En directo
    Banderas de México y EEUU (archivo)

    Las posibles víctimas de la guerra comercial entre México y EEUU y las ventajas para Rusia

    © REUTERS / Chris Wattie
    Economía
    URL corto
    1170

    Las relaciones entre los miembros del TLCAN cada vez son más difíciles. EEUU impuso aranceles al acero y al aluminio, México y Canadá, por su parte, le respondieron con aranceles a importaciones de varios productos siderúrgicos y agrícolas. Sputnik explica a qué podrían llevar estas guerras comerciales y qué beneficios podría traer a Rusia.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, hace mucho tiempo advirtió sobre su intención de revisar el acuerdo del TLCAN, que en 1994 revirtió todas las barreras comerciales entre EEUU, Canadá y México. Uno de los puntos principales de su programa prelectoral fue la reducción del saldo negativo del comercio exterior. Según Trump, con México, el desequilibrio se acerca a 60.000 millones de dólares. Además, el presidente acusó a los mexicanos de usar el TLCAN para hacerse con los puestos de trabajo en EEUU.

    Además: Analistas mexicanos: guerra comercial de EEUU defiende intereses de entorno de Trump

    En abril el presidente norteamericano amenazó a México en uno de sus numerosos tuits.

    "México está haciendo muy poco, por no decir NADA para evitar que la gente llegue a México a través de su frontera sur y, luego, a Estados Unidos. Se ríen de nuestras tontas leyes de inmigración. Tienen que acabar con la gran droga y el flujo de gente o voy a acabar con el TLCAN. ¡NECESITAMOS UN MURO!", escribió.

    ​El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray Caso, le respondió, también con un tuit: "México decide su política migratoria de manera soberana, y la cooperación migratoria con EEUU ocurre por así convenir a México. Sería inaceptable condicionar la renegociación del TLCAN a acciones migratorias fuera de este marco de cooperación".

    El 1 de junio Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio a varios países, México y Canadá entre otros, de hecho, anulando "los acuerdos horribles" de TLCAN, como él mismo los califica. Según el presidente norteamericano, en vez de eso EEUU necesita elaborar acuerdos bilaterales con estos países, es decir, romper el TLCAN en dos. Sus exaliados expusieron sus protestas.

    Tema relacionado: México impondrá medidas equivalentes ante los aranceles de EEUU en acero y aluminio

    Las posibles víctimas de la guerra comercial

    Washington fue el primero en apretar el gatillo y ahora recibe ataques de represalia. Canadá, el mayor proveedor de acero de EEUU, anunció la semana pasada los aranceles a las importaciones de productos estadounidenses, incluidos whisky, zumo de naranja, acero, aluminio y otros productos, que cubren 12.800 millones de dólares.

    En México, la Secretaría de Economía anunció que en respuesta a las "medidas proteccionistas" de EEUU, desde el 1 de junio su país impone "medidas equivalentes" a lámparas, patas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos.

    Según varios expertos, con esta decisión Ciudad de México golpeará principalmente a los estados agrícolas de EEUU donde en otoño se celebrarán elecciones para el Congreso. Y el golpe será significante dado que solo los productores estadounidenses de carne de cerdo suministran a México sus productos por un valor de mil millones de dólares al año.

    Pero los problemas para EEUU no se limitan a esto. Después de que el TLCAN se firmara, las compañías estadounidenses, atraídas por los bajos impuestos y salarios en México, comenzaron a transferir la producción allí.

    Como resultado, en los estados del norte de México, fronterizos con EEUU, fueron construidos varios miles de empresas, orientadas al mercado estadounidense, las maquiladoras, que son las compañías que importan materiales sin pagar aranceles y cuyos productos se comercializan en el país de origen de la materia prima. En México las maquiladoras producen automóviles, electrodomésticos y productos electrónicos, ropa y muchos otros productos.

    La abolición del TLCAN significa que la mayoría de las maquiladoras se cerrarán. Eso afectará a la economía de México, pero los estadounidenses también se enfrentarán con varias dificultades, perderán bienes mexicanos baratos y sus gastos aumentarán drásticamente.

    Además, decenas de miles de mexicanos, que en caso de cierre de las maquiladoras perderán sus trabajos, podrían migrar ilegalmente a EEUU.

    Rusia, en la mira de México

    En el contexto de la crisis del TLCAN, México busca nuevos socios comerciales en otras partes del mundo, incluido el continente euroasiático. En este caso, Rusia es una de las contrapartes más prometedoras.

    Así, hace una semana una delegación de la Cámara de Diputados visitó Moscú. Uno de los temas clave de la reunión con las autoridades locales fueron las perspectivas de aumentar el comercio entre ambos países. En América Latina México ocupa el segundo lugar por el volumen de comercio con Rusia, después de Brasil.

    El presidente de la Cámara de Diputados de México, Edgar Romo García, que encabezó la delegación, se refirió en una conversación con su homólogo ruso, Viacheslav Volodin, a la necesidad de estrechar los lazos de cooperación entre las naciones y condenar las políticas proteccionistas que "imponen barreras comerciales y restringen las relaciones económicas entre los países". Durante el encuentro también fue planteado el tema de suprimir el régimen de visados entre México y Rusia.

    Más: Senado mexicano: economías de México y Rusia se complementan

    García también aseguró que México apoyará la solicitud de Rusia de acoger la exposición EXPO-2025 en la ciudad de Ekaterimburgo.

    Uno de los acontecimientos importantes para el desarrollo de las relaciones bilaterales es la apertura de un centro permanente de negocios y exposiciones de México en Moscú, que está programado para el 11 de junio.

    "Es el proyecto más importante en la historia de las relaciones comerciales entre México y Rusia con la participación de distintos estados y empresas privadas mexicanas", subrayó Alatorre.

    El embajador de Rusia en México, Eduard Malayán, había afirmado que el intercambio comercial entre los dos países superaría los 2.500 millones de dólares al cierre de 2018 (en 2017 ese indicador fue de 1.700 millones de dólares).

    El diplomático detalló que Rusia incrementó las compras de productos agrícolas a México (particularmente de frutas y vegetales que no crecen en Rusia) mientras México incrementó las compras del grano ruso. Además, la petrolera rusa LUKoil obtuvo el derecho a la explotación de dos campos petroleros durante las licitaciones abiertas en México, agregó el embajador ruso.

    Además:

    México reivindica en el SPIEF su disposición de abrir mercados junto a Rusia
    El TLCAN tiene los días contados (aunque puede que no)
    Trump rompe con Europa por Irán, Jerusalén, el comercio, el cambio climático, la OTAN y el euro
    Presidente del Senado de México destaca la cooperación parlamentaria con Rusia
    Etiquetas:
    guerra comercial, comercio, EEUU, México, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik