15:48 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Logo de Rosneft

    Kurdistán iraquí, Venezuela, Egipto e India: Rosneft se lanza a la internacionalización

    © Sputnik / Evgeny Biyatov
    Economía
    URL corto
    Los acontecimientos que marcaron el año 2017 (57)
    1210

    En 2017 la internacionalización se ha convertido en la principal característica del negocio de la empresa rusa Rosneft. Descubre los resultados que cosechó el gigante petrolero tras apostar por el mercado internacional.

    Posibilidades y riesgos en el Kurdistán iraquí

    En febrero de 2017, Rosneft firmó con el Gobierno del Kurdistán iraquí un contrato de compra de petróleo durante 2 años. La empresa rusa planeaba suministrar el crudo adquirido a sus refinerías situadas en el extranjero. 

    En septiembre del mismo año, la compañía negoció la posibilidad de participar en la financiación de la construcción de un gasoducto en el Kurdistán iraquí.

    En octubre de 2017, kurdos y representantes de la empresa rusa anunciaron el inicio de la implementación del proyecto de explotación de un oleoducto. La participación de Rosneft en este proyecto podría llegar al 60% del total. 

    Antes de que la empresa firmara estos acuerdos se produjo una escalada de la tensión entre Bagdad y la región autónoma kurda. El 25 de septiembre, los kurdos celebraron un referéndum sobre la independencia de su región, que fue declarado ilegal por las autoridades iraquíes. En estas circunstancias, la cooperación del Kurdistán iraquí con las empresas petroleras extranjeras fue duramente criticada por Bagdad. Las autoridades iraquíes trataron de ver la mano de la política en las acciones de Rosneft. 

    "Nosotros trabajamos en Venezuela y empezamos a trabajar en el Kurdistán iraquí y negociamos cuestiones relacionadas con la cooperación con Irán. A pesar de todo, yo no soy un político, mi función es extraer petróleo y hacerlo de una manera eficaz", declaró al respecto Ígor Sechin, jefe de la empresa.

    La suma total de todos los contratos firmados entre Rosneft y el Kurdistán iraquí llegó a los 3.000 millones de dólares, según cálculos de un parlamentario kurdo. 

    La montaña rusa de Venezuela

    Rosneft opera en varios Estados de América Latina como Cuba, Brasil y Venezuela. No obstante, muchos expertos plantean preguntas sobre la cooperación entre la empresa rusa y Venezuela debido a la crisis económica y política que atraviesa el país. 

    En el caso de Caracas, el gigante petrolero ruso es uno de los principales acreedores de la empresa estatal venezolana PDVSA, a la que concedió un crédito por valor de 6.000 millones de dólares a cambio de los futuros suministros de petróleo y sus productos derivados. Además, Rosneft se hizo con el 49,9% de las acciones de la empresa subsidiaria Citgo a modo de fianza.

    Sin embargo, tras la introducción de sanciones por parte de EEUU contra Venezuela y debido a la difícil situación económica que atraviesa el país, varios inversores y analistas comenzaron a plantear dudas sobre la posición de Rosneft en la nación caribeña. En particular, los especialistas se mostraron preocupados por la seguridad de las inversiones en Venezuela. Por su parte, desde Rosneft han afirmado en repetidas ocasiones que no ven riesgo de impago por parte de PDVSA.

    Posteriormente, Ígor Sechin fue a Venezuela, donde se reunió con el mismo presidente venezolano, Nicolás Maduro. Durante esa visita, la empresa subsidiaria de Rosneft obtuvo una licencia para la exploración de dos yacimientos marítimos de gas en Patao y Mejillones.

    Lea más: ¿Por qué se esfuerza Rusia en prevenir el 'default' de Venezuela?

    Gas en Egipto y refinerías en India

    En agosto de 2017, Rosneft cerró un acuerdo estratégico por valor de 3.900 millones de dólares que preveía la adquisición del 49,13% de las acciones de la empresa hindú Essar Oil Limited. Tras conseguir este contrato, la empresa rusa pudo entrar a formar parte del accionariado de la refinería de la ciudad de Vardinar, que integra un gran complejo industrial. 

    En septiembre, además, Sechin comunicó que los planes de futuro de la empresa incluían la posible ampliación de la refinería de Vadinar y la apertura de la producción petroquímica. 

    Por último, en octubre, la petrolera rusa Rosneft anunció el cierre de la compra de una participación del 30% en el mayor campo gasista del Mediterráneo: Zohr, situado en la plataforma continental del país árabe. 

    Rosneft pagó por ello 1.100 millones de dólares a la italiana Eni. Abierto en 2015, el yacimiento de Zohr comenzó a operar en diciembre de 2017 y tiene unas reservas estimadas de 850.000 millones de metros cúbicos de gas. Claudio Descalzi, jefe de Eni, declaró que el yacimiento de Zohr iba a revolucionar el mercado energético de Egipto, dado que el país no solo podría abastecerse a sí mismo con los suministros necesarios, sino que además podría pasar de ser un importador neto a un exportador. 

    Lea también: Rosneft llevará a cabo 10 envíos de gas natural licuado a Egipto en 2017

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Los acontecimientos que marcaron el año 2017 (57)

    Además:

    Rosneft entra en el megayacimiento egipcio de gas por $2.800 millones
    Experto: el acuerdo con Rusia para extraer gas será beneficioso para Venezuela
    Rusia cumple los contratos de suministro de armas a Venezuela en el marco del crédito
    Etiquetas:
    cooperación, Rosneft, la India, Egipto, Kurdistán, Venezuela, Rusia