En directo
    Logo de Rosatom

    Rosatom promete la "seguridad absoluta" en la planta nuclear más septentrional del mundo

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Economía
    URL corto
    0 130

    La construcción de la primera planta de energía nuclear flotante en Chukotka, en el Extremo Oriente de Rusia, recibió luz verde a principios de 2018.

    La central va a convertirse en la planta de energía nuclear más septentrional del mundo. Su lanzamiento está programado para finales de 2019.

    "Es el primer proyecto de varias unidades de bajo consumo portátiles transportables. No tiene parangón en el mundo. Rusia ya está terminando el trabajo en la unidad de potencia flotante de insignia de la Akademik Lomonosov", comenta a Sputnik Mijaíl Yevguéniev, gerente del proyecto y empleado de la empresa Atomenergomash, que forma parte de la corporación Rosnano.

    El proyecto tiene una capacidad eléctrica máxima de más de 70 MW e incluye dos instalaciones de reactor KLT-40S. La base estará en la ciudad de Pevek, en Chukotka. La estación está diseñada para garantizar la sustitución de las capacidades de la central nuclear Bilibino, que se está quedando fuera de servicio.

    El objetivo principal del proyecto es crear una fuente de energía eficiente y segura para garantizar el suministro de calor y energía durante todo el año a los consumidores en áreas del Extremo Oriente.

    "Las centrales nucleares flotantes son una fuente de energía prometedora, muy eficaz para áreas remotas y difíciles de alcanzar, donde hace falta energía durante un período limitado, por ejemplo para trabajos de construcción. Una vez que se complete la construcción, el bloque flotante se puede transportar a otro lugar de operaciones", expone Yevguéniev.

    Además, las unidades de potencia flotantes se usarán en regiones en desarrollo y lejos de las redes eléctricas centrales, y no solo producirán electricidad, sino también calor y agua fresca, destaca el experto.

    Asimismo, en el futuro puede actuar como fuente de energía para grandes instalaciones industriales que consumen cantidades de energía significativas y que, de momento, cubren sus propias necesidades de electricidad mediante la generación de diésel, en particular en la industria minera. Esto le abre a Rusia posibilidades para la exportación, por ejemplo, a Indonesia, Vietnam, Sudáfrica, Ghana, México, Brasil, Perú, Chile y otros países.

    Las unidades de potencia flotantes se pueden adaptar a diferentes condiciones climáticas, tanto al clima frío del extremo norte como al tropical cálido, y todo ello sin menoscabo a su seguridad. Esto es especialmente importante para los países con alta actividad sísmica y las amenazas de un tsunami. Su potencia también se puede adaptar a los requisitos del cliente, dependiendo de los ciclos de consumo de energía requeridos, como día-noche o invierno-verano.

    Las unidades de potencia flotantes están completamente protegidas de los efectos de los fenómenos meteorológicos adversos, aseguró Yevguéniev, siendo totalmente seguras para los humanos y el medio ambiente incluso en el caso de un accidente como el que tuvo lugar en Fukushima 1 en el 2011.

    Además:

    Putin y Erdogan dan luz verde a la construcción de la primera central nuclear de Turquía
    Rosatom examina construcción posible de central nuclear en Namibia
    La corporación rusa Rosatom estudiará construir una central nuclear en Sudán
    Riad elegirá al país que construirá su primera central nuclear
    Rusia y Sudán firman acuerdo sobre la construcción de una central nuclear en el país africano
    Etiquetas:
    construcción, proyecto, planta nuclear, energía nuclear, energía, Rosnano, Chukotka, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik