Widgets Magazine
En directo
    La construcción del gasoducto Nord Stream 2

    ¿Cuánto dinero perderá Europa si rechaza el Nord Stream 2?

    © Sputnik / Sergey Guneev
    Economía
    URL corto
    10662

    La Cámara de Representantes de EEUU aprobó una resolución en la que expresó su oposición sobre la construcción del gasoducto Nord Stream 2. Posteriormente, un documento parecido fue aprobado por la Eurocámara. Si no se concreta la construcción de los nuevos gasoductos, ¿qué le espera a Europa?

    En su artículo para Sputnik el periodista ruso Alexandr Lesnij afirma que sin los nuevos gasoductos, la única opción para Europa será comprar el gas natural licuado a otros países.

    Dado que ambas resoluciones tienen un carácter declarativo y no vinculante, varios expertos rusos consideran que Bruselas no irá más allá de sus declaraciones políticas porque los países europeos necesitan fingir un tipo de lucha contra la supuesta "amenaza rusa" para satisfacer a Washington.

    Más: Ministro ruso califica de presión política el documento de la Eurocámara sobre Nord Stream 2

    Truco político

    Es evidente que si Rusia sigue suministrando volúmenes adicionales del combustible azul frustrará los planes de EEUU, que busca vender su gas natural licuado —GNL- a Europa, opina el docente de la Universidad rusa de Relaciones Internacionales MGIMO, Nikolái Topornin.

    "Por eso EEUU está tratando de instruir a Europa, inculcándole que apoya a un supuesto enemigo. Esta presión ha tenido efecto y algunos europeos pueden escuchar la voz de Washington [y hacer lo que este quiere] para no dificultar sus relaciones. Sin embargo, todo eso ha sido calculado y esperado", explicó Topornin.

    Primeras víctimas

    Alexandr Lesnij destaca que es difícil sobreestimar el beneficio que el Nord Stream ofrecerá a Europa. El hipotético rechazo de este proyecto asestaría un duro golpe al sector energético europeo.

    Según el periodista, las empresas europeas que invirtieron sus recursos en la construcción del gasoducto como Engie, Royal Dutch Shell, Uniper, Wintershall y OMV, serán las primeras en caer víctimas de tal paso.

    "Además, las compañías que abandonen el proyecto tendrán que pagar a Gazprom una indemnización que, según algunos contratos, podría alcanzar un 100%", escribe el autor del artículo.

    También: ¿Podrá Polonia sacar provecho del gas licuado de EEUU?

    ¿Por qué EEUU no es un competidor para Rusia?

    El interés de EEUU en obstaculizar la construcción del Nord Stream 2 está claro. En los próximos años el país norteamericano espera convertirse en uno de los líderes mundiales en el mercado del GNL. No obstante, las empresas estadounidenses no son capaces de superar la competencia de precio con Gazprom, opina el columnista ruso.

    Lesnij recuerda que en noviembre 1.000 metros cúbicos del gas estadounidense en el Henry Hub se vendieron por 145,61 dólares.

    "Para transportarlo hasta las instalaciones de licuefacción había que pagar el 15% de su precio, es decir el volumen de 1.000  metros cúbicos se encarecía hasta los 167,45 dólares. El servicio de licuefacción en la planta Sabine Pass cuesta 90 dólares por 1.000 metros cúbicos, por eso el precio volvía a crecer hasta 257 dólares", calcula el periodista.

    Aparte de eso, Lesnij recuerda que era necesario pagar por el flete del buque. Este gasto era capaz de aumentar el precio de 1.000 metros cúbicos en 40 dólares más. Como consecuencia el precio de este volumen de gas natural licuado suministrado de EEUU a Europa se acercaba a los 300 dólares. Para comparar, Rusia suministró a Europa durante todo este año el mismo volumen de gas por tan solo 230 dólares.

    Más: EEUU no podrá impedir la construcción del gasoducto Nord Stream 2

    "Al rechazar la implementación del proyecto Nord Stream 2 UE perderá 3.700 millones de dólares y eso pasará solo si  los precios de gas se mantienen a nivel actual", concluye el autor del artículo.

    Etiquetas:
    Nord Stream II, UE, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik