03:45 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Buque cisterna con el gas licuado (archivo)

    Doble moral: EEUU compra gas ruso pese a sus propias sanciones

    © Sputnik / Sergey Guneev
    Economía
    URL corto
    8271

    El intenso frío en el noroeste de EEUU hace que el precio del gas natural licuado (GNL) aumente un 40%. Las exportaciones a Europa y Asia se encuentran bajo una amenaza, al igual que la venta del combustible dentro del país. ¿Qué remedio le queda a Washington para satisfacer la demanda interna?

    Se prevé que el próximo invierno será extremadamente frío en Estados Unidos, lo que influye en el precio del GNL. Mientras tanto, las reservas nacionales del combustible se encuentran en el nivel más bajo desde el año 2005.

    Fue en octubre cuando el precio del GNL en el Henry Hub de EEUU era de 3,28 dólares por MBTU —la unidad de medida del gas licuado—. El 14 de noviembre ya era de 4,8 dólares.

    Incluso con el aumento de la tasa de extracción, EEUU ya casi no tiene reservas de gas licuado para uso interno, ya que una gran cantidad fue exportada a la región asiática, opina Alexander Lesnij en su artículo para Sputnik.

    A partir de ahora, la exportación de gas tampoco será una opción beneficiosa. El precio actual en el mercado asiático es de unos 10,38 dólares por MBTU. Mientras tanto, el precio del combustible estadounidense, incluidos los gastos del transporte, será casi igual: 10,35 dólares, como mínimo.

    Tema relacionado: ¿Podrá Polonia sacar provecho del gas licuado de EEUU?

    Los gastos del transporte afectarán incluso la rentabilidad del combustible en el mercado interno debido a las grandes distancias. Es decir, la importación de gas será un negocio más beneficioso.

    En este contexto, Washington se ve obligado a adquirir gas ruso. Debido a sus propias sanciones, Estados Unidos no puede importarlo de manera directa y por lo tanto actúa a través de empresas mediadoras, por ejemplo, la francesa Engie.

    Fue en 2017 cuando EEUU recurrió a una estrategia parecida e importó combustible ruso del Reino Unido con la mediación de la empresa francesa.

    Además: ¡Atrápame si puedes! Cómo las compañías occidentales eluden las sanciones

    Hace poco, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, informó sobre tres petroleros con gas natural licuado ruso que se dirigían a EEUU desde el yacimiento ruso Yamal.

    Sobre el tema: El colmo de la incoherencia: EEUU se salta sus propias sanciones y compra gas ruso

    Los expertos prevén que las importaciones crecerán en el futuro próximo, ya que el clima en EEUU se hará más extremo. Por lo tanto, en invierno hará falta más gas para la calefacción, y en verano, más energía —y, como consecuencia, más combustible— para aire acondicionados y frigoríficos.

    Al mismo tiempo, los analistas dudan que, en el corto plazo, la industria gasística de EEUU pueda satisfacer plenamente la demanda interna y aumentar las exportaciones.

    Te puede interesar: ¿Matará la guerra comercial al gas natural licuado estadounidense?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    frío, invierno, importación, gas natural, GNL, EEUU, Rusia