Widgets Magazine
En directo
    Auxiliares de vuelo de Emirates Airlines

    La 'batalla por los aires' abierta entre las aerolíneas de EEUU y los países del golfo

    © AFP 2019 / Greg Wood
    Economía
    URL corto
    191

    Los generosos subsidios que Сatar y Emiratos Árabes dan a sus compañías aéreas están arrasando con la competencia. Así lo denuncian las empresas estadounidenses.

    El conflicto comercial entre las tres mayores aerolíneas de EEUU y el trío del golfo Pérsico se ha pasado al nivel político. American, Delta y United Airlines acusan a Qatar Airways, Emirates y Etihad de violar los convenios del sector y piden a su Gobierno que haga algo para poner freno a esta 'competencia desleal'.

    Esta disputa ha sobrepasado los márgenes de una querella comercial convencional y ya incluye descalificaciones verbales y daños colaterales.

    En un vídeo de 15 minutos —supuestamente editado para el uso interno de Delta Airlines, pero 'filtrado' al dominio público— empresarios, analistas y funcionarios denuncian la "batalla por los aires" que tiene lugar y la competencia desleal de las aerolíneas árabes. En otro, empleados de Delta se burlan del director general de Qatar Airways a raíz de sus comentarios sobre que las líneas aéreas estadounidenses emplean "abuelas" como asistentes de vuelo.

    El documento que se usa para atacar a las compañías del golfo Pérsico es conocido como 'cielos abiertos' y se cita en el primer vídeo de Delta. El 'cielo abiertos' establece que EEUU y otras naciones se comprometen a "permitir los vuelos internacionales de pasajeros y cargas al eliminar la interferencia de Gobiernos en las decisiones de las aerolíneas comerciales sobre rutas, capacidad y precios". La idea data de principios de la década de 1990 y establece que toda aerolínea o empresa de transporte de cargas internacional que desean tocar tierra en los aeropuertos de EEUU deben ceñirse a esa norma.

    Y según las compañías norteamericanas, la competencia del golfo no cumple con este requisito. Según cita La Vanguardia, los transportistas estadounidenses denuncian que los Gobiernos de la región han subvencionado ilícitamente a sus compañías con cerca de 50.000 millones de dólares, permitiéndoles rebajar sus precios de vuelo a niveles que rozan lo razonable sin sufrir pérdidas económicas. De esta manera las compañías árabes —según sus detractores— pretenderían desplazar a sus competidores del mercado global mediante la competencia desleal para luego apoderarse del mercado de transporte aéreo.

    Eso es precisamente lo que Qatar Airways, Emirates y Etihad han hecho en Europa, Asia, y África y ahora apuntan al mercado norteamericano. Esta situación era absolutamente impensable hace tan solo diez años. A mediados de los años 2000 existía tan solo un vuelo diario entre estos dos países árabes y Norteamérica: el Dubái-Nueva York-Dubái operado por Emirates. En la actualidad, son 25 los vuelos diarios y sin escalas desde Qatar, Dubái y Abu Dhabi hasta diferentes aeropuertos de EEUU.

    El caso más insólito sucedió a mediados de 2016, cuando Qatar Airways inauguró su primer vuelo sin escalas al Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, en la ciudad de Atlanta. Esta terminal es conocida no solo por ser la más concurrida del mundo, sino también por ser el aeropuerto doméstico de Delta Airlines, por lo que la noticia fue considerada como una intromisión en su 'patio trasero'.

    Tras aterrizar, 517 pasajeros a bordo del vuelo 755 de Qatar Airways, tras 14 horas viaje, se quedaron atrapados dentro del avión porque el aeropuerto no contaba con el tobogán necesario a su disposición para el desembarque. El aeropuerto tenía solo una puerta capaz de atender el gigantesco avión A380 y esta había sido ocupada por, precisamente, Delta Airlines.

    Actualmente, se quiere restringir la presencia de Etihad, Emirates y Qatar Airways por todos los medios en los cielos estadounidenses. El camino es presionar al Gobierno para que adopte medidas proteccionistas y aprovechar que Donald Trump es un defensor del 'made in USA'.

    Como respuesta, Emirates publicó un informe analizando en profundidad a las compañías que la atacaban y en el que se concluía que la Administración estadounidense ha ayudado a sus compañías de aviación en asuntos como pensiones, protección en casos de quiebra o bancarrota, exenciones fiscales, garantías de préstamos o subvenciones directas por un valor de más 100.000 millones de dólares, cita el medio. Por otro lado, los grandes encargos que las compañías árabe hacen al fabricante de aviones Boeing genera no solo puestos de trabajo en EEUU, sino también entradas a la economía del país norteamericano.

    Además:

    Italiano demanda a Emirates por compartir asiento con un gordo durante 9 horas
    Emirates Airlines rechaza que sus pilotos sufran sobrecarga laboral
    Emirates lanza el vuelo sin escala más largo del mundo: Dubái-Panamá
    Etiquetas:
    Emirates Airline, Delta Airlines, Golfo Pérsico, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik