Widgets Magazine
06:14 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    La bandera de las Islas Marshall

    Por qué una criptomoneda es la única opción para las Islas Marshall

    CC0 / Pixabay
    Economía
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    La República de las Islas Marshall, que actualmente está sufriendo un aislamiento marítimo y financiero, necesita desesperadamente un esquema del tipo 'hazte rico rápidamente', opina el periodista Joe Light.

    Es natural que para poder remediar sus problemas, las autoridades del Estado insular hayan decidido crear la primera licitación legal de criptomonedas en el mundo, escribe Light en su artículo para Bloomberg.

    La semana pasada uno de los rivales de la presidenta Hilda Heine exhortó a presentar una moción de censura a su Gobierno. Entre sus quejas, estaba el hecho de que la presidenta apoyó el plan para crear esta licitación y la moneda digital SOV, cuyo nombre deriva de la palabra 'sovereign' (soberano, en inglés).

    Este proyecto, ideado en mayor parte por el ministro asistente del presidente de las Islas Marshall, David Paul, parecía ser una buena idea hasta que la comunidad financiera internacional amenazó con cortar el acceso de este pequeño Estado insular al sistema bancario global.

    Según Light, el auge y caída experimentados por las Islas Marshall resaltaron la existencia de varios problemas en la vida cotidiana del Estado. Se trata de su aislamiento del mundo financiero después de que una serie de bancos huyeron de la isla contribuyendo a la formación de una desesperante escasez de efectivo.

    Más: "La peor inversión del año": las criptomonedas pierden casi $700.000 millones en un año

    David Paul considera que el proyecto de la nueva criptodivisa podría pulir la reputación del país. Esta es la razón por la que se encontró con el fundador de la empresa israelí Neema, Barak Ben-Ezer. Neema utiliza las monedas digitales para proveer servicios financieros a las poblaciones de los países en vías de desarrollo que se quedaron sin bancos.

    "Paul quiso que las Islas Marshall permitieran a Neema involucrarse en un proyecto aún más ambicioso", escribe Light.

    Formado por volcanes, las Islas Marshall son delgados trozos de tierra rodeados por lagunas poco profundas que se independizaron de EEUU en 1986. Majuro es el atolón más poblado de las Islas Marshall, alberga su Gobierno y tiene tan solo una calle principal que cruza todo su territorio.

    Las inundaciones son fenómenos frecuentes allí. A veces las mareas fuertes y las olas barren las partes de la isla que dan al mar. La subida del nivel del agua en más de 30 centímetros que, según varios científicos, podría producirse hasta el 2050, hundiría varias partes de la isla.

    También: Cambio climático, ¿un arma para robar a los más pobres?

    Para solucionar este problema el Gobierno de las Islas Marshall espera levantar el nivel de la tierra en las islas. Sin embargo, para hacerlo necesita miles de millones de dólares y por desgracia los actuales acuerdos de ayuda financiera que fueron firmados con EEUU caducan en el 2023, recuerda el autor del artículo.

    Según Light, el plan de las Islas Marshall implica la emisión de 24 millones de SOV y la mitad de este tesoro pertenecerá al Estado. Neema prevé que el precio de un SOV alcanzará los 50 dólares y dado que el país baraja vender la mitad de sus reservas después de su emisión, será capaz de reunir 300 millones de dólares.

    "El SOV tendrá una característica que ni el Bitcoin, ni ninguna otra moneda digital han tenido: el apoyo del Gobierno (…) Aunque el plan de crear la criptomoneda parece un esquema 'hazte rico rápidamente', en cierta medida es algo que las Islas Marshall necesitan", recalca el periodista. 

    Aparte de dinero, Paul y Ben-Ezer consideran que la criptodivisa ayudará a resolver otro problema relacionado con el acceso restringido a los dólares.

    Las medidas emprendidas por EEUU contra el blanqueo de dinero contribuyeron a que el trabajo de los bancos internacionales con los países pequeños como las Islas Marshall se hiciera menos rentable y más arriesgado. El único banco que sigue funcionando en este Estado insular es el First Hawaiian Bank.

    "Si el Banco de las Islas Marshall pierde su vínculo con el First Hawaiian Bank, los trabajadores no serán capaces de cobrar sus cheques", advirtió el ministro de Exteriores, John Silk.

    Más: Oro vs. bitcoin: inversión con futuro

    La nueva moneda digital, según Paul, permitirá a los marshaleses dejar de ser rehenes de los bancos en cuanto a su poder para sacar e ingresar dinero a la isla.

    "El Gobierno podrá dejar de rogar a los bancos para que lleguen y se queden en la isla y pasar a preguntarse para qué los necesita allí", concluye el periodista.

    Etiquetas:
    criptomonedas, economía, Islas Marshall
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik