22:45 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Las torres Nabatnaya, Konstantino−Eléninskaya y Spásskaya de Kremlin de Moscú

    ¿Debería Rusia darle las gracias a Europa por las sanciones?

    © Sputnik / Natalia Seliverstova
    Economía
    URL corto
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)
    12351

    Cuatro años después de la imposición de las sanciones antirrusas por su reunificación con Crimea, uno de los institutos de estudios políticos, económicos y sociales más influyentes de Europa, Eurispes, realizó un análisis con el fin de determinar quién sufrió el mayor impacto de las medidas restrictivas: ¿la UE o Rusia?

    Según el analista de Eurispes, Paolo Greco, la Unión Europea está lejos de lograr su objetivo en la 'guerra' de las sanciones contra Rusia, puesto que "Crimea está bajo control ruso y parece poco probable que la situación cambie".

    Mientras tanto, gracias al embargo alimentario, Moscú pudo fortalecer su economía y desarrollar nuevas industrias, subrayó el experto en una entrevista con Sputnik.

    Las sanciones y los embargos que afectaron la exportación de ambas partes ya les costaron 100.000 millones de euros a Rusia y a la UE y afectaron a todos los sectores cuyos productos cayeron bajo las restricciones.

    Tema relacionado: ¿Cómo ha beneficiado a Rusia el embargo alimentario?

    De acuerdo con la Confederación italiana de productores agrícolas (Coldiretti), Italia sufrió pérdidas dobles: las directas del embargo y las indirectas que afectaron la imagen del país.

    "Por supuesto, la imagen de Italia fue dañada. Desafortunadamente, cada vez es más frecuente el fenómeno del 'nombre a la italiana'. Y va creciendo a expensas de las exportaciones de productos italianos originales. Si se levantan las sanciones y se levanta el embargo, será difícil recuperar la parte perdida del mercado. Y será especialmente difícil volver a enseñar al consumidor el verdadero producto italiano".

    A pesar de las dificultades, Italia logró encontrar una alternativa al mercado ruso. Coldiretti analizó los datos del Instituto italiano de estadísticas Istat, y resultó que la exportación de productos italianos en 2017 aumentó en un 7% y alcanzó los 41.000 millones de euros.

    Además: El nuevo Gobierno de Italia buscará poner fin a sanciones contra Rusia

    "Los productos italianos son muy apreciados en el extranjero. Alrededor de un tercio de todas las exportaciones se destina a EEUU y a China. Las exportaciones a Japón, Canadá e incluso a Rusia están creciendo en aquellas industrias que no cayeron bajo el embargo. 'Hecho en Italia' es un sinónimo de calidad, que cada vez se valora más en el extranjero".

    En cuanto a otros sectores como, por ejemplo, el ganado y el procesamiento de metales, incluso aparecieron nuevas oportunidades. El apoyo al capital extranjero y el crecimiento de la producción atrajeron un flujo de inversión de muchas empresas europeas, lo que benefició tanto a la UE, como a Rusia, observó Paolo Greco.

    "Las exportaciones realmente están creciendo, e Italia está recuperando gradualmente su participación en el mercado ruso. Por supuesto, esto se debe también al crecimiento de la economía y el poder adquisitivo en Rusia", agregó.

    Según el analista, las exportaciones en las industrias que no cayeron bajo el embargo están creciendo y acercándose a los volúmenes de la época previa a las sanciones. Por el contrario, en caso de las industrias afectadas por el embargo, la situación es diferente.

    Más: El sector de frutas y hortalizas de la UE no logra recuperarse del embargo ruso

    "Ante todo, las empresas, que operan en estos sectores, deben entender si es posible recuperar la parte perdida de mercado. Los productores de frutas y verduras lo tienen complicado, puesto que ha aumentado la producción de estos alimentos en Rusia", analizó el experto.

    Algunos analistas aseguran que Rusia no se ve afectada por las sanciones, sino, al contrario, que el mercado interno del país comenzó a desarrollarse, al igual que la marca 'hecho en Rusia'. Además, afirman que debido al auge de la producción local, Rusia no sufrió pérdidas materiales. No obstante, Greco insistió en que "Rusia no debe darle las gracias a nadie por las sanciones".

    "Rusia es un gran país con un peso político importante, pero todavía débil en muchos aspectos de la economía. Cada país está interesado en desarrollar su mercado interno. Creo que es lo que buscan las medidas como el embargo y el apoyo al capital extranjero", opinó el interlocutor de la agencia.

    Sin embargo, según el analista europeo, "tampoco se puede afirmar que Rusia no ha sufrido ninguna pérdida. Por un lado, están las sanciones impuestas por la Unión Europea, por otro lado, la dependencia de la economía rusa de los precios del petróleo, que de repente se derrumbaron. Según el FMI, se pronosticaba la recesión de la economía rusa en caso de una caída de los precios del petróleo. Las sanciones, a su vez, solo agregaron más tensión, pero, por supuesto, no fueron la causa principal", explicó.

    Asunto relacionado: El impacto real de las sanciones occidentales contra Rusia

    Las sanciones resultaron ineficientes para alcanzar los objetivos establecidos originalmente por la UE, lo que queda confirmado por los datos del análisis de Eurispes.

    A menudo, los políticos italianos declaran que las sanciones antirrusas de la UE no tienen sentido y deben levantarse inmediatamente. Sin embargo, hasta la fecha, nada ha cambiado.

    "Las relaciones diplomáticas y económicas entre Rusia e Italia son excelentes, pero Italia es parte de la UE, es uno de los países fundadores de la UE. Por lo tanto, es posible que en el futuro sus intereses específicos como país sean diferentes a la política de la Unión Europea", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)
    Etiquetas:
    beneficios, embargo alimentario, producción, economía, sanciones, UE, Italia, Europa, Rusia