14:04 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Bolsa de Shanghái

    El dragón le ve las orejas a la crisis financiera: ¿puede China salvarse sin trucos?

    © AFP 2018 / Johannes Eisele
    Economía
    URL corto
    170

    La guerra comercial que inició EEUU está pasando factura a China. El gigante asiático está viendo cómo su bolsa se hunde y cómo el crecimiento se ralentiza. Así que se ha comprometido a inyectar liquidez a las empresas que cotizan en ella, igual que hizo durante la crisis de 2008. Pero hay dudas de que le salga bien de nuevo la jugada.

    Durante la crisis financiera de hace 10 años, las medidas que adoptó China lograron que el país la evitara por los pelos. Pero ahora la situación es completamente distinta a la de entonces porque son factores externos los que no le están poniendo las cosas fáciles.

    El índice Shanghai Composite de la bolsa de Shanghái cayó un 3%, hasta situarse en niveles propios de 2014. Y en términos absolutos, desde enero el mercado de valores del país ha caído un 30% con la guerra comercial de fondo. Según los datos que maneja la Dirección Estatal de Estadística de China, el crecimiento del gigante asiático se ha desacelerado durante el tercer trimestre de 2018 y los síntomas son los de la crisis financiera de 2008.

    Esto te puede interesar: El PIB de China se ralentiza hasta el 6,5% en el tercer trimestre de 2018

    Así que el Estado está recetando a la bolsa el mismo medicamento que recetó entonces: línea directa de liquidez, es decir, inyecciones de dinero a aquellas que cumplan ciertos requisitos, como comerciar en el mercado nacional.

    Durante la crisis de 2008, para evitar que su economía sufriese los envites de la crisis el Gobierno inyectó en su sistema financiero 585.000 millones de dólares, el equivalente al 12,5% de su PIB. La receta dio sus frutos: entró en el club de los países que salieron de la crisis con crecimiento positivo. El salvavidas verde se repartió entre las empresas como si de un crédito se tratase para financiar proyectos de infraestructura y la industria pesada porque ambos representaban en aquel momento la gallina de los huevos de oro del PIB chino.

    Sin embargo, la medida hizo que apareciesen excesivas infraestructuras y que hubiese sobreproducción en varios sectores industriales, lo que llevó a desequilibrios estructurales. El gigantesco crédito no se devolvió.

    Tema relacionado: ¿Afectará la guerra comercial el crecimiento del PIB mundial?

    Ahora la situación es otra bien distinta: los que la están provocando son un problema de política exterior. Por eso los métodos que hasta ahora le han funcionado a China para salvar su economía a golpe de inyección de dinero podrían no funcionar. Se hace necesario adoptar medidas más complejas, explica a Sputnik Bai Ming, un docente del departamento de investigación de mercados internacionales del Instituto de Investigación Internacional de Cooperación Económica del Ministerio de Comercio de China.

    "Es imposible salvarse sin liquidez, pero no es posible jugárselo todo a esa carta. Es fundamental inyectar esa liquidez en sectores de la economía real, que se inyecte de manera quirúrgica, y no a discreción y a cañonazos. Si no, el efecto será contraproducente", reflexiona.

    Bai añade que también resulta importante profundizar en reformas que estimulen los mercados y que mejoren el clima para los negocios. También que se agobie menos a la empresas y "darles más libertad" a la hora de administrar sus propio recursos. "Hay que consolidar las bases del mercado de valores", explica.

    El analista ha hecho hincapié en que será necesario transformar el modelo de crecimiento económico dándole más importancia a la tecnología "y no simplemente haciendo lo mismo que antes", es decir, invirtiendo capital.

    Esto quizás te interese: Fitch: las guerras comerciales reducirán el crecimiento del PIB mundial

    Sin embargo, Bai ha dejado claro que reeducar a la economía china es una carrera de fondo, si bien ha recordado que se hace urgente adoptar medidas para atajar la crisis comercial. Por ahora, a la par que se está estimulando el mercado por la vía tradicional, los reguladores han instado a los acreedores a no dejar que las acciones de empresas clave caigan. Si será o no suficiente para alejar a todos los males es una pregunta que sigue abierta.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    guerra comercial, PIB, bolsa de valores, Shanghai Composite Index, EEUU, China