En directo
    Un miembro del Movimiento de Elecciones Limpias lleva bolsas que representan dinero

    El fantasma de la deuda ronda sobre América Latina

    © AP Photo / Eraldo Peres
    Economía
    URL corto
    112

    Sputnik conversó con el economista colombiano José Roberto Acosta sobre un tema que durante mucho tiempo ha preocupado a todos los países de la región.

    A principios de los años 80 América Latina sufrió una grave crisis por el peso de la deuda externa, crisis que tuvo graves secuelas sobre las economías de la región. Aún hoy, la deuda externa sigue siendo una pesada carga.

    "La situación en el siglo XXI se aleja mucho de la crisis observada en los años 80. Por entonces la deuda tenía un tamaño igual a lo que los países producían durante un año. Hoy esa relación ya no es del 100%, sino menos de la mitad. Algo afortunado pero que de todos modos sigue generando un lastre en las finanzas públicas", dijo a Sputnik el economista y profesor colombiano José Roberto Acosta.

    Los latinoamericanos son países en vías de desarrollo con enormes necesidades básicas insatisfechas, porque los Estados siguen destinando "casi una tercera parte" de sus recursos públicos recaudados de impuestos al pago de capital de intereses o servicio de la deuda.

    Según explicó el docente, países como Colombia, Brasil y Chile se han visto favorecidos en los últimos años por un alza en los precios de commodities como petróleo, carbón o cobre. Sin embargo ese apogeo llegó a su fin. "El ‘boom' de los commodities se ha desplomado. Ahora se cierne un gran temor de que la deuda se incremente y el fantasma de los 80 regrese", indicó Acosta.

    El académico explicó que la principal deuda de América Latina es la externa. Durante los años noventa del siglo pasado, los países de la región se abrieron al mercado desarrollado a través de la emisión de bonos.

    "Brasil, Argentina, Colombia, Perú, todos ellos emitieron bonos en dólares con amplia cotización en el mercado internacional. Brasil está pagando a 10 años tasas en dólares del 5,5%. Esos bonos de deuda externa representan la mitad de sus deudas. La otra parte está emitida en deuda propia. Lo llamativo es que parte está siendo comprada por extranjeros. En Colombia, hay 

    una deuda de unos 70.000 millones de dólares, emitidos en moneda local, de los cuales la tercera parte está en manos de fondos internacionales", indicó.

    Para Acosta este fenómeno es "preocupante" porque quienes adquieren esos bonos son los llamados "capitales golondrina o especulativos". "Son capitales que compran estos títulos favoreciendo cierta estabilidad en el tipo de cambio. Pero ante cualquier incertidumbre política se van del país dejando una inestabilidad dramática en sus economías", explicó.

    Ante la pregunta de si es posible una anulación de la deuda en la región, Acosta no tuvo una respuesta muy prometedora. "Desde el punto de vista pragmático es imposible. Pagar la deuda es un principio moral pero no podemos caer en la trampa de empeñarnos hacia el futuro. La deuda de hoy son los impuestos del mañana. Los Gobiernos y la sociedad deben ser austeras para no generar una carga impagable para nuestros hijos", concluyó.

    Además:

    Venezuela pagó más de 2.800 millones de dólares de su deuda
    Trump se jacta de haber reducido la deuda nacional de EEUU
    Etiquetas:
    deuda externa, deuda pública, divisas, economía, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik