En directo
    Bolsa de Nueva York

    Las dos palabras que más asustan a los mercados

    © REUTERS / Lucas Jackson
    Economía
    URL corto
    2160

    La introducción de aranceles estadounidenses aumentará el precio de las importaciones y repercutirá negativamente en los consumidores, lo cual hará que caiga la demanda y golpee a los fabricantes. Las dos palabras que más asustan a los inversores son 'guerra comercial', alerta el analista jefe de TeleTrade Group, Oleg Bogdánov.

    "No creo que me equivoque demasiado cuando digo que, ahora mismo, el momento más temido del día por los mercados financieros es primera hora de la mañana en EEUU, hacia las seis, cuando se levanta el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Abre los ojos. A la izquierda, Melania. A la derecha, su celular. Trump lo agarra y con su gordo dedo índice empieza a teclear lentamente: 'guerra comercial'… 'aranceles'… 'Canadá'… 'acero'… Y lo envía. Respira profundamente y se vuelve a quedar dormido", relata a Vesti Finance Bogdánov.

    Al cabo de unos minutos, millones de inversores, habiendo leído el tuit de turno de Trump, empiezan a sudar como nunca y susurran 'guerra comercial'. Algunos empiezan a vender, otros a comprar y más tarde de nuevo a vender. Los mercados entran en pánico total.

    Donald Trump declaró el 1 de marzo que su Administración gravará con aranceles del 25% y del 10% las importaciones de acero y aluminio. Posteriormente, el 3 de marzo, el mandatario amenazó a la Unión Europea con aplicar impuestos sobre las exportaciones de automóviles europeos si Bruselas seguía aumentando los impuestos para las empresas estadounidenses con presencia en el Viejo Continente.

    Para Bogdánov, los planes de Trump no son nuevos. En 1930 se aprobaba, en Estados Unidos, la Tariff Act, también conocida como ley Hawley-Smoot. Elevaba unilateralmente los aranceles estadounidenses de las importaciones para mitigar los efectos de la Gran Depresión. Las medidas afectaron a 20.000 productos de importación, lo que repercutió negativamente en el comercio entre EEUU y otros países e hizo que estos últimos también aumentasen sus aranceles sobre los productos estadounidenses. La ley acabó perjudicando a la industria nacional del país norteamericano.

    Lea más: Trump considera apropiadas las guerras comerciales

    "Por eso cada vez que Trump combina las palabras 'guerra' y 'comercial' oralmente o por escrito, los inversores empiezan a transpirar y se estremecen", añade Bogdánov.

    La Unión Europea y Canadá ya han expresado su rechazo a las nuevas tarifas y aseguran que no temen responder a Washington.

    No solo critican los posibles pasos de Trump fuera de su país, sino también en su propio partido y dentro de la Reserva Federal. El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, ya ha expresado su firme rechazo a que los aranceles se incrementen. También el propio presidente del Sistema de la Reserva Federal, Jerome Powell. "Nada bueno saldrá de estos aranceles", fueron sus palabras.

    Así las cosas y como la Unión Europea ha adelantado, quienes salgan perjudicados de esta decisión no se quedarán de brazos cruzados. En la lista europea de productos de exportación hay casi todo: desde acero hasta motocicletas, pasando por pantalones y whisky. "Saldrán todos perdiendo", sentencia.

    Lea más: EEUU podría lanzar una guerra comercial contra China dentro de meses

    Además:

    El TLCAN se tambalea: Trump amenaza con desatar una guerra comercial
    China advierte de que tomará medidas necesarias si EEUU lanza una guerra comercial
    Senadora: trabajadores de EEUU están en peligro por guerra comercial de Trump
    Etiquetas:
    guerra comercial, Donald Trump Jr, Europa, Canadá, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik