones desde el país asiático, concluye Donnan.

    Cabe resaltar que el mencionado tráfico del puerto de Long Beach incluye también una gran cantidad de contenedores vacíos que vuelven a China. Durante noviembre, más de 186.000 contenedores vacíos se dirigieron a los puertos chinos.

    Mientras que las empresas de EEUU siguen adquiriendo productos chinos, Pekín parece estar estableciendo nuevos lazos comerciales para reemplazar los suministros de mercancía estadounidense, según observa el director ejecutivo del puerto, Mario Cordero.

    Por muy intenso que sea ahora el comercio, los expertos no descartan que en 2019 la situación pueda cambiar. Es una incertidumbre qué giro va a tomar la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

    Fue el 1 de diciembre —en la cumbre del G20 en Buenos Aires— cuando los líderes de ambos países trataron el asunto. En ese momento, Washington aplazó el aumento de los aranceles hasta el 1 de marzo. De prolongarse la moratoria —y la incertidumbre— las importaciones de China podrían aumentar aún más.

    Más: Guerra comercial: la mayor amenaza de 2019

    Etiquetas:
    estadística, aranceles, puerto, comercio, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik