Widgets Magazine
En directo
    Personas hacen fila en Argentina para comprar moneda extranjera

    Claves para entender cómo Turquía puede 'contagiar' su crisis a Argentina

    © REUTERS / Marcos Brindicci
    Economía
    URL corto
    3112

    La crisis financiera en Turquía y el desplome de la lira han retumbado fuerte en otras partes del mundo. La economía de Argentina, ya en cuidados intensivos y bajo la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI), podría verse afectada de manera significativa. Te explicamos por qué.

    Los anuncios sobre alzas de aranceles a importaciones en la llamada 'guerra comercial', las alzas previstas para las tasas de interés de la Reserva Federal de EEUU y las coyunturas económicas internas de los mercados emergentes han provocado la preocupación de los inversores.

    En los últimos días, quizás el ejemplo más claro haya sido la acelerada depreciación de la lira turca, a la luz de las declaraciones de Donald Trump acerca del incremento los impuestos aduaneros sobre el acero y el aluminio que comercia Estambul con Washington.

    A miles de kilómetros, una economía latinoamericana resiente los ecos de esta caída y aguarda con atención las repercusiones: Argentina. Hay varios puntos de contacto entre el país austral y Turquía, "dos países emergentes en una situación de riesgo creciente", muy similares "en generación de PIB", explicó a Sputnik Miguel Ponce, especialista en comercio internacional.

    Ponce, exsubsecretario de Industria y Comercio de Argentina y actual director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI, recordó que el "riesgo país" de Turquía ha escalado estrepitosamente en los últimos días, al igual que el de su país, que alcanzó el mayor nivel desde la asunción de Mauricio Macri a la presidencia en diciembre de 2015.

    En contexto: Erdogan: "Turquía no perderá la guerra económica"

    Turquía también ha visto aumentar la inflación y está en el entorno de los 16 o 17 puntos anuales, prácticamente la mitad del guarismo en la economía argentina. Para paliar la depreciación de la moneda, el Banco Central de Turquía debió colocar "entre 6.000 y 7.000 millones de dólares", recordó el experto.

    La lira llegó al mínimo histórico de 7,24 unidades por dólar, mientras que en Argentina superó los 30 pesos y rozó los 31. Esto se debe, en parte, a la corrida cambiaria que lleva a que ahorristas e inversores se refugien en monedas más seguras. Situaciones similares se dieron con el rand sudafricano y el real.

    La divisa turca se recuperó levemente tras la intervención de la autoridad monetaria. Ponce subrayó que en Argentina están "acostumbrados" a este tipo de intervenciones para frenar las oscilaciones drásticas, por ejemplo en la corrida cambiaria de mayo de 2018, que llevó a que Buenos Aires requiriera un préstamo stand-by del FMI.

    Más información: Llega a Argentina la primera misión del FMI

    No obstante, el experto consideró que en la comparación con Argentina, hay elementos en la situación turca que se deben "desdramatizar". El país sudamericano tiene un estado bastante más "delicado", particularmente en lo que respecta a la inflación, un punto vidrioso que no logra mantener a raya dentro de los rangos pactados con el FMI.

    "En la carta de intención que se firmó hace más de un mes [con el FMI], Argentina se comprometió con dos cifras claves: 29 y 32 de inflación. Con 29, interviene el staff del Fondo para dar indicaciones sobre rectificaciones de política, para detener o inclusive reducir el monto inflacionario", dijo Ponce.

    Si en términos anuales Argentina estuviera por encima de 32 puntos de inflación, "automáticamente se suspende el envío de fondos para el crédito stand-by y en lugar de trabajar el staff, quien tiene que resolver el retorno y las nuevas metas a plantear es el buró de dirección máxima del FMI".

    Con pronósticos que ubican el guarismo en el entorno del 35% y en algunos casos del 40%, "pensar en un 'waiver'", un pedido de flexibilización en los lineamientos pactados en el acuerdo por el préstamo, "no es algo alocado".

    Para evitar un empeoramiento de las situación, en las últimas horas, el Banco Central de la República Argentina debió suspender la venta diaria de dólares "hasta que las necesidades de pesos lo requieran nuevamente". Esto afecta a las subastas de dólares dirigidas a operadores mayoristas y no a minoristas. También subió la tasa de política monetaria y busca cancelar las letras del banco central a corto plazo.

    Puedes leer: Erdogan afirma que Turquía está lista para renunciar al dólar con sus socios

    "Pensando en los colegas turcos, diría que desdramaticen la situación porque lamentablemente en tenemos el caso argentino que está en una situación bastante más delicada. Ojalá en ambas economías prime la sensatez y se apliquen las medidas necesarias", dijo el experto.

    Argentina y Turquía, ¿víctimas de la guerra comercial por motivos políticos?

    No es casualidad que el desplome de la lira turca se haya dado casi en simultáneo al anuncio vía Twitter del presidente Donald Trump sobre el incremento de los aranceles en un 50% sobre el acero y en un 20% sobre el aluminio turco. El mandatario se felicitó por cómo la lira "se deslizaba cuesta abajo rápidamente" respecto al "dólar muy fuerte".

    "¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!", concluyó Trump en su tuit.

    ​Ankara y Washington, ambos socios en la OTAN, han visto aumentar sus rispideces desde la detención en 2016 del religioso estadounidense Andrew Brunson, detenido por las autoridades turcas y acusado de espionaje y participación en el intento de golpe de Estado contra Recep Tayyip Erdogan ese mismo año.

    "EEUU impondrá importantes sanciones a Turquía por la detención a largo plazo del pastor Andrew Brunson, un gran cristiano, un hombre de familia y un increíble ser humano. Está sufriendo mucho. Este hombre inocente de fe debería ser puesto en libertad inmediatamente", tuiteó Trump a finales de junio.

    ​Otros motivos de discordia para Ankara son la cooperación estadounidense con las milicias kurdas PYD/YPG en Siria y la renuencia a extraditar al predicador islamista Fethullah Gulen, residente en Pensilvania, cuyo movimiento es considerado una organización terrorista en Turquía. De acuerdo con el oficialismo turco, esta figura está detrás de la intentona de 2016.

    De este modo, subrayó Ponce, "una medida política, [EEUU] la transforma en un castigo económico". Aunque a una escala menor y con otra resolución, Argentina puede decir haber estado bajo la tenaza de Washington por no secundar sus medidas. Por ejemplo, recordó Ponce, 48 horas después de la visita del vicepresidente Mike Pence al país, se anunciaron nuevos aranceles sobre el acero, el aceite de soja y el biodiesel procedente del país austral.

    En su reunión con Macri, se cree que Pence realizó una "insinuación" sobre "un consenso en la región para intervenir militarmente en Venezuela". El presidente argentino se negó, tras lo cual aparecieron las nuevas medidas aduaneras. La negociación diplomática y la postura del resto de los países permitieron recular en el alza de algunos de los aranceles.

    ¿Cómo se puede ver afectada Argentina comercialmente?

    La aplicación de aranceles sobre el acero y el aluminio de China puede afectar a la producción local argentina, de momento que al no poder colocar su producción, se generan excesos de stock y, por lo tanto, los países deben buscar otros mercados para colocarlos. En consecuencia, también cae el precio internacional de estos 'commodities'.

    Grandes empresas argentinas como Siderar (acero) o Aluar (aluminio) pueden ver cómo la competencia china o turca entra a Argentina a precios muchos menores, mientras que también compiten fuera de fronteras.

    "Argentina se encuentra en una posición de vulnerabilidad mayor que otras regiones, porque tiene una agenda de competitividad más atrasada, porque está en una situación de riesgo país que agrega márgenes y grados de vulnerabilidad que otros países no tienen", evaluó Ponce.

    Además:

    ¿Matará la guerra comercial al gas natural licuado estadounidense?
    China está preparada para una larga guerra comercial con EEUU
    Etiquetas:
    cambios, corrida, peso argentino, dólar, lira turca, Banco Central de Argentina, OTAN, Donald Trump, Mauricio Macri, Recep Tayyip Erdogan, EEUU, Turquía, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik