En directo
    Economía
    URL corto
    0 34
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Consejo de Negocios de Energía México-EEUU celebra su primera reunión en México entre representantes de las industrias energéticas para la integración bilateral, a dos semanas de la gran licitación de campos petroleros bajo las aguas profundas del Golfo de México.

    El objetivo del Consejo bilateral es examinar "las formas de fortalecer los vínculos económicos y comerciales entre el sector energético con el fin de presentar recomendaciones viables, no-vinculantes a ambos Gobiernos", informó la Secretaría de Energía al final del encuentro de 20 destacados miembros de la industria de ambos países.

    Esas recomendaciones buscan aprovechar de mejor manera las oportunidades de negocios y del entorno competitivo que emanan las Reformas Estructurales, "así como fortalecer la integración y la competitividad energética en la región de América del Norte".

    Las grandes petroleras de la industria global comprometieron más de 41.000 millones de dólares durante la próxima década, en la reciente ronda de licitaciones de campos petroleros bajo aguas profundas, el pasado 5 de diciembre, en la cual ganaron contratos las gigantes estadounidenses Chevron y Exxon Mobil, antes de que el presidente de esta última, Rex Tillerson, fuera designado al departamento de Estado de EEUU por Donald Trump.

    Durante este primer encuentro los miembros del sector privado petrolero, gasero y eléctrico acordaron un plan de trabajo que conducirá las actividades del Consejo durante los próximos meses, informó el despacho del secretario Pedro Joaquín Coldwell.

    La élite energética

    Por el Gobierno de México participó el subsecretario de Industria y Comercio, José Rogelio Garza, y el director general de relación con inversionistas de la Secretaría de Energía, Gabriel Heller, y por el Gobierno de EEUU el subsecretario de Comercio Exterior, Kenneth Hyatt, y la secretaria adjunta de Asuntos Internacionales del Departamento de Energía, Paula Gant.

    Hyatt indicó que las relaciones comerciales bilaterales van mucho más allá del intercambio de bienes y servicios, porque "incluyen preocupaciones mutuas por la innovación, el intercambio de ideas y conocimientos y en el que el tema energético es una pieza crítica en la relación comercial".

    Los líderes de la industria a ambos lados de la frontera se reunieron en un momento crítico de la relación por las intenciones proteccionistas de Trump.

    El objetivo del Consejo es "desarrollar fuentes eficientes de energía y aprovechar la geología que comparten en áreas como Eagle Ford y el Golfo de México", dijo Hayatt, señalando los campos de rocas de esquito en los desiertos mexicanos fronterizos con Texas que podrían ser explotados con tecnología de fractura hidráulica (fracking) que causó un boom petrolero en EEUU.

    En el consejo participan representantes gubernamentales y del sector privado de ambos países.

    Las empresas petroleras energéticas de México participantes fueron Gauss, Sierra Oil and Gas, Petróleo y Gas de Grupo México, GD Energy Services México, Energía Eléctrica Bal, TransCanada, Conductores Monterrey, Tecpetrol México, CEMEX Energía, Mitsui Power Americas.

    Heller enfatizó a nombre de la Secretaría de Energía que el Consejo aprovecha las condiciones que crea la Reforma Energética que abrió el sector que fue un monopolio por casi 80 años "para la formación de mercados que antes no existían en nuestro país, en donde es clave la participación activa de la iniciativa privada para impulsar un sector energético más competitivo".

    El Consejo fue establecido en enero de 2015 en la Reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) entre México y Estados Unidos.

    La escultura con la cabeza de Trump en México
    © AFP 2020 / Alfredo Estrella
    Está conformado por diez miembros del sector privado de cada país y por altos funcionarios de las Secretarías de Economía y de Energía de México, así como de los Departamentos de Comercio y de Energía de Estados Unidos.

    Se espera que las primeras recomendaciones que surjan del sector privado se presenten ante ambos gobiernos en el marco de este Consejo hacia mayo de 2017.

    En la visión de las petroleras de EEUU, como Exxon Mobil, predomina la llamada "integración energética de Norteamérica", y los elementos que integran este enfoque están encabezados por el llamado "NAFTA 2.0", es decir la modernización del pacto comercial de EEUU, México y Canadá que cumplirá 23 años en enero, de acuerdo a un documento al cual tuvo acceso Sputnik.

    El enfoque del gigante que dirigió Tillerson hasta esta semana, antes de su designación a encabezar la diplomacia de EEUU, está lejos de considerar la reversión o incluso la abolición de ese acuerdo que para Trump es el "peor de la historia de EEUU".

    En realidad la petrolera estadounidense considera como segundo pilar de la integración energética norteamericana —que llama "la mayor del planeta"— al Diálogo Económico de Alto Nivel (DEHL, en inglés) entre EEUU y México emprendido por Barack Obama en 2013. 

    Además:

    Trump da malas noticias a México y buenas a China
    Comercio con México genera 5 millones de empleos en EEUU
    México reúne a sus cónsules en EEUU para planificar defensa de migrantes
    Etiquetas:
    consejo, energía, México, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook