En directo
    Mauricio Macri, presidente de Argentina

    Argentina, otra vez al fondo: la decisión de volver al FMI devuelve al país 12 años atrás

    © REUTERS / Rodrigo Garrido
    Economía
    URL corto
    14518

    En una polémica decisión que causó una lluvia de críticas, el presidente argentino, Mauricio Macri, decidió volver a negociar con el FMI para pedir financiamiento. Sputnik explica a sus lectores qué significa esta medida en un país donde el dólar no da tregua.

    "Vamos a comenzar hoy mismo a trabajar en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional", anunció el presidente Mauricio Macri este miércoles 8 de mayo, en medio de las turbulencias desatadas por una huida de capitales que no se detiene.

    En las últimas dos semanas el peso argentino tuvo una brusca devaluación. El dólar subió de 20,50 a 23,50 y ninguna de las medidas del Gobierno ha logrado frenar la corrida cambiaria que arrastró a la baja todas las acciones de las empresas argentinas y que comienza a afectar seriamente la economía del país.

    En su mensaje, Macri  reconoció que Argentina es "uno de los países del mundo que más depende del financiamiento externo". Según Clarín, el Gobierno pedirá "por lo menos 30.000 millones de dólares" de préstamo.

    Durante los primeros dos años de mandato de Macri, el país tuvo un amplio financiamiento del exterior, pero ahora se enfrenta a un cambio de clima internacional, con la suba de las tasas de interés y el aumento del petróleo, que hacen cada vez más difícil y caro encontrar fondos para solventar el pesado déficit fiscal y de cuenta corriente.

    La noticia de que el país vuelve a golpear a las puertas del organismo internacional fue recibida con cautela y críticas de expertos y economistas, que lo ven como un fracaso del plan gradualista adelantado por la administración Macri hasta ahora.

    Miguel Zielonka, director asociado de la consultora Econviews, dijo a Sputnik que la decisión del Gobierno obedece al "enrarecimiento de las condiciones internacionales, que afectan a todos los países emergentes", a lo cual se suman las "particularidades de Argentina, que la hacen más vulnerable".

    Para Zielonka, esta medida es "mucho más enérgica" que las anunciadas hasta ahora para intentar contener la crisis cambiaria y la huida de los capitales extranjeros de las últimas semanas.

    "Es una decisión razonable porque había que evitar un contagio mayor a la economía real y al mercado de crédito", opinó Ziekonka, quien reconoce que este es el "plan B" del Gobierno, aunque todavía no se sabe cuáles serán los términos del posible acuerdo con el FMI, las condiciones, los plazos y los montos.

    La decisión vuelve a revivir en amplios sectores sociales el temor a los estallidos de diciembre de 2001, cuando la crisis económica forzó la renuncia del presidente Fernando de la Rúa. "Recurrir al FMI va a tener un costo político porque la ciudadanía recuerda la crisis de 2001, cuando Argentina estaba bajo un programa de supervisión del FMI", señaló Zielonka.

    El país se desprendió de la tutela del organismo internacional en 2006, cuando el Gobierno de Néstor Kirchner canceló la totalidad de la deuda con el Fondo y desde entonces no volvió a ser supervisado por las autoridades del FMI.

    Martín Redrado, expresidente del Banco Central, consideró la medida como "un paso atrás".

    ​Para el economista José Luis Espert, se trata del "fracaso del gradualismo".

    ​Alejandro Vanoli, expresidente del Banco Central, fue más duro: "Pan para hoy, hambre para mañana", escribió en su cuenta de Twitter.

    Además:

    Argentina inició conversaciones con el FMI para obtener financiamiento (vídeo)
    Calificadoras de riesgo bajan perspectiva de Argentina
    Dólar en Argentina: "Los motivos domésticos son la pólvora y los externos la chispa"
    Etiquetas:
    financiamiento, deuda, Fondo Monetario Internacional (FMI), Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik