En directo
    Economía
    URL corto
    9447
    Síguenos en

    Recientemente, Japón anunció que no reconoce a China como una economía de mercado. Las declaraciones de Tokio, junto con las últimas críticas del presidente electo de EEUU, Donald Trump, son una indicación clara de que las potencias económicas están desatando una guerra comercial contra Pekín.

    Según el rotativo nipón Yomiuri, los subsidios gubernamentales para la protección de la industria china y el apoyo estatal a las exportaciones no permiten reconocer al gigante asiático como un país con economía de mercado.

    Además, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, criticó en su microblog a las autoridades chinas por la devaluación del yuan, los elevados aranceles a la importación y la construcción de un complejo militar en el mar del Sur de China.

    Japón, sin postura independiente

    El experto ruso del Instituto del Lejano Oriente, Víktor Pavliatenko, afirma que Tokio ha adoptado la postura de EEUU y la UE acerca de China.

    "Japón no puede permitirse actuar de otra manera, es un miembro del G-7. Adquirió su peso político gracias a su alianza con Occidente y su incorporación al G-7", explica Pavliatenko, y añade que, por el momento, Japón no tiene "su propia posición independiente, distinta a la de sus socios occidentales".

    Además, prosigue, China se ha convertido en una fábrica mundial y la segunda economía en el planeta, superando a Japón. De esta manera, los nipones rechazan reconocer a Pekín como una economía de mercado y podrán obstaculizar a China en la captación de inversiones en el mercado financiero global, además de aliviar la introducción de medidas restrictivas del comercio en el marco de la OMC.

    A juicio del experto, la decisión de las autoridades niponas también demuestra la unidad entre Tokio, Washington y Bruselas, las cuales, por su parte, califican a China como su rival principal. Esta es la razón por la cual "su postura actual es contraria a sus obligaciones, que surgieron tras la entrada de China en la OMC".

    ¿Por qué China?

    "Con la adhesión de China en el 2001, para el país se fijó un periodo de transición de 15 años para ajustarse a la economía de mercado. Así, al final de este año, todos los miembros tienen que reconocer que China es una economía de mercado, pero por el momento EEUU y la UE lo rechazan", apunta el especialista del Instituto Chongyang de Estudios Financieros de la Universidad Renmin de China, Bian Yongzu, quien considera este enfoque "descarado e insolente".

    Existen dos causas que determinan esta postura del bloque de las potencias económicas, continúa el experto. La primera consiste en los ritmos lentos y 'débiles' de la recuperación de la economía global en los últimos años y la falta del optimismo en la situación económica en los países desarrollados, "cuyas ventajas competitivas en algunos sectores se ven muy minimizadas en comparación con China". La segunda razón se debe al cambio sustancial en las actitudes públicas que se produjo en Europa y EEUU tras el Brexit y los comicios presidenciales estadounidenses.

    "El populismo y el sentimiento antichino van ganando terreno", profundiza Yongzu.

    A su juicio, la falta de reconocimiento de que China es una economía de mercado "refleja psicológicamente la reducción de las ventajas competitivas" de EEUU, la UE y Japón. Mientras tanto, Pekín "está aumentando su competitividad en el escenario internacional".

    Trump, fiel a sus promesas electorales

    Konstantín Sivkov, vicepresidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, opina que el ataque psicológico lanzado por Donald Trump contra china era de esperar. Según indica, las declaraciones del nuevo líder estadounidense evidencian que llevará a cabo su política exterior —aunque con pequeña corrección— en consonancia con sus promesas electorales.

    Lea más: EEUU… ¿vasallo de China? Inversiones del gigante asiático debilitan a la primera economía

    "El rival económico principal de EEUU es China. Y el sector económico está estrechamente vinculado con el de defensa. Por lo tanto, Trump busca crear unas condiciones favorables para EEUU en el Pacífico", sostiene Sivkov.

    Además, agrega que, para Trump, la única manera para lograr este objetivo es "asociarse con Rusia, alejarla de China y juntos tratar de restablecer el 'statu quo' que existía antes del avance chino".

    Además:

    Renuncia de Donald Trump al TPP impulsa libre comercio en Asia-Pacífico
    Trump da malas noticias a México y buenas a China
    China multiplica por 1,5 su inversión extranjera directa
    Etiquetas:
    postura, economía, rivales, guerra, UE, Donald Trump, EEUU, China, Japón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook