Widgets Magazine
En directo
    Norte de África

    África, la tierra prometida para las economías latinoamericanas

    CC0 / NASA / Sahara satellite hires
    Economía
    URL corto
    142

    Los países africanos, ricos en recursos mineros y energéticos, presentan altas tasas de crecimiento de sus economías, además de un incremento en el consumo de bienes y servicio. Entiende por qué puede ser clave para el futuro de América Latina comerciar con esta región.

    África está viviendo una época de fuerte crecimiento de su Producto Interior Bruto. A lo largo y ancho de su territorio, el continente cuenta con invaluables recursos minerales y energéticos que se exportan al mundo entero.

    Su mercado, con más de 1.000 millones de personas, se va abriendo de a poco al mundo tras un período de "abandono" de las potencias clásicas y se va posicionando como una oportunidad única para las economías emergentes, explicó a Sputnik Ignacio Bartesaghi, director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica del Uruguay.

    El académico indicó que a pesar de la dificultad de generalizar sobre un continente tan diverso, se trata de una región "que tiene una potencialidad de crecimiento enorme", un elemento que no ha pasado por alto en la lectura que están haciendo otras potencias a nivel internacional.

    "África crece a tasas bien interesantes, que van a superar los promedios internacionales de crecimiento —4,3% en el 2018— lo que supera ampliamente las perspectivas de América Latina. Además hay un crecimiento en el consumo, un fenómeno de urbanización notorio, por lo tanto hay también cada vez más adquisición de bienes y de servicios que merecen atención", dijo Bartesaghi en diálogo con el programa Contante y Sonante de Sputnik.

    Lea más: China le gana terreno a EEUU en África 

    Los países africanos poseen "procesos de integración muy profundos", que incluyen acuerdos de libre comercio, uniones económicas y mercados comunes. A criterio del entrevistado, tienen "la red de acuerdos más compleja que existe a nivel internacional", a pesar de que muchos de ellos quedan solo plasmados en el papel, debido a conflictos o falta de infraestructura. Estos lazos intracontinentales contrastan con la escasez de vínculos comerciales con otras regiones.

    "No es una zona que esté muy activa en el cierre de acuerdos comerciales con otros actores a nivel internacional. Esto es algo que va a cambiar y progresivamente los países africanos se van a abrir al mundo y van a cerrar acuerdos comerciales. Ante eso hay que tener una estrategia definida, que América Latina no tiene", opinó el analista.

    Mientras que el Norte y el Sur de África presentan altos grados de desarrollo, el centro del continente está por detrás en términos de infraestructura. La existencia de conflictos tribales y de inestabilidades políticas en algunos de estos territorios dificultan su capacidad de descollar en el contexto mundial.

    Lea también: África — Guerra y recursos minerales

    "Es un mercado para el que se necesita muchísima inteligencia comercial para acceder, pero sobre el que todavía tenemos deficiencias, porque exportamos muy poco", explicó Bartesaghi sobre las oportunidades de comercio para América Latina.

    Brasil es el actor latinoamericano que más incidencia tiene en África, un proceso que se intensificó en los últimos 15 años. Bajo la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), el gigante sudamericano apuntó su política exterior al otro lado del Atlántico, y abrió embajadas para aumentar su presencia. Al día de hoy, exporta medicamentos y bienes industriales, como plásticos, maderas, vehículos o máquinas por un valor cercano a los 8.000 millones de dólares.

    Le sigue Argentina, con productos similares que coloca por cerca de 5.000 millones, dijo el experto. De esta manera, ambos países han encontrado en África una vía para diversificar sus mercados y exportar productos para los que encontraban barreras en otros destinos.

    Otros países del Mercosur, como Paraguay, Uruguay y Venezuela, tienen un comercio muy bajo, "focalizado en productos primarios de poco proceso productivo, fundamentalmente cereales, semillas, algo de pescados y lácteos".

    Lea también: "Nuestro bienestar reposa sobre las guerras en África"

    "Observamos que cada vez más países africanos están incorporando normas internacionales que favorecen el entorno de negocios, por lo tanto tenemos que seguir de cerca esto", valoró Bartesaghi.

    ​Economías emergentes como Rusia o la India están también visualizando oportunidades en África a través de relaciones estratégicas. Pero el ejemplo "más claro", en opinión del experto, es China.

    "Hay más de 3.500 empresas chinas en África y las inversiones que se están llevando a cabo en puertos y ferrocarriles para tener acceso a recursos minerales ponen al gigante asiático en un sitio de privilegio en una zona del mundo que durante mucho tiempo fue abandonada por las potencias clásicas como EEUU y Europa", concluyó.

    Además:

    China desplaza a Francia de la Costa Atlántica de África
    Experto: el Pentágono teme aumento de la influencia rusa en el norte de África
    Etiquetas:
    acuerdo comercial, integración, economía, América Latina, África
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik