En directo
    Economía
    URL corto
    4231
    Síguenos en

    En Gazprom han reaccionado a las declaraciones sobre las condiciones que el gigante ruso deberá cumplir para que Ucrania vuelva a comprar gas ruso. En particular, desde la compañía destacaron que para hacer eso es necesario revisar los acuerdos que fueron firmados con los compradores europeos.

    "El punto de entrega del gas ruso a sus consumidores por parte de Gazprom no está vinculado a los lazos [entre Gazprom] y Ucrania, sino a las relaciones con los clientes europeos, entabladas tras la firma de acuerdos a largo plazo", afirmó Serguéi Kuprianov, portavoz oficial de la empresa rusa, a Sputnik.

    Anteriormente, el vice primer ministro de Ucrania, Volodimir Kistion, declaró en una entrevista con el medio ucraniano Ekonomicheskaya Pravda que Kiev podría volver a adquirir el gas ruso en caso de que su punto de entrega se traslade de la frontera occidental a la frontera oriental de Ucrania. 

    Actualmente, Ucrania sigue comprando gas ruso, pero lo hace a través de terceras partes. 

    Alexandr Sobkó, analista del Centro Energético de la Escuela de Negocio Skolkovo, considera que esta propuesta de Kiev parece haber tardado en llegar. 

    "Los gasoductos que esquivan el territorio de Ucrania ya están en construcción y los problemas relacionados con la escasez de financiamiento siguen presentes en el sistema ucraniano de transporte de gas", explicó a Sputnik.

    Sobkó sostuvo que Kiev puede aprovecharse del traslado del punto de entrega de gas ruso en la frontera oriental dado que en este caso podrá comprarlo sin las subidas adicionales del precio que ahora pagan a los comerciantes europeos por su transporte a través de la frontera occidental. 

    No obstante, para Rusia este esquema es poco interesante. "Es posible que en el futuro este sea aceptado a cambio de un acuerdo con la UE sobre la reducción del tránsito del gas ruso a través de la frontera de Ucrania, pero, por ahora, es muy temprano para hablar de dicho acuerdo", resumió 

    A Gazprom, que año tras año incrementa sus exportaciones a Europa, no parece emocionarle la posibilidad de que Ucrania vuelva a comprar gas ruso. Además, varios analistas consideran que estas declaraciones de Kiev son una jugada contra el proyecto Nord Stream 2.

    El Nord Stream 2 es el segundo gasoducto promovido por Rusia y Alemania. Una vez construido en las profundidades del mar Báltico, la tubería conectará los dos países de forma directa y evitará el tránsito de gas por otros Estados.

    El experto de la empresa Alor Broker, Kirill Yakovenko, declaró en una entrevista para la revista rusa Expert que después del 2019, en caso de que funcione bien el Nord Stream 2, el tránsito de gas a través de Ucrania no será necesario. Asimismo, el South Stream se convertirá en otro factor de preocupación para Kiev. 

     "En caso de que las autoridades ucranianas no emprenden pasos serios para reconstruir su sistema de transporte de gas, los flujos de gas a través del territorio ucraniano caerán al mínimo", enfatizó.

    El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, señaló en septiembre la necesidad de reorganizar en el 2019 el tránsito del gas ruso en la UE. La iniciativa del presidente ucraniano también preveía el traslado del punto de entrega de la frontera occidental a la frontera oriental de Ucrania. Por su parte, el ministro de Energía de Rusia, Alexandr Novak, declaró en aquel entonces que su ministerio consideraba este paso poco razonable. 

    Ucrania dejó de importar gas ruso de forma directa en noviembre de 2015. 

    Lea más: Ucrania no descarta comprar gas a Rusia durante el invierno

    Además:

    Gazprom, dispuesto a negociar con Ucrania el trasiego de gas después de 2019
    Energía ruso pide a Comisión Europea garantías de que Ucrania no exigirá multa a Gazprom
    Etiquetas:
    gas, Gazprom, Ucrania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook