En directo
    Economía
    URL corto
    201
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México reportó un avance "sustancial" de los negociadores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en temas cruciales, como políticas anticorrupción, dijo la delegación anfitriona de la quinta ronda de negociaciones para la modernización del pacto.

    "Aunque no se cerró ningún capítulo, se logró un avance sustancial en anticorrupción, telecomunicaciones, buenas prácticas regulatorias, medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitación comercial, comercio electrónico, obstáculos técnicos al comercio y en varios anexos sectoriales", dijo la oficina del ministro negociador de México, Ildefinso Guajardo, al final de las tratativas celebradas en un hotel de la Ciudad de México.

    Una modernización exitosa del TLCAN "puede efectivamente contribuir a rebalancear la relación comercial en América del Norte, impulsando más comercio y nuevas oportunidades de inversión", dijo la parte mexicana.

    Desde la perspectiva de México, las fórmulas que impliquen restringir comercio para lograr ese nuevo balance, como propone el presidente estadounidense Donald Trump "no abonan a tal fin ni a incrementar la competitividad regional".

    Durante la ronda que duró una semana del 15 al 22 de noviembre, se reunieron 30 grupos de trabajo, con la participación de más de 700 funcionarios de los tres países.

    Dos versiones de la misma ronda

    En la ronda que terminó, sin participaron de los respectivos ministros de los tres gabinetes gubernamentales (Ildegonso Guajardo por México, Rober Lighthizer y Chrystia Freeland de Canadá) "las discusiones técnicas fueron productivas en todos los temas", prosigue el balance mexicano.

    Entre los equipos de los tres países se intercambiaron puntos de vista, "que contribuyeron a acordar diversas secciones de los textos de cada capítulo", dijo la oficina de Guajardo en un comunicado enviado la noche del martes a la prensa extranjera acreditada.

    México reiteró que una modernización exitosa del TLCAN debe beneficiar a los tres socios, México, EEUU y Canadá y las propuestas que formen parte de la negociación "deben orientarse a tal objetivo".

    Por su parte, el representante Comercial de EEUU, Robert Lighthizer, ofreció una visión totalmente distinta y dijo que está "preocupado por la falta de avance" en las conversaciones del TLCAN.

    Le puede interesar: 'Chespirito' y la renegociación del TLCAN

    Lighthizer advirtió de que a menos que Canadá y México atiendan las principales demandas de Washington sobre el TLCAN, las negociaciones para modernizar el acuerdo comercial "no llegarán a un resultado satisfactorio".

    "Hasta ahora, no hemos visto evidencia de que Canadá o México estén dispuestos a comprometerse seriamente con disposiciones que conduzcan a un acuerdo equilibrado", expresó Lighthizer en un comunicado.

    El principal responsable de la Casa Blanca agregó que espera que sus dos países vecinos negocien "de una manera seria, para que podamos ver un progreso significativo antes de fin de año" 2017.

    Entre los temas de preocupación de EEUU el déficit automotriz "es la razón número uno" por la que la parte estadounidense se encuentra en este proceso, debido a las "reglas de origen".

    Esas reglas acordadas establecen la cantidad de producto que debe producirse en Norteamérica, para poder comerciar libres de aranceles.

    EEUU quiere elevar ese componente de origen, del 62,5% actual, a un 85% de autopartes fabricadas en la región, y no en otra parte de mundo.

    La delegación mexicana rechazó la propuesta sin una contraoferta, con la intención de caminar lentamente si trabarse en los "asuntos polémicos".

    Trump quiere un nuevo acuerdo que permita la reducción del déficit comercial de EEUU con México de 60.000 millones de dólares, con "medidas para prevenir distorsiones comerciales", dijo Lighthizer.

    Guajardo ha dicho que Trump no comprende que el déficit comercial se compensa con el retorno de ganancias de la corporaciones estadounidenses, reflejadas en la cuenta corriente de ingresos de divisas a EEUU.

    Pero el negociador mexicano ha dicho que no intentaba convencer al jefe de la Casa Blanca, porque ni grandes economistas y premios Nobel han logrado convencer al magnate de la Casa Blanca de las ventajas del libre comercio, contra el proteccionismo de la industria nacional, cerrando fronteras.

    Las reglas del acuerdo, vigente desde 1994, establecen un proceso de seis meses para la salida de un país, como EEUU, al final del cual entrarían en vigor las reglas de la Organización Mundial de Comercio.

    México apuesta a que Trump se desespere más rápido y pague el costo político de dar luz verde en el primer trimestre de 2018, para abrir en el Capitolio de Washington un proceso de terminación del TLCAN.

    Ese cálculo se basa en el calendario electoral: las elecciones presidenciales y legislativas programadas para julio de 2018 en México, y las legislativas de medio mandato de Trump, para renovar el Congreso de EEUU, previstas para noviembre del año próximo.

    Mientras tanto, México continuará participando en este proceso de renegociación "de manera seria y comprometida, como lo ha hecho hasta ahora, incluso si no coincidimos con algunas de las propuestas hechas", dice el posicionamiento mexicano.

    La siguiente ronda de negociaciones, que se celebrará en Washington, DC, en diciembre de este año.

    Etiquetas:
    TLCAN, corrupción, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik