21:32 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Enrique Peña Nieto, presidente saliente de México

    Negociación de tratado comercial con EEUU y Canadá deja bases sólidas a México

    © REUTERS / Carlos Jasso
    Economía
    URL corto
    101

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El equipo de negociadores del Tratado entre México, EEUU y Canadá (T-MEC) deja bases sólidas al país para los próximos años, dijo el presidente Enrique Peña Nieto al hacer un balance con los titulares de Economía, Ildefonso Guajardo, y de la Cancillería, Luis Videgaray.

    La importancia del T-MEC para México es que "hoy deja bases sólidas, de estabilidad y de certeza para los inversionistas y para la generación de más empleo en los próximos años", dijo el mandatario en la evaluación celebrada en la residencia oficial de Los Pinos.

    Asimismo, afirmó que la modernización de diferentes acuerdos comerciales con otras naciones como Europa y las regiones de Asia y el Pacífico es una de las premisas centrales en las que se ha cifrado la gestión de este Gobierno en el ámbito económico (2012-2018).

    Pese a que en esos temas existen notables diferencias con su sucesor, el líder de la izquierda nacionalista Andrés Manuel López Obrador, Peña Nieto le agradeció haber hecho un frente común ante sus contrapartes de Washington y Ottawa.

    "Hago un reconocimiento al presidente electo de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador, porque mostró una gran apertura, sobre todo para poner tener con él una comunicación tan regular o tan frecuente como fuera necesario, que permitiera realmente establecer un frente común", señaló Peña Nieto.

    En ese pasaje de su balance agradeció también al jefe negociador designado por el próximo gobierno, Jesús Seade Kuri, integrante del equipo de transición.

    Temas relacionados: Organizaciones civiles critican acuerdo comercial de México con EEUU y Canadá

    El presidente manifestó asimismo su reconocimiento "a todo el sector privado por su gran compromiso con México, por la lealtad a este proyecto económico de nuestro país que hoy tiene esta ruta trazada hacia este horizonte mucho más promisorio y prometedor, gracias a lo logrado".

    En su discurso, Peña Nieto dijo uno de los ejes principales de su gestión fue "mantener la estabilidad macroeconómica, obligándonos a tomar a veces decisiones no fáciles", que no fueron tomadas con base en una agenda política o por su popularidad.

    Despolitizar la economía

    Peña Nieto añadió que desde el poder Ejecutivo "no se puede pretender tomar decisiones a partir de una agenda política, de una agenda electoral, que permita la mayor o menor aprobación entre la sociedad mexicana, sino a partir de la responsabilidad".

    La primera premisa del enfoque económico ha sido, "cuidar nuestra estabilidad macroeconómica", enfatizó Peña Nieto, exponiendo los dilemas asumidos.

    Lograr la estabilidad en las cuentas nacionales "ha significado una reforma fiscal, en su momento no muy aplaudida; elevar o liberar el precio a los energéticos, y especialmente a los hidrocarburos en enero del año pasado", una medida impopular, que generó alzas generalizadas de otros productos.

    El segundo eje fue emprender una docena de reformas estructurales en diferentes ámbitos, "para potenciar el crecimiento y tener mayores niveles de desarrollo en los próximos años", resumió

    El tercer eje consistió en impulsar "la inversión tanto pública como privada en infraestructura "que en seis años, sin precedente: "son poco más de siete puntos con respecto al Producto Interno Bruto", celebró.

    Asuntos relacionados: Nuevo acuerdo comercial de América del Norte eludió las ideas extremas de Trump

    En ese logro "ha contado muchísimo el involucramiento y la confianza del sector privado para detonar grandes proyectos", enfatizó.

    El cuarto y último renglón de la política económica fue "ponernos al día en nuestra apertura con el mundo, mediante la modernización de diferentes acuerdos", reseñó.

    La renegociación del T-MEC, 25 años después, es "el acuerdo más importante que México tiene con alguna región del mundo ", dijo felicitando por el resultado al jefe negociador, Guajardo y su sucesor Seade.

    Recordó que el acuerdo "forma parte de la apertura que México decidió tener con el mundo hace 30 años, cuando nuestro principal producto de exportación era el petróleo, las materias primas, los metales, y los minerales, que concentraban casi el 80% de nuestras exportaciones", comparado con menos del 7% actual de la industria petrolera mexicana en la economía, dominada por las manufacturas.

    Guajardo dijo a su turno que la política comercial del Gobierno saliente "sin duda, dejarán la marca más importante e histórica en este siglo XXI (…) abriendo puertas a todas las latitudes" del mundo.

    Por su parte, el canciller Videgaray recordó que "el 8 de noviembre de 2016 por la noche, el mundo asombrado entraba en una etapa de enorme incertidumbre, donde la gente se preguntaba qué iba a pasar con la elección del presidente Donald Trump, cuáles eran las consecuencias para el mundo y para los EEUU", recordó.

    El país que hereda esta administración, "a casi exactamente dos años de distancia, podemos decir que México se encuentra en una posición de renovada fortaleza", puntualizó.

    Finalmente, dijo que la estrategia negociadora permitió al presidente "actuar más allá de calendarios políticos, de los niveles de aprobación presidencial, asumiendo riesgos, tomando costos", para lograr una posición que hace menos de dos años era inimaginable, terminó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    USMCA, Ildefonso Guajardo, Luis Videgaray, Enrique Peña Nieto, Canadá, EEUU, México