En directo
    Un lingote de paladio

    Por qué el paladio desbancó al oro

    © Sputnik / Pavel Lisitsin
    Economía
    URL corto
    1390

    Hoy en día el paladio es el componente clave para los dispositivos de control de contaminación que se instalan en los autos y camiones. En los últimos 4 meses su precio ha aumentado un 50%, haciendo que este metal blanco algunos días cueste más caro que el oro.

    El paladio forma parte del llamado 'grupo del platino' que, además del paladio y platino, incluye también el rutenio, el rodio, el osmio y el iridio. Este metal se extrae principalmente en Rusia y Sudáfrica como un producto secundario de las operaciones enfocadas en otros metales, como el platino o el níquel.

    El 80% del paladio que se produce hoy en día se utiliza en los sistemas de escape de autos en los que este metal ayuda a convertir las sustancias contaminantes en dióxido de carbono y vapor, que son menos perniciosas. Además, el paladio se emplea en la producción de dispositivos electrónicos, la odontología y la joyería.

    Hoy en día los suministros del paladio no satisfacen la creciente demanda. Su uso está aumentando a medida que los gobiernos de distintos países, especialmente el de China, endurecen las regulaciones para responder a la contaminación causada por los vehículos.

    "El estatus del paladio como subproducto de la extracción del platino o níquel significa que su producción tiende a ir por detrás del incremento de precios. De hecho, el volumen de paladio producido en el mundo en 2018 no satisfará la demanda por séptimo año consecutivo. (…) El paladio desbancó al oro este mes, como el metal más caro entre los 4 metales preciosos más comercializados en el mundo", informa Bloomberg.

    Más: Más barato y ecológico: la industria rusa logra mejorar la producción de metales

    La agencia destaca que no solo la desproporción entre los suministros  y la demanda podrían haber influido en la subida del precio del paladio. Los especuladores también podrían haber estado parcialmente detrás de este aumento. Los fondos de cobertura incrementaron sus apuestas por el crecimiento del precio del paladio. Los inversores retiraron el metal de los fondos cotizados en la bolsa y apoyados por el paladio para venderlo posteriormente a los usuarios por precios más lucrativos.

    Los metales preciosos utilizados en la industria automotriz vivieron una ola de subidas de precios.

    En 1998 el valor del platino creció en más del 500% cuando la escasez de suministros atrajo la atención de los especuladores. En el mismo periodo, el precio del rodio aumentó 4.000% hasta que los productores de automóviles no lograron diseñar métodos que ayudaron a reducir su uso. En cuanto al paladio, en 2001 su valor aumentó nueve veces desde sus niveles más bajos registrado en 1996. Este aumento se produjo debido a los temores de la reducción de las ventas por parte de Rusia.

    También: "El metal precioso más odiado" finalmente resurgirá de las cenizas

    Los autores del artículo enfatizan que aún no es tarde para comprar paladio. La escasez de suministros perdurará en futuro.  El subidón del precio del paladio podrá empujar a los productores de autos a empezar a buscar metales substitutos.

    "No obstante, es poco probable que próximamente se produzca un cambio a gran escala", escriben.

    Los automóviles eléctricos son otra amenaza para el paladio, estos autos no queman combustible, no tienen tubos de escape y no usan el paladio. Según Bloomberg, muchos analistas opinan que todavía faltan varios años para que se realice la electrificación de la mayor parte del parque automovilístico en el mundo.

    Etiquetas:
    paladio, precios
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik