13:53 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    0 81
    Síguenos en

    El continente americano ha sido bendecido con enormes recursos acuáticos, que no solo satisfacen las necesidades vitales de los habitantes sino que generan riqueza y dinamizan la economía. Los ríos proporcionan una vía de transporte para la producción. Sputnik te cuenta cuáles son las principales hidrovías de la región.

    Además de dar vida, electricidad y alimentos con sus aguas, los grandes ríos permiten llegar de manera rápida y económica al centro del continente y brindan a regiones y países sin salida directa al mar una oportunidad de expandir su comercio a lo largo y ancho del mundo. Sin necesidad de construir grandes infraestructuras como autopistas y ferrovías, con intervenciones más asequibles como el dragado, estos cauces se transforman en un elemento logístico fundamental.

    Suramérica representa un 12% de la superficie firme de la tierra, pero el volumen de agua de sus ríos representa "casi la mitad de la sumatoria de todos los cursos de agua del Planeta" (47%), según un documento del CAF—Banco de Desarrollo de América Latina. No obstante, salvo por algunas excepciones, la navegación por estas aguas está muy poco desarrollada.

    En particular, cinco son las grandes cuencas con cursos navegables que llegan al corazón de América del Sur y se extienden por miles de kilómetros: las del Orinoco (Colombia y Venezuela), el Amazonas (Perú, Colombia, Brasil y Ecuador), el Magdalena (Colombia), el San Francisco (Brasil) y el Plata (Bolivia, Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay).

    La flota mercante podría abarcar buena parte de estas superficies, que sumadas representan la de unos dos tercios del subcontinente. Aunque parezca una utopía, hay estudios que demuestran que es posible.

    Le puede interesar: Investigadores argentinos encuentran glifosato en la cuenca del río Paraná

    En la década del 80, los hermanos navegantes Paul y Constantino Georgescu partieron con un peñero, el Niculina, desde la desembocadura del Orinoco en el Atlántico ecuatorial hasta el río de la Plata, en la salida al Atlántico Sur. En total, recorrieron 10.000 kilómetros.

    "Hemos sacado la conclusión de que los ríos del eje fluvial norte sur se pueden navegar, sin mayores dificultades, en más de 90% de su longitud, con calados de alrededor de cuatro pies (1,20 metros) durante casi todo el año", aseveraron.

    Los navegantes fueron más allá al sugerir en 1998 que era posible crear "con relativa facilidad un imponente Sistema Suramericano de Navegación Fluvial que, a mediano plazo, podría sobrepasar la impresionante longitud de 50.000 kilómetros". Este recorrido duplica los 26.500 kilómetros de vías fluviales de Europa, donde las barcazas surcan intensamente los ríos internos.

    Y aunque en el Viejo Continente "más de 10.000 kilómetros son canales artificiales hechos por la mano humana", los Georgescu consideraron que en Suramérica "decenas y decenas de miles de kilómetros de ríos puedan ser transformados en vías navegables de gran importancia con mínimos esfuerzos". No obstante, este gigantesco proyecto requiere cuantiosas inversiones, planeamiento e investigación y se está lejos del objetivo.

    Lea más: Gobierno y empresarios definen reorientar exportaciones bolivianas hacia el Atlántico

    Uno de los desafíos de la región es interconectar las cinco cuencas y reducir de manera drástica los costos de transporte con un menor impacto ambiental. El desarrollo de zonas más distantes de la costa oceánica, tradicionalmente menos pobladas, permitiría además un mejor ordenamiento territorial. Organismos como CAF se proponen fomentar obras para alcanzar este fin.

    ​A continuación, Sputnik te presenta la situación actual de los hidrovías de la región:

    1. Amazonas—Solimoes

    El río Amazonas, el eje del bosque tropical más importante del planeta, es el curso fluvial más largo del mundo, con casi 7.000 kilómetros. A lo largo de esta distancia, la espesa selva y el impacto medioambiental dificultan la construcción de carreteras.

    El río requeriría un dragado en algunos de sus tramos para garantizar durante todo el año la conexión entre la desembocadura del Amazonas con el puerto fluvial peruano de Iquitos. Las ramificaciones en Perú harían posible acercar más al Pacífico por un trecho de carretera y se podría hacer un corredor bioceánico.

    2. Orinoco—Meta

    El Orinoco, el tercer río más caudaloso del mundo, es navegable en la mayor parte de su extensión de más de 2.000 kilómetros. Gracias a las importantes obras de dragado, los barcos oceánicos pueden llegar más de 400 kilómetros aguas adentro a partir del Atlántico, en territorio venezolano. Luego, las barcazas fluviales consiguen avanzar hasta puertos colombianos y seguir por el río Meta, a muy pocos kilómetros de Bogotá.

    3. Magdalena

    El Magdalena, con sus casi 1.500 kilómetros, recorre Colombia de norte a sur y es el río sudamericano más largo que desemboca en el mar Caribe. Unos 1.100 kilómetros son navegables y es una importantísima vía logística para el país cafetero. El tonelaje que transita el río crece cada año, por lo que se han emprendido obras de mejoramiento para facilitar el transporte.

    4. Paraná—Paraguay

    El río de la Plata es un estuario considerado a veces el cauce fluvial más ancho del mundo. En él, desembocan los importantes Uruguay y Paraná. Este último río llega al centro del continente y se une con el río Paraguay, que alcanza puertos bolivianos tras pasar el país guaraní.

    Tanto para Bolivia como Paraguay, ofrece una salida al mar para sus productos. De hecho, la flota fluvial paraguaya es la tercera más grande del mundo y muestra de la importancia del transporte a través del río. Su desarrollo es uno de los pilares de integración del Mercosur. Sin embargo, solo un 2% de la carga fluvial la transportan buques de bandera argentina.

    Desde el Mato Grosso brasileño hasta el puerto uruguayo de Nueva Palmira, ubicado en el río de la Plata frente a la desembocadura del Paraná, la hidrovía recorre más de 3.400 kilómetros. Desde el noreste brasileño, la hidrovía podría conectarse con el río San Francisco, uno de los más importantes del gigante brasileño.

    Además:

    Operación Paraná: hito en la colaboración militar entre Brasil y Paraguay
    Etiquetas:
    transporte, agua, navegación, hidrovía, Río de la Plata, río Paraná, Amazonas (río), río Orinoco, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook