En directo
    Economía
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Estado mexicano lanzó la Ronda Tres de licitaciones petroleras, integrada por 35 áreas en sus yacimientos de hidrocarburos fósiles, que podrían sumar al menos 3.800 millones de dólares en contratos con petroleras privadas y extranjeras, dijo el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

    "En caso de que haya éxito geológico (en las exploraciones), las inversiones podrían ascender a 3.800 millones de dólares a lo largo de la vida de los contratos", dijo Coldwell, principal responsable de la política energética del gobierno federal en su presentación oficial.

    La meta de las autoridades energéticas es adjudicar al menos 10 de las 35 áreas de exploración y explotación ofertadas y que se encuentre petróleo comercializable, comparable con los promedios de los resultados de licitaciones en la industria petrolera mundial.

    Coldwell dijo que, si se cumple ese objetivo, las empresas contratistas "traerían a México 39.000 nuevos empleos que ayudarían a la reactivación económica en estados afectados por la menor actividad petrolera de los últimos años", debido a la declinación de la producción en los grandes yacimientos mexicanos, como el gigantesco Cantarell.

    La nueva producción que añadirían esos yacimientos, en al menos 10 de las 35 áreas subastadas, se estima en hasta 120.000 barriles diarios de crudo lo que equivale al 6% de la producción promedio mexicana en 2017.

    Más aquí: Lukoil planea realizar cuatro proyectos en el golfo de México

    Esa producción se sumaría a los contratos de la dos rondas anteriores, que iniciaron la apertura petrolera tras el fin de un monopolio energético de 88 años en poder de la empresas del estado como Pemex.

    Si se cumple esa meta "significaría un 25% de la producción estimada proveniente de nuevos descubrimientos hacia el 2026 que proyectó la Agencia Internacional de Energía", dijo el funcionario federal.

    Oferta de yacimientos

    La oferta de la tercera ronda contiene yacimientos en las aguas someras del Golfo de México (cercanas a la costa y con menos de 500 metros de tirantes de agua), "bajo la modalidad de producción compartida", en la cual se han firmado tres de un total de ocho licitaciones petroleras en esas provincias petroleras mexicanas, según un documento entregado a los posibles inversionistas de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH, regulador estatal).

    Para el año 2025 la Agencia Internacional de Energía y el Gobierno mexicano esperan que casi un 60% de la producción nacional provendrá de los yacimientos bajo las aguas someras del Golfo de México, debido a la extinción de sus yacimientos históricos.

    La CNH explicó que en total los estudios sísmicos indican recursos prospectivos por 1.988 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en una superficie total de 26.265 kilómetros cuadrados, que deben ser verificados para convertirlos en reservas probadas, probables o posibles (conocidas como 3P), a partir de su factibilidad financiera, tecnológica y comercial.

    Esta es la primera vez que el Estado mexicano oferta zonas petroleras en las aguas someras de la cuenca petrolera de Burgos (noreste de México) "con una superficie promedio de 600 kilómetros cuadrados por la que se esperan recursos de aceite ligero y gas húmedo", añade el documento entregado a las empresas.

    "Los elementos técnicos y financieros de los contratos, permitirán a las compañías operadoras desarrollar los proyectos de manera eficiente y al Estado le garantizarán la captura de la renta petrolera", dijo el jueves la CNH en un comunicado.

    Esta convocatoria "permite asegurar que las compañías operadoras cuentan con experiencia y capacidad probada para el desarrollo óptimo de los proyectos petroleros".

    Los contratistas firmantes "estarán obligados al pago de las contraprestaciones correspondientes en favor del Estado, ya sea en efectivo y en especie".

    Cada contrato tendrá una duración original de 30 años, con dos posibles prórrogas de cinco años cada una, estarán sujetas a la continuidad de las actividades de extracción de hidrocarburos en las áreas contractuales firmadas.

    La realización de actividades exploratorias con una duración inicial de cuatro años y dos posibles prórrogas de hasta dos años cada una.

    El contenido nacional establecido en los contratos para el año 2025 es de "entre el 17 y el 35%, de acuerdo con el tipo de proyecto".

    El Estado mexicano espera inversiones por más de 60.000 millones de dólares por los contratos firmados desde julio de 2015 a la fecha.

    La CNH dijo la primera semana de septiembre que en caso de éxito comercial, las inversiones totales podrían superar los 50.000 millones de dólares.

    Y si se considera el prometedor campo Trión, en las aguas profundas del Golfo de México (de 0,5 a 1,5 kilómetros de tirantes de agua), las inversiones que llegarían México alcanzarían más de 60.000 millones de dólares.

    México produce en total unos 700 millones de barriles de crudo al año al ritmo actual, de los cuales exporta alrededor de la mitad.

    Etiquetas:
    licitación, petróleo, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook