En directo
    Economía
    URL corto
    3241
    Síguenos en

    En los últimos seis años —de 2010 a 2016— China ha realizado inversiones directas en los países de la Unión Europea por valor de unos 100.000 millones de euros, informó el Instituto de Estudios Chinos de Berlín (MERICS).

    Estas cifras atestiguan que el Pekín comunista, tradicionalmente acusado de ser poco abierto por las dificultades para penetrar en su mercado, se convirtió en el mayor propietario de Europa. 

    En 2016, la economía china superó por primera vez a la estadounidense en el crecimiento de las compras de activos en el exterior. 

    "Las empresas chinas tienen una meta implícita: comprar de todo y en todas partes en las que se venda algo, es decir, arraigarse en todos los mercados sin excepción", sostuvo el analista bursátil Dmitri Tratas, consultado por Sputnik. 

    Yuan, la moneda china
    © AFP 2019 / Stringer

    Los capitales chinos se establecieron en el Reino Unido de una manera más agresiva, recoge el análisis realizado por el columnista de Sputnik Dmitri Mayorov. Pekín entró con mucha fuerza en el sector de las infraestructuras británicas. Así, el fondo soberano chino China Investment Corporation posee el 10% del aeropuerto de Heathrow. Otra empresa de China, el Beijing Construction Engineering Group, recibió permiso para participar en la construcción de la primera 'ciudad-aeropuerto' del Reino Unido, concretamente en Mánchester. Además, la empresa de construcción China Harbor Engineering Company levanta una estación de energía mareomotriz en la bahía de Swansea.

    Por otra parte, la actividad de las empresas chinas en Alemania en 2016 rompió todos los récords anteriores. Según la consultora Ernst & Young, los chinos compraron 68 empresas alemanas. Esta cifra casi dobla la del 2015. 

    El auge de los capitales chinos en el mercado alemán no es casual, si no que se trata de un ambicioso plan trazado por Pekín, afirmó el subdirector del Instituto de Europa de la Academia de Ciencias Rusa y director del Centro para Estudios de Alemania, Vladislav Belov.

    "Alemania acusa a China de que sus adquisiciones de negocios solo la favorecen a ella. Mientras Pekín compra todas las empresas alemanas que le gustan, Berlín afronta muchos obstáculos cuando quiere hacer lo mismo en China. El vicecanciller del país, Sigmar Gabriel, viajó a finales de 2016 a China para resolver esta situación. Ahora, Europa introduce mecanismos para endurecer el control sobre las empresas estratégicas y sus inversores. Así que, supongo, China va a bajar el ritmo, adquirirán muchas menos empresas que durante este año", admitió Belov.  

    Esta 'fiebre' inversora china, sin embargo, generó un verdadero escándalo cuando el regulador alemán prohibió al fondo de inversión chino Fujian Grand Chip Investment Fund LP comprar el fabricante alemán de microchips Aixtron SE.

    Del mismo modo, la expansión de China es en gran medida una especie de 'paso obligado'. El experto del Centro de Economía y Finanzas de la Academia de Ciencias Sociales de China Zhang Ning cree que la creciente actividad de los inversores del país asiático se explica por la devaluación que está sufriendo el yuan.

    "Muchas empresas chinas detectaron esta tendencia y comenzaron a apostar por la inversión en el extranjero", según el experto, esas mismas empresas trataron de sacar beneficio con el tipo de cambio entre el yuan y la moneda local.

    Lea más: China lanza una 'ofensiva' en Europa

    Además:

    'Europe first': Merkel y Macron quieren protegerse de China
    Avance de China, desastre para Occidente
    París vs. Pekín: Francia se une a EEUU contra China
    Etiquetas:
    economía, inversiones, Unión Europea, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook