En directo
    Economía
    URL corto
    0 110
    Síguenos en

    Tras firmar el acuerdo nuclear, Irán se ha vuelto un territorio extremadamente atractivo para hacer inversiones rentables. Una zona económica especial de Irán, ubicada en la isla de Qeshm, ya ha atraído a inversores de más de 10 países.

    Vladímir Sazhin, experto orientalista, reveló a Sputnik cuáles son las principales características de la zona.

    Según admitió, después de que entrara en vigor el acuerdo que levantó las sanciones internacionales, Teherán no tardó en empezar a "recuperar el terreno perdido en el ámbito económico y comercial", centrando sus esfuerzos en dos regiones —China y la UE—.

    Lea más: La petrolera rusa Lukoil espera invertir en Irán miles de millones de dólares

    Así, en 2016 se aumentó el volumen del comercio con Francia, Italia, Reino Unido, Japón y Turquía, entre otros. No obstante, a juicio de Sazhin, la prioridad ahora para Irán son las inversiones extranjeras. Por ejemplo, para 2020, Teherán tiene planeado atraer 185.000 millones de dólares en los sectores del petróleo y gas, frente a los 12.000 millones de dólares invertidos en toda la economía en 2016.

    Rusia es otro socio clave en la esfera del comercio para Irán. Las autoridades rusas aprobaron un proyecto de ley federal sobre la cooperación y la seguridad mutua de las inversiones en diciembre de 2016.

    Sin embargo, apuntó el experto, varios factores obstaculizan la atracción de capital extranjero. En particular, la legislación iraní no satisface las necesidades y los intereses de los socios, por lo cual el Gobierno del país está realizando un extenso trabajo para la armonización de las leyes de negocios iraníes con la práctica jurídica internacional.

    "Además, hay inversores que todavía no se han percatado de los beneficios de invertir en el país persa. Siguen guiados por los estereotipos del periodo de las sanciones estadounidenses", detalló.

    Los iraníes, por su parte, hacen todo lo posible para mejorar la imagen de su país ante la comunidad internacional, tanto en el ámbito económico como a nivel de varias regiones geográficas.

    Recientemente, Hamid Reza Moameni, el director general de la zona económica especial (ZEE) de Qeshm, indicó que su organización sobresale entre las siete ZEE que funcionan en el país gracias a las grandes reservas de petróleo y gas, a la falta de problemas de transporte, al fácil acceso por mar y a la presencia de campos de aviación capaces de recibir aeronaves pesadas de fuselaje ancho.

    Vea también: Irán prevé invertir más de $185.000 millones en su industria de hidrocarburos

    Según Sazhin, los inversores potenciales han expresado su disposición a cooperar con Irán en el ámbito de las inversiones en diversos proyectos en la isla de Queshm, con el fin de convertirla en el centro de información de Oriente Próximo. Asimismo, Rusia y China elaboraron un proyecto del Banco Internacional de Seguros de Inversión en Qeshm.

    "Se propuso establecer un tipo de sede para crear las bases de transformación de la ZEE de Qeshm en una zona de libre comercio internacional", profundizó.

    Por el momento, se espera que en un futuro próximo Qeshm se convierta en el centro principal de atracción de inversiones extranjeras, lo cual dará lugar a la intensificación de los procesos de inversión en todo el país.

    Además:

    Ecuador abrirá una oficina comercial en Irán
    Irán y Alemania viven un 'Renacimiento' en las relaciones bilaterales
    Los puntos clave del proyecto de la declaración conjunta de Rusia, Irán y Azerbaiyán
    Etiquetas:
    zona de libre comercio, cooperación, economía, comercio, inversiones, Irán
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook