En directo
    Economía
    URL corto
    4210
    Síguenos en

    Un enfrentamiento a gran escala entre Pekín y Washington sumergiría al mundo en una nueva crisis económica y convertiría las tensiones internacionales en un verdadero conflicto armado, aseguró Ken Moak, autor de un artículo para el diario Asia Times.

    El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, amenazó a China con una "guerra comercial" si el gigante asiático no comienza a apoyar de manera más activa las sanciones contra Corea del Norte. Actualmente, Pyongyang no presta demasiada atención a las sanciones y continúa sus pruebas de misiles. Kim Jong-un considera que el arsenal nuclear es "necesario para sobrevivir" y evitar un "cambio de régimen" violento. Moak afirmó que el país llegó a esta conclusión tras analizar el destino de Irak y Libia, así como tomar el ejemplo de China y otras potencias nucleares.

    No obstante, Moak calificó de "ineficaz" este enfoque de EEUU respecto a China, que podría llevar al mundo a las puertas de una nueva crisis económica global.

    "Si se desata una guerra comercial a gran escala entre China y EEUU, todo el mundo se sumergirá en una crisis global como la Gran Depresión de los años 30, cuando la insuficiente demanda interna y el cierre de los mercados extranjeros provocaron una verdadera turbulencia en la economía mundial, la quiebra y el cierre de fábricas enteras, así como un aumento significativo del número de pobres", recordó el columnista.

    Moak añadió que los países desarrollados todavía no han logrado hoy en día recuperarse de de la crisis crediticia del 2007. En consecuencia, el impacto de un posible nuevo 'shock' sería brutal.

    Lea más: 'Sorpresas' de Rusia y China: cómo podrían acabar con la economía de EEUU

    Pekín es uno de los mayores socios comerciales de Estados Unidos, así como el mayor consumidor mundial de recursos naturales y productor de diversas mercancías, observó el autor. Las empresas estadounidenses más importantes, como General Motors, Ford Motor, Boeing, Apple y otras dependen cada vez más del mercado chino.

    "La negativa a comerciar con China conduciría a la inflación y a la suspensión de las cadenas de suministro internacionales. Además, generaría grandes problemas para el sistema financiero estadounidense. El gigante asiático tiene con qué responder, habida cuenta del nivel de dependencia económica de los dos países", pronosticó.

    Según Moak, otros Estados se verían afectados cuando se enfrenten las dos economías más grandes del mundo.

    "La tensión crecerá a nivel geopolítico, porque la confrontación comercial solo perjudicará las frágiles relaciones entre EEUU y China", concluyó el autor.

    Además:

    Cómo solucionaría Putin la crisis norcoreana de una vez por todas
    China, Venezuela... ¿quién más se apunta? Un peligro mortal se cierne sobre el dólar
    China sugiere a EEUU no complicar la situación en torno a Corea del Norte
    Rusia y China buscan dejar a EEUU y al dólar fuera de juego
    Etiquetas:
    política, comercio, dólar, economía, sanciones, crisis económica, Steven Mnuchin, Corea del Norte, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook