Widgets Magazine
07:17 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    Un trabajador opera válvulas en el campo petrolífero de Qurna Occidental cerca de la ciudad de Basra, Irak

    China le gana la batalla a EEUU por el crudo iraquí

    © AP Photo / Nabil al-Jourani
    Economía
    URL corto
    11821
    Síguenos en

    Tras el fin de la guerra de Irak China se ha convertido en el mayor importador de crudo iraquí. Los expertos entrevistados por Sputnik explicaron cómo el país asiático frustró los planes de EEUU de tomar bajo su control la industria petrolera de Irak.

    Hace 15 años, el 20 de marzo de 2003, las fuerzas de EEUU y las de la coalición antiiraquí lanzaron una operación militar contra el país.

    Objetivos y consecuencias de la guerra

    Con su operación, EEUU buscaba obtener el control sobre la extracción y las exportaciones de crudo de Irak, además de privar a China del acceso libre a las riquezas naturales de este país árabe.

    Los resultados de la guerra demostraron que Washington no había podido alcanzar sus objetivos. Por otra parte, China se convirtió en el principal importador de crudo iraní.

    Actualmente, Pekín compra más de la mitad del oro negro que se extrae en Irak y casi todas las grandes empresas de China trabajan en los yacimientos iraquíes.

    ¿Cómo pudo ganar la batalla China?

    Pekín pudo imponerse a EEUU por el control del crudo iraquí porque no trató de interferir en los asuntos internos de Irak, opina Ígor Shatróv, director del Instituto Nacional de Desarrollo de Ideología Moderna.

    "China aplica una política bastante confortable [en Irak]: se dedica solo a asuntos relacionados con el crudo y no trata de sacar tajada de las discrepancias entre Irak y el Kurdistán iraquí", aseveró Shatróv en declaraciones a Sputnik.

    Según Shatróv, China no teje intrigas para controlar los yacimientos petroleros en el Kurdistán y esta es la razón por la que las empresas petroleras chinas penetran con tanta facilidad en Irak.

    "Proponen condiciones ventajosas, no quieren conseguir altos ingresos. Esta táctica conviene a sus socios de Irak", enfatizó el politólogo.

    El interlocutor de Sputnik considera que los chinos aplican una táctica de silenciosa expansión económica, tanto en Irak como en muchos otros Estados de África y Oriente Medio.

    "La influencia china en el mundo crece sin necesidad de 'marcar músculo' y EEUU no puede hacer nada contra eso porque las empresas occidentales no son capaces de ofrecer condiciones tan favorables como las ofrecidas por las compañías chinas", recalcó.

    Los desafíos y las respuestas de China

    Ji Kaiyun, jefe del Centro de Investigaciones Iraquíes de la Universidad Sudoccidental de China, considera que la guerra en Irak supuso tres desafíos para Pekín.

    "En primer lugar se produjo un deterioro de la seguridad. Las empresas con participación de capital chino han tropezado con serios problemas. En segundo lugar los contratos cerrados anteriormente entre ambos países no pudieron ser cumplidos. En tercer lugar, surgieron nuevas dificultades para la presencia de China tras el fin de la guerra", declaró Ji.

    A pesar de eso, el Gobierno del país asiático pudo convertir estos desafíos en una fuerza motriz para su expansión económica. De acuerdo con Ji, las autoridades chinas aplicaron sus esfuerzos en cuatro campos.

    "Al principio, China condenó a través de los medios de comunicación y de distintos canales diplomáticos la invasión injusta e injustificada de la coalición británico-estadounidense en Irak", aseveró el experto.

    Por otra parte, Ji destacó que Pekín aligeró a Bagdad de una parte de sus deudas y aplazó los pagos de las restantes.

    "El tercer ámbito de actuación implica el hecho de que las empresas con participación de capital chino continuaron invirtiendo sus recursos en el desarrollo de la economía iraquí y su recuperación, a pesar de todos los riesgos que existían tras el fin de la guerra", añadió.

    Los constantes atentados en Irak hasta el momento no han asustado a las empresas chinas, que siguen participando en la recuperación de Irak tras la posguerra, considera Ji.

    "Por ejemplo, las importaciones de crudo representan el gesto tal vez más amistoso de China hacia Irak. Las exportaciones de crudo permiten al país árabe obtener las divisas y los recursos necesarios para proteger la independencia y la unidad del país".

    Finalmente, según el politólogo, el Gobierno chino se manifiesta en contra del terrorismo en Irak y desarrolla relaciones amistosas y contactos multilaterales con el país árabe.

    ¿Qué puede ofrecer EEUU?

    EEUU no puede impedir la expansión de la influencia de China en la región de ninguna manera, opina Boris Dolgóv, experto del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia.

    "China aplica una política eficaz y pragmática en Oriente Medio, y particularmente en Irak. Pekín contrarresta exitosamente a EEUU, que se considera el dueño y arbitro único en la región con derecho a castigar a cualquiera que no esté conforme", enfatizó Dolgóv.

    Además:

    Irak: 15 años del infierno desatado por EEUU
    La cruzada que culminó en un califato: el 15 aniversario de la invasión estadounidense en Irak
    Descubren un yacimiento con más de 1.000 millones de toneladas de petróleo en China
    Rusia sigue siendo el mayor suminstrador de petróleo a China
    Etiquetas:
    batalla, petróleo, crudo, EEUU, Irak, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik