En directo
    Banco de México

    Expectativas divididas sobre política monetaria de Banco de México

    © AFP 2018 / Alfredo Estrella
    Economía
    URL corto
    Víctor Flores García
    0 21

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La próxima decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico, central) será un indicador del impacto de las políticas comerciales y monetarias de EEUU en la economía mexicana en la era de Donald Trump, indican analistas que están divididos sobre sus expectativas.

    La Junta de Gobierno del Banxico discute desde el martes la decisión de política monetaria que hará pública el jueves próximo a las 13.00 locales (19.00 GMT), y sin embargo, no hay consenso en las opiniones de los analistas sobre un aumento o un congelamiento de las tasas.

    "Se espera que Banco de México mantenga sin cambios su tasa objetivo en 6,25 por ciento, (tasa de interés de referencia), debido a una reducción de las presiones de inflación provenientes de un traspaso del tipo de cambio", dijo a Sputnik la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller.

    El pasado 9 de febrero, el organismos autónomo del Estado mexicano acordó aumentar en 50 puntos base su tasa de interés de referencia, para llevarla a 6,25 por ciento, en la anterior sesión de su Junta de gobierno, que ha sido su mayor nivel desde marzo de 2009.

    En contraste con esa opinión, la más reciente encuesta entre especialistas que publicó Citibanamex la semana pasada, indica que "hay un consenso en que el Banxico aumentará las tasas nuevamente".

    Por su parte, el director general editorial de El Financiero de México, Enrique Quintana, explicó en su columna que "cuando se levantó la encuesta, nueve de los 20 entrevistados esperaban un incremento de medio punto mientras que los otros 11 consideraban que el incremento sería de un cuarto de punto (0,25 por ciento más)".

    Ninguno de esos analistas, claramente divididos en dos bloques, consideró que las tasas quedarían sin cambio en aquel momento.

    Pero con el comportamiento que ha tenido el dólar en días recientes, que ha dado respiro al peso "es probable que la balanza se incline hacia un ajuste de 0,25 por ciento", pronosticó Quintana en tono moderado.

    En sentido contrario, la inflación de la primera quincena de marzo resultó ligeramente superior a la prevista —subió a 5,29 por ciento en la primera quincena de marzo a tasa anual, su nivel más elevado desde julio de 2009-, "lo que podría inclinar a un alza de medio punto porcentual (0,50%)".

    El director editorial del diario mexicano —que tiene una alianza editorial con la agencia financiera Bloomberg- sostuvo una entrevista la semana pasada con Agustín Carstens, el respetado gobernador del banco central.

    En la Convención Bancaria, el gobernador Carstens le dijo a Quintana que "el tema que debe definir la Junta de Gobierno de Banxico el jueves es cómo "anclar" eficazmente las expectativas inflacionarias".

    El factor Trump

    Debido a que las posiciones especulativas en contra del peso, disparadas cuando ganó las elecciones el magnate neoyorkino, se han reducido de forma considerable, en las próximas semanas el tipo de cambio podría alcanzar un nivel de 18,50 pesos por dólar, prosiguió Siller, en línea con el pensamiento de Carstens.

    Ese nivel "coincide con la parte baja del canal de tendencia iniciado el 20 de enero de 2017, con la toma de protesta de Donald Trump", dijo la analista de la casa financiera en México.

    Siller insiste en que el Banco de México "mantenga sin cambios su tasa objetivo, debido a una reducción de las presiones de inflación provenientes de un traspaso del tipo de cambio".

    Asimismo, dijo la experta, "el tipo de cambio representa un menor riesgo para la inflación al colocarse como una de las divisas más apreciadas en el mercado cambiario".

    En los mercados de divisas, el peso sufrió una depreciación de 20 por ciento en todo 2016, cuando el clima de volatilidad se desató con el ascenso y triunfo de Trump al final del año.

    Las autoridades monetarias mexicanas también han mostrado que cuentan con herramientas para "evitar una depreciación desordenada más adelante en el año", añadió.

    No obstante, aunque Banxico mantenga su tasa objetivo sin cambios, "es altamente probable que el peso extienda su apreciación" ya notable.

    Aunque la inflación se fue un poco más arriba de lo previsto, tampoco salió de cauce respecto a lo anticipado por el Banxico, dijo la analista.

    Por su parte, Quintana pronosticó que la Junta de Gobierno probablemente se guardará "márgenes de maniobra adicionales para incrementar las tasas en caso de que en el futuro inmediato haya otros episodios de inestabilidad —en el marco de las negociaciones comerciales de México con Trump- que requieran subir más el costo del dinero para tratar de estabilizar los mercados".

    La moneda mexicana, que según Carstens ha sido injustamente depreciada y volverá a recuperarse claramente hacia final del año, cuando la inflación ceda- registró el miércoles un avance de 1,14 por ciento en su modalidad interbancaria, a 18,73 pesos por dólar, con ganancia de 0,27 centavos, informó Bancico, un día antes de su próximo anuncio de política monetaria.

    Las ganancias del peso estuvieron sustentadas en un fuerte avance de los precios del petróleo, debido a que el crudo de referencia West Texas Intermediate (WTI) avanzó 2,34 por ciento, cerrando en 49,5 dólares por barril.

    Además la apreciación del peso "también se debe en parte a un incremento en la demanda por instrumentos de deuda soberana de México", puntualizó la analista de Banco BASE.

    Etiquetas:
    Banco de México, Donald Trump, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik