Widgets Magazine
En directo
    Una planta de licuefacción de gas natural

    Destinado al fracaso: ¿por qué EEUU perderá el mercado de gas de Europa?

    © Sputnik / Alexei Druzhinin
    Economía
    URL corto
    5330

    Washington está poniendo todos sus esfuerzos en obligar a los países europeos a adquirir su gas natural licuado (GNL), si bien las exportaciones estadounidenses con destino a Europa siguen siendo muy pequeñas. Mientras tanto, la compañía rusa Gazprom está incrementando sus suministros de gas al Viejo Continente.

    El GNL de EEUU fluye a Asia

    Según los datos de la agencia S&P Global Platts, los precios del GNL han alcanzado su pico máximo esta primavera. Este auge ha sido provocado por el aumento de la demanda por este tipo de combustible en Corea del Sur, Japón y China.

    Hay que destacar el incremento explosivo de la demanda de suministros de gas natural licuado. China ha aumentado el 46% de sus importaciones de GNL en el último año. Australia, Catar y Malasia son los principales suministradores de gas natural licuado al gigante asiático. 

    EEUU empezó a emprender los primeros pasos para abrir el mercado del país asiático en abril de 2018. Este mes el país norteamericano envió el primer lote de GNL a China a bordo de un buque que pasó a través del reconstruido canal de Panamá. 

    A pesar de la guerra comercial que arreció entre ambos países hace escasas fechas, las autoridades chinas decidieron no gravar con aranceles elevados las importaciones de GNL.

    También: China promete respuesta simétrica a posibles nuevos aranceles de EEUU

    Europa ignora el gas estadounidense

    De acuerdo con los analistas entrevistados por Sputnik, el incremento de suministros de GNL a Asia puede contribuir a que Gazprom consolide sus posiciones en el mercado de gas europeo.

    "China está absorbiendo el gas natural licuado y arrancando ciertos volúmenes a los importadores europeos", aseveró el vice director general del Fondo de Seguridad Energética Nacional de Rusia, Alexéi Grivách. 

    En 2017, EEUU suministró a Europa 2.750 millones de metros cúbicos de GNL. Ese mismo año, Rusia exportó al Viejo Continente 194.400 millones de metros cúbicos de gas natural.

    El analista principal de la Fundación para la Seguridad Energética Nacional de Rusia, Ígor Yushkov, considera que el principal problema del gas estadounidense no radica en las posibilidades de los productores de EEUU, sino en el hecho de que la demanda de este producto en Europa es muy baja.

    Más: ¿Por qué el gas ruso está 'más de moda que nunca' en Europa?

    "A veces la demanda era tan baja que un solo tanque podía descargar en dos países distintos. Los principales compradores del gas estadounidense en Europa son Portugal y España, países a los que Rusia no vende su combustible azul, dado que sus gasoductos no llegan hasta allí. En cuanto a Polonia y Lituania, EEUU suministra su gas a estos países por razones políticas", explicó el experto.

    Además:

    China está armándose con portaviones para jugar a la guerra comercial con EEUU
    China defenderá sus intereses y las reglas del comercio mundial
    EEUU aplicará aranceles de 25% a las tecnologías importadas desde China
    Etiquetas:
    suministros, gas, Europa, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik