05:37 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Supermercado (imagen referencial)

    ¿Cómo ha beneficiado a Rusia el embargo alimentario?

    CC0 / Pixabay
    Economía
    URL corto
    0 320

    Hace cuatro años que el Gobierno ruso impuso el embargo sobre el suministro de algunos alimentos de EEUU, Europa, Canadá, Australia y Noruega. El columnista de Sputnik Maxim Rúbchenko explica qué efecto positivo han tenido las medidas.

    EEUU y la UE aplicaron sanciones en 2014 contra algunas personas y empresas rusas e incluso contra varios sectores de la economía del país.

    Como medida de respuesta, las autoridades rusas restringieron las importaciones de alimentos de los países occidentales. Al mismo tiempo, el Gobierno se encargó de estimular la agricultura nacional con el fin de reemplazar la mercancía importada.

    Como consecuencia, la producción de frutas, verduras, quesos, carne y productos lácteos aumentó considerablemente durante los cuatro años. Según los cálculos del Financial Times, en 2013 Rusia importaba un 35% de los alimentos, mientras que ahora la cifra se redujo hasta un 20%.

    Los productores de carne de ave y de cerdo fueron los primeros en reaccionar a la nueva situación. Durante el primer año del embargo alimentario, la producción de carne de ave aumentó alrededor del 10% y sigue mejorando su índice hasta ahora.

    Además: Las exportaciones agroalimentarias de la UE a Rusia crecen un 16% en 2017

    En cuanto a la producción de carne de cerdo, este sector obtuvo un total de 200.000 millones de rublos —3.140 millones de dólares— de inversiones. Se prevé que en 2018 la inversión en ganado porcino aumente un 12-13%.

    La producción de cereales también aumentó considerablemente su volumen. En 2016, Rusia pudo adelantar a EEUU, y en 2017, a la Unión Europea, convirtiéndose en el mayor productor de cereales en el mundo. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos calculó que el país euroasiático controla un 22% del mercado mundial del trigo, seguido por la UE y EEUU, con un 14% y un 13% respectivamente.

    Debido a su buena calidad y precio asequible, los cereales rusos van conquistando cada vez mayor mercado. Así, en otoño del 2017, Washington se vio obligado a cerrar la oficina comercial de la Asociación del Trigo de EEUU en Egipto debido a la caída de los precios de este cereal en el país norteamericano, propiciada por la cosecha récord de cereales en Rusia.

    En total, actualmente Rusia suministra trigo a 143 países, mientras que tanto EEUU como Europa se encuentran con una seria competencia.

    Sobre el tema: La cosecha récord de trigo en Rusia, ¿una amenaza para EEUU?

    Los éxitos del sector agrícola favorecen al desarrollo económico del país y satisfacen a las necesidades de los consumidores. Es decir, los granjeros se esfuerzan para que la población pueda disfrutar de los productos que anteriormente se importaban de otros países.

    "Una vez impuestas las sanciones, nos resulta más fácil promover y vender nuestros productos. La política de sustitución de importaciones permitió que aumentáramos nuestra presencia en las tiendas, puesto que los competidores extranjeros abandonaron el mercado", contó a Sputnik Alexandr Stártsev, jefe de marketing de la compañía Umalat, uno de los principales productores de quesos rusos.

    La situación del sector agrícola sirvió de ejemplo para otros ámbitos industriales que también empezaron a aplicar una política de sustitución de importaciones.

    "Las sanciones occidentales mostraron a Rusia que no se debe contar solamente con la tecnología ajena, ya que se puede perder en cualquier momento", indicó el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

    El diplomático agregó que Rusia saludaría el levantamiento de sanciones, pero de todas maneras puede aprovechar la oportunidad de desarrollar su propia industria.

    Cada vez más políticos occidentales reconocen que las sanciones antirrusas no tuvieron mucho éxito y en algunas ocasiones hicieron aún más daño a los fabricantes extranjeros, en particular, europeos.

    En efecto, Polonia perdió 1.100 millones de dólares, Austria, 852 millones y Países Bajos, 794 millones. Además, las medidas recíprocas occidentales privaron a Europa de alrededor de 400.000 puestos de trabajo. A este respecto, varias fuerzas políticas europeas abogan por el levantamiento de las sanciones.

    Tema relacionado: Italia pierde siete millones de euros cada día por las sanciones antirrusas

    Pese a ello, el 5 de julio, la UE prorrogó las medidas restrictivas por un plazo de seis meses. Por su parte, el mandatario ruso, Vladímir Putin, prolongó el embargo alimentario hasta finales del 2019.

    El jefe de marketing de la compañía Umalat concluyó que si la mercancía extranjera vuelve al mercado ruso, de todas maneras se enfrentará con una fuerte competencia de los alimentos locales, que ahora mismo llenan las tiendas.

    Te puede interesar: Casi la mitad de los estadounidenses califica de "ineficaces" las sanciones antirrusas

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Moody's reconoce que Rusia es capaz de resistir a las posibles sanciones de EEUU
    Rusia exporta ya más trigo que cualquier otro país
    El impacto de las sanciones rusas a la alimentación fue "muy grave" en España
    Otro efecto positivo de las sanciones antirrusas de EEUU
    "Dos tercios de todas las sanciones impuestas en el mundo no surtieron efecto"
    Etiquetas:
    alimentos, supermercado, embargo, sanciones, Rusia