En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    0 251
    Síguenos en

    El acuerdo alcanzado por el gigante informático Google y el Servicio Antimonopolios de Rusia (FAS, por sus siglas en ruso) tendrá una consecuencia 'inesperada': para cumplirla, Google deberá volver a prestar servicios a los usuarios en Crimea a pesar de las sanciones de EEUU.

    Mientras el texto completo de los acuerdos entre Google y FAS no ha sido divulgado, una fuente en el Servicio Antimonopolios ruso confirmó que una de las cláusulas sería imposible de cumplir sin restablecer el servicio de Google en Crimea, informa el periódico Izvestia.

    "Para los dispositivos comercializados en Rusia, Google diseñará un interfaz de selección del buscador preferido. El interfaz será activado con la próxima actualización [del sistema operativo]", declaró anteriormente Alexéi Dotsenko, vicejefe del FAS, en una rueda de prensa dedicada a la firma de la avenencia.

    El medio envió una solicitud formal al FAS para aclarar si esta condición comprende el territorio de Crimea, que permanece bajo restricciones regionales de EEUU que prohíben que las empresas informáticas estadounidenses presten servicios en la península.

    "La avenencia tiene vigor en todo el territorio ruso y comprende todos los dispositivos bajo el mando del sistema operativo Android que tienen el buscador de Google preinstalado", respondió el servicio de prensa del Servicio Antimonopolios al agregar que "la negativa a cumplir las condiciones resultará en una obligación directa por la decisión del tribunal".

    Como el sistema Android se actualiza en línea a través la tienda digital oficial Google Play, ésta última debe estar disponible para los usuarios crimeos para recibir el nievo interfaz. Actualmente, según Izvestia, la tienda no funciona en Crimea: un mensaje informativo hace referencia a las sanciones de EEUU y la UE.

    Así, Google se ve en una situación incómoda, según el jurista Serguéi Kopilov entrevistado por Izvestia. Por un lado, el FAS ruso tiene la capacidad de imponer nuevas multas en caso de no cumplir la empresa las condiciones de la avenencia. Por otro lado, las sanciones básicamente le prohíben a Google que las cumpla. La empresa todavía no ha comentado el asunto.

    El Servicio Antimonopolios de Rusia declaró en septiembre de 2015 a Google culpable de violar la ley sobre la competencia, en particular al abusar de su posición dominante en el mercado de las aplicaciones preinstaladas en el sistema operativo Android.

    Tras dos años de demandas y contrademandas legales, durante las cuales Google perdió en varios procesos jurídicos, la empresa emprendió las conversaciones para buscar un acuerdo amistoso.

    Recientemente, el litigio llegó a su fin tras firmar las partes un acuerdo amistoso. Además de cumplir las condiciones acordadas, Google deberá pagar una multa de unos 7,8 millones de dólares.

    Además:

    Archivan en Rusia la causa administrativa contra Google
    El verificador de hechos de Google, ¿dirigido solo contra medios alternativos?
    ¿Adiós, Google Maps? Un operador de excientíficos de la NASA revoluciona el negocio satelital
    Etiquetas:
    servicios informáticos, competencia, multa, ley, sanciones, Servicio Federal Antimonopolio de Rusia, Google, Crimea, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik