En directo
    El cosecho de trigo en la región de Novosibirsk

    ¿A qué países 'alimenta' Rusia con su trigo?

    © Sputnik / Alexandr Kryazhev
    Economía
    URL corto
    6340

    Ya no es ninguna sorpresa que el trigo sea uno de los productos que más exporta Rusia, superado solo por los hidrocarburos. En los años 2016 y 2017, Rusia ocupó el primer lugar del mundo en volumen de exportaciones de trigo, y su liderazgo se mantendrá en 2018.

    El blog colectivo ruso Sdelanounas, dedicado al análisis y promoción de los logros del país, ha analizado las estadísticas oficiales para descubrir a quién Rusia abastece con sus vastas cosechas de trigo.

    Norte de África

    El Norte de África ocupa habitualmente el primer lugar en la lista de las regiones importadoras de trigo ruso gracias esencialmente a Egipto. En 2017, Rusia le entregó una cantidad récord de 7,8 millones de toneladas de trigo.

    Libia también es receptora de unas entregas sostenidas de trigo ruso —un 20-35% de las exportaciones directas mundiales—, situación que también se da con Marruecos —un 10-15% de las importaciones totales— y Túnez —un 5-15%—.

    África subsahariana

    El segundo destino más importante del trigo de Rusia en 2017 fue el África subsahariana.

    Rusia comenzó a expandir su mercado por la región a mediados de los 2000 desde los países del África oriental (Kenia, Tanzania, Sudán y otros). A principios de la década de 2010 sus ventas llegaron a África del Sur y luego se extendieron hasta África occidental, desde Senegal hasta Angola.

    El único gran importador en el África subsahariana, según los estándares mundiales, es Nigeria, aunque Rusia exporta trigo a gran escala en términos absolutos a solo a cinco países de la región: Nigeria, Sudán, Sudáfrica, Kenia y Tanzania. No obstante, el trigo ruso es protagonista en casi todos los países del continente.

    Oriente Medio

    En lo que respecta a Oriente Medio, Rusia abastece de trigo a Turquía, los países del Mediterráneo Oriental, Irán y Yemen desde mediados de la década de los 2000.

    Dos compradores clave en la región, Turquía e Irán, son a su vez grandes productores de trigo pero con cosechas inestables, por lo que los suministros a la región experimentan fluctuaciones significativas.

    Turquía es de forma repetida el segundo mayor importador de trigo ruso después de Egipto: El Cairo compra 2,5-3 millones de toneladas por año y Rusia cubre un 60-70% de sus importaciones.

    El segundo importador más importante de Rusia en la región es Yemen. Desde hace años ha importado unos 0,7-1 millones de toneladas de trigo por año, mientras que en 2017 las entregas alcanzaron los 1,4 millones de toneladas.

    Más: Rusia avanza en el largo camino hacia su no dependencia del petróleo

    El tercer mayor comprador es Irán, pero su demanda varía mucho: algunos años es uno de los principales importadores mundiales mientras que otros prácticamente no compra.

    La cuenca del Pacífico

    El mercado de la cuenca del Pacífico fue uno de los primeros en los que Rusia entró con grandes volúmenes de trigo.

    A mediados de los 2000 Bangladés, India y luego Pakistán estuvieron entre los principales compradores de trigo ruso.

    Pero la situación en la región cambió, la India alcanzó la autosuficiencia en este mercado y durante algún tiempo incluso exportó trigo, lo que hizo que los suministros a esta zona de Asia se redujeran considerablemente. Sin embargo, se reanudaron en 2015 en las mismas cantidades.

    A partir del 2013 las exportaciones estables al Sudeste asiático no han hecho más que aumentar.

    Comunidad de Estados Independientes (CEI)

    En la CEI —compuesta por diez de las quince exrepúblicas soviéticas— Rusia abastece a Transcaucasia: Azerbaiyán (1,2 millones de toneladas por año), Georgia (0,5 millones de toneladas) y Armenia (0,3 millones de toneladas).

    Kazajistán solía competir con Rusia en esta región, pero durante los últimos tres años Rusia cubre casi el 100% de las importaciones de estos países. Ocasionalmente, Bielorrusia compra también grandes lotes de trigo ruso.

    América

    El trigo ruso también está presente en el continente americano.

    El volumen de exportaciones de trigo ruso más alto es a México: hasta 500.000 toneladas por año (5-10% de las importaciones).

    En cuanto a los porcentajes destacan las entregas a Nicaragua —un 50-80%— y Haití, con hasta la mitad de sus importancias de trigo procedentes de Rusia.

    En 2017 el país euroasiático comenzó a enviar trigo a Venezuela y pasó a ocupar la cuarta parte del mercado local.

    Más: Gigante latinoamericano abre sus puertas al 'oro amarillo' ruso tras una década de discrepancias

    Europa

    En el Viejo Continente el principal comprador es Albania. Un 70% de las importaciones de trigo a este país son cubiertas por Rusia. Unos volúmenes notables si los comparamos con los de otros países mediterráneos como Grecia, Italia y España.

    A pesar de ello, Rusia es incapaz de ocupar una gran parte del mercado europeo debido al complejo sistema de cuotas y aranceles de la UE y a que es ella misma una exportadora importante de este producto. Es por eso que Moscú se concentra en las áreas donde su trigo tiene demanda.

    Además:

    México le da la espalda a Trump y opta por el trigo de Rusia
    Representantes de Rusia y Colombia discuten los envíos de trigo ruso
    Rusia eleva en un 60% sus exportaciones de trigo en los primeros tres meses de 2018
    Rusia exporta ya más trigo que cualquier otro país
    Etiquetas:
    trigo, exportaciones, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik