En directo
    Economía
    URL corto
    101
    Síguenos en

    Hace años, el adolescente estadounidense invirtió en bitcoins, lo que permitió que tiempo después se convirtiera en millonario. El joven empresario Erik Finman da consejos a otros jóvenes que planeen invertir en las criptomonedas.

    "Esto es muy importante para los jóvenes. Tener una fuente extra de ingresos permite que empiecen a hacer inversiones más temprano", comenta Finman a través de su Twitter.

    El adolescente comenzó a invertir en bitcoins en 2011, al recibir $1.000 como regalo de su abuela. Actualmente el joven posee una cantidad de bitcoins valorada en $4.4 millones.

    Lea también: Millonario gracias a un experimento universitario

    A menudo el joven empresario se enfrenta a la crítica de la gente que no considera la criptomoneda como una divisa verdadera.

    "Los dólares que se encuentran en su cuenta bancaria tampoco son nada más que unas cifras en la pantalla. El bitcoin es tan seguro como otras monedas. La única diferencia es que no se puede imprimir una cantidad ilimitada de bitcoins", explica el joven millonario.

    A pesar de numerosas especulaciones sobre el próximo derrumbe de la criptomoneda, Finman sigue creyendo en su gran futuro.

    "Lo que me gusta del bitcoin es que los ancianos de Wall Street no se enriquecen con ellos", subraya.

    Finman opina que la criptomoneda permite que se hagan ricos los jóvenes ordinarios; y espera que todo el mundo
    se decuenta de que el bitcoin es la divisa del futuro.

    Sobre el tema: ¿Podría el bitcoin superar un millón de dólares?

    Además:

    Cómo Zuckerberg allanó el camino para los primeros multimillonarios de bitcoin
    El Banco Central ruso advierte sobre posible 'efecto Viagra' de las criptodivisas
    Kasperskaya: "El bitcóin fue creado por los servicios de inteligencia de EEUU"
    ¿Sabe China algo que no sabemos? El país asiático se propone abandonar el negocio del bitcóin
    Etiquetas:
    adolescente, inversiones, millonarios, bitcoin, dólar, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook