Widgets Magazine
23:06 GMT +323 Septiembre 2019
En directo
    Trabajador chino en Pekín, China

    La iniciativa china de la Franja y la Ruta: beneficios y más beneficios

    © AFP 2019 / Wang Zhao
    Economía
    URL corto
    2193
    Síguenos en

    La iniciativa china de la Franja y la Ruta, llamada a conectar más de sesenta países de Asia, Europa y África mejorando las infraestructuras para una comercio estimulante, promete no pocos beneficios, argumenta Shang-Jin Wei, antiguo miembro del Banco Asiático de Desarrollo y profesor de Economía en la Universidad de Columbia, en Project Syndicate.

    Uno de los beneficios directos que implicará la puesta en marcha de la Franja y la Ruta será la masiva inversión que recibirán los países implicados. Y es que, como apunta Wei, "muchos países incluidos en la iniciativa necesitan con urgencia inversiones en infraestructura a gran escala".

    La iniciativa, anunciada por China en 2013, es una apuesta segura, dada la especialidad del país asiático en invertir a lo grande. Aquellos países cuyas infraestructuras sean pobres y requieran de un impulso para ser competitivas, pueden tener en la inversión de las empresas chinas participantes en el proyecto la solución.

    "La iniciativa promete ayudar a los países a superar estas restricciones, con la provisión de financiación externa para puertos, rutas, escuelas, hospitales, centrales de energía y redes de distribución. En este sentido, puede obrar como el Plan Marshall", explica Wei recordando el plan estadounidense de la restauración de posguerra en Europa Occidental.

    Lea más: China invita a Egipto al foro de Franja y Ruta

    Por otra parte, alerta Wei de que la financiación externa no es, por sí, sola, garantía de éxito. Para que lo sea, será condición sine qua non que los países receptores adopten reformas que aumenten la transparencia y reduzcan así, el riesgo de las inversiones que estén por venir. "El resultado económico de las inversiones, de hecho, estará supeditado a la implementación de las reformas".

    La Franja y la Ruta augura buenos beneficios para las empresas chinas, pero no solo para ellas. Otros países, incluso Estados Unidos, también sacarán tajada diez años después de una crisis financiera mundial cuya sombra sigue planeando sobre Europa, recuerda Wei. "[La propuesta china] puede proveer de un muy necesario estímulo inmediato a la demanda agregada global".

    "Puede que haya una demanda de exportaciones estadounidenses: autos, locomotoras, aviones y maquinaria pesada avanzada, además de servicios financieros, contables, educativos y jurídicos", sugiere el economista.

    Lea más: La Ruta de la Seda llevará a la paz, prosperidad e innovaciones

    La Franja y la Ruta está llamada a elevar la productividad y a impulsar, así, el crecimiento económico mundial. Dada la magnitud del proyecto, de respetar las normas ambientales y sociales, estaríamos hablando de incluso beneficios para el medio ambiente, de repercusiones positivas en el cambio climático y avances en igualdad, prevé Wei.

    Además:

    Duelo de titanes: EEUU desafía a China con su propia Nueva Ruta de la Seda
    Opinión: "América Latina no participa en esta primera fase de la Ruta de la Seda"
    ONU: el proyecto de la Franja y la Ruta tiene como objetivo conseguir la paz
    Rusia apoya la iniciativa de la Franja y la Ruta
    Etiquetas:
    economía, Foro de la Ruta de la Seda, Una Franja y Una Ruta, África, Europa, Oriente Medio, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik