11:58 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Euros

    El euro, un ancla para los países débiles

    © Sputnik / Mikhail Kutuzov
    Economía
    URL corto
    0 04

    A 60 años de la firma del Tratado de Roma, la piedra fundamental de la actual Unión Europea, el euro se enfrenta a su mayor desafío.

    Si bien en un inicio la moneda común, que circula hace 15 años, significó una ventaja para los países más débiles, hoy es un factor más de crisis, dijo al programa 'Contante y Sonante' de Sputnik Anabella Busso, profesora de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina) e investigadora del CONICET.

    Según la especialista, si naciones como Grecia, Irlanda, España, Portugal o Italia "hubiesen podido devaluar su moneda, hubiesen solucionado más fácilmente sus problemas". La creación de la moneda común para ciertos analistas entra dentro de los problemas generados por fenómeno de "sobreintegración" en el bloque.

    Más: El dólar amenaza al euro

    La académica argentina indicó que de todos los países que adoptaron la moneda común, Alemania "es el único que presenta una relación directa" entre el valor de la moneda y la capacidad económica del país. La nación germana "tiene sus finanzas relativamente en orden y un sistema productivo de alta tecnología, muy sólido". Este panorama creó, luego de la crisis de 2008, "un escenario de centro-periferia" entre las naciones de la zona.

    Respecto a los 60 años de historia del proyecto de integración europeo, Busso indicó que éste permitió "disminuir la conflictividad y escapar de la guerra", y logró "índices de crecimiento importantes" para los países con "un capitalismo bastante menos salvaje" y "con un perfil social más notorio" que otras experiencias alrededor del mundo.

    Más: ¿La hora final del euro?

    Sin embargo, la crisis financiera global de 2008 enfrentó esta realidad a un fuerte desafío. Ante un escenario adverso, "los más poderosos tomaron decisiones" y "los Gobiernos de países con más peso en Europa no pudieron o no quisieron dar una batalla contra el sector financiero trasnacional o contra los aspectos más negativos del fenómeno de la globalización".

    Consecuentemente, "se debilitaron los pilares cooperativos, de solidaridad y de compromiso" en comparación con las etapas anteriores del proceso de integración regional. Los habitantes y Gobiernos de los Estados más azotados por la crisis manifiestan un descontento "con lo que está decidiendo" el bloque ante los "problemas serios" que enfrentan.

    Más: Tras el 'Brexit': "Europa es el hazmerreír de la economía mundial"

    Según Busso, Alemania seguirá pujando por mantener la estabilidad del bloque y preservar el euro, entre otras cosas por su condición de "acreedor" que "ha invertido mucho dinero" para sanear las crisis de deuda soberana en los países de la periferia europea. El "liderazgo y la capacidad de imponer criterios políticos y económicos en organismos de la UE" refuerzan la posición alemana sobre la integración regional.

    No obstante, para que la viabilidad del proyecto europeo se mantenga, la analista consideró que los políticos de los países "deberían asumir un mayor compromiso para solucionar los problemas de sus sociedades nacionales, sobre todo problemas de desempleo y de calidad de empleo". Para eso, la UE "necesita reformular sus estructuras institucionales".    

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Los países comunitarios deben tener la posibilidad de salir del euro
    ¿Abandonar la zona euro para blanquear capitales?
    Asesor comercial de Trump acusa a Alemania de explotar un euro infravalorado
    Merkel rechaza las acusaciones de EEUU de explotar un euro infravalorado
    Vida más allá del euro: las monedas alternativas triunfan en España
    Etiquetas:
    crisis, euro, UE, Europa