14:51 GMT +314 Noviembre 2018
En directo
    Una oficina de una entidad financiera de microcréditos en Moscú

    Tasas del 842% anual: descubre la realidad financiera de Rusia

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Economía
    URL corto
    111613

    El Banco Central de Rusia está haciendo sonar la alarma: miles de entidades de microcréditos lucran descaradamente con el analfabetismo financiero de los rusos. La magnitud del desastre es increíble.

    En comparación, por ejemplo, con Florida (EEUU), donde se puede tomar solo un microcrédito, o con el Reino Unido, donde la tasa máxima es del 0,8% por día (292% anual), en Rusia casi todo es posible.

    Por ejemplo, un jubilado de la ciudad rusa de Gusinoozersk tomó 37 préstamos por un total de 1,5 millones de rublos (casi 23.000 de dólares), aunque la pensión promedio en su natal Buriatia es de 8.000 rublos (121 dólares).

    Otro ruso, un tal Vitali de la ciudad de Kirov, tomó prestados 5.000 rublos (76 dólares) para beber vodka con sus amigos después de un día laboral. Su deuda creció hasta 127.000 rublos (casi 2.000 dólares), y sus amigos se negaron a ayudarle. La mayoría de los ciudadanos de la región de Kirov se parece a Vitali: más del 60% de la población tiene deudas 'tóxicas', es decir, no pueden pagarlas con su nivel de ingresos.

    La región de Kirov es líder en Rusia por la abundancia de créditos 'tóxicos'. Le siguen las regiones de Amur, Oremburgo y tantas más.

    Según la Oficina Nacional de Historiales de Crédito, los segmentos más pobres de la población tienen la mayor carga de deuda. Probablemente se pueda decir lo mismo acerca de las regiones: cuanto más pobre es la región, mayor es la esclavitud crediticia.

    Te puede interesar: Préstamos 'gota a gota': un mal que afecta a América Latina

    En total, más de ocho millones de personas en Rusia son prestatarias de entidades de microcréditos, una cifra récord en la historia del país.

    Hay miles y miles de este tipo de entidades en Rusia. Solo en los tres primeros trimestres de este año, el Banco de Rusia detectó más de 2.000 organizaciones de microcréditos ilegales. En tanto, las legales utilizan activamente los baches en las leyes y regulaciones, la demanda del 'dinero para el hogar' y el analfabetismo financiero de los ciudadanos. 

    Te entregaremos tu crédito en una hora, Dinero rápido en 30 minutos para todos
    © Sputnik / Ilia Pitalev
    "Te entregaremos tu crédito en una hora", "Dinero rápido en 30 minutos para todos"
    Según los expertos, los rusos confunden los microcréditos y las ofertas bancarias.

    "Ellos ven anuncios bancarios y dicen: '15% al 25%'. En cambio, ven un anuncio de una entidad de microcrédito donde dice 1% al 3% y no entienden que los bancos indican un porcentaje anual, mientras que las organizaciones de microcrédito indican un porcentaje diario. Los prestatarios piensan que las tasas son mucho más bajas en estas entidades y luego firman contratos sin leerlos", explicó a KP.ru, Olga Deineko de Malina Cash.

    Préstamos desde el 0,5%
    © Sputnik / Valeri Melnikov
    "Préstamos desde el 0,5%"
    Así, un préstamo, que se toma al 3%, puede crecer hasta 1.000% por año. Hasta ahora, el nivel máximo de interés que ha podido encontrar KP.ru es de un 842% anual.

    Según los expertos, no hay tasas inferiores al 500% anual entre las organizaciones más grandes. Además, muchos prestatarios tienen que extender estos préstamos por un nuevo plazo, y como resultado, el sobrepago es aún mayor.

    ¿Para qué toman dinero prestado a tasas de interés tan insensatas? Básicamente porque "es dinero hasta el día del cobro" y porque los consumidores buscan cubrir diferentes necesidades. En Rusia se puede comprar hasta un yogur a través de un crédito.

    Del 30% al 50% de los nuevos préstamos se destinan a la refinanciación. Es muy revelador el comportamiento crediticio de los rusos: a pesar de que cuando firman un acuerdo de refinanciamiento, asumen la obligación de no tomar nuevos préstamos, según los resultados de la primera mitad de este año, casi el 40% de los clientes de la empresa Refinans tomó uno o varios préstamos adicionales.

    "Esta categoría de prestatarios es diferente. No hacen planes a largo plazo, están orientados a obtener lo que quieren aquí y ahora, por lo que recurren a los servicios de las organizaciones de microcréditos. Además, la gran mayoría de los clientes no entiende el nivel real de su propio cargo crediticio, no tiene absolutamente en cuenta sus niveles de ingresos, vive más allá de sus medios y con frecuencia toma préstamos para cerrar las deudas existentes en bancos u organizaciones de microcréditos sin pensar que tarde o temprano tendrá que pagar", explicó al diario Kommersant, Elena Apaseva de Refinans.

    Por ejemplo, uno de sus clientes, habiendo firmado un acuerdo de refinanciación, solicitó de inmediato otro crédito para viajar a la República Checa. 

    Finalmente, el Banco Central ha decidido moderar el apetito de las entidades de microcréditos: planea establecer un límite de una tasa del 1% diaria (365% anual). También obligará a las financieras a evaluar la carga de deuda de los clientes antes de entregarles el dinero.

    Además del historial de crédito, a partir de 2019, a todos los rusos se les asignará una calificación crediticia individual.

    Inicialmente, los microcréditos se otorgaron para ayudar a los pobres. El microcrédito se originó en Bangladesh. En 1976, el banquero local Muhammad Yunus comenzó a prestar pequeñas cantidades de dinero a los pobres para que pudieran comprar herramientas de producción y obtener ingresos. Más tarde recibió el premio Nobel. En Bangladesh, la tasa está reducida al 27% anual.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    préstamo, crédito, bancos, finanzas, Rusia