En directo
    Economía
    URL corto
    6325
    Síguenos en

    Si Moscú se niega a retirar sus limitaciones respecto a la importación de tomates turcos, Ankara se verá obligada a tomar medidas de respuesta, declaró el ministro de Economía otomano, Nihat Zeybekci.

    Según el alto cargo gubernamental, su país está siendo presionado por los exportadores locales a causa del embargo ruso a las importaciones de tomates y otras legumbres.

    "Tomaremos medidas de respuesta para neutralizar esta presión: no se puede aguantar más", agregó el ministro.

    Cabe recordar que casi todas las restricciones impuestas a las importaciones de productos alimentarios de Turquía han sido ya retiradas. Rusia las impuso después de que un avión de la Fuerza Aérea turca derribara a un Su-24 ruso en Siria.

    Hasta ahora, los productos turcos que permanecen bajo el régimen de sanciones rusas son tomates, pimientos, granadas, berenjenas, calabacines y calabazas.

    En junio pasado, el vice primer ministro ruso, Arkadi Dvorkóvich, declaró que las consultas acerca de las importaciones de tomates turcos al país eslavo se llevarían a cabo hasta el fin del verano. Dvorkóvich agregó que es posible que Moscú pueda permitir las importaciones de estos vegetales en ciertas temporadas del año.

    Además:

    Turquía pide a Rusia levantar el embargo a la importación de alimentos
    Etiquetas:
    importación, tomates, embargo alimentario, Turquía, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik