En directo
    Economía
    URL corto
    8606
    Síguenos en

    La Unión Económica Euroasiática (UEE) y el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda podrían ser la base para una Gran Asociación Euroasiática que incluya a países de las distintas organizaciones económicas de la región, aseguró a principios de octubre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en una entrevista a Sputnik y a la agencia india IANS.

    Gracias a su potencial geográfico, Rusia podría convertirse en un puente entre Europa y Asia, además de un lugar donde se puedan desarrollar los intereses comunes de Asia, Europa y EEUU, señaló el analista político italiano Francesco Sisci para el diario Asia Times.

    "El presidente de Rusia, Vladímir Putin, tiene toda la razón para estar orgulloso de sí mismo. Es un maestro de los juegos geopolíticos. La influencia de Moscú está más extendida que nunca, posiblemente más grande que en el punto más álgido de la Guerra Fría", dice el artículo.

    La producción de equipamiento petrolero en una planta de Rusia
    © Sputnik / Игорь Зарембо
    La participación rusa en el acuerdo nuclear iraní, así como el papel ruso en Siria, han fortalecido el papel de Rusia en el Oriente Próximo como un jugador vital en la región. Por otro lado, Rusia continúa activamente trabajando en la cooperación en la región del Asia Pacífico.

    Los triunfos geopolíticos se han visto minados por diversos problemas económicos, pero el experto considera que Rusia tiene grandes oportunidades, más allá de su influencia política, del gas o del petróleo.

    "Rusia puede importar capital e influencia geopolítica dentro de su territorio y aprender a manejarla internamente, no externamente. Rusia es un puente natural entre Asia y Europa, los dos mundos más dinámicos de la región", escribió Sisci.

    Esto facilitaría a Moscú atraer a nuevos inversores de todo el mundo para desarrollar las pequeñas y medianas empresas, así como mejorar la infraestructura de comunicación y de intercambio.

    "En ese sentido, el crecimiento económico de Rusia puede ayudar al crecimiento económico en el resto del mundo, y Rusia podría convertirse en el territorio donde Asia, Europa y EEUU puedan encontrarse y construir intereses comunes de desarrollo", subrayó el analista.

    ​El experto destacó el nuevo Camino de la Seda que está implementando China, al tiempo que señaló que podría ser muy beneficioso para Rusia, además de ser un proyecto capaz de transformar la economía euroasiática.

    En ese sentido, el hecho de que Rusia "reciba y maneje capitales extranjeros para desarrollar el proyecto del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y un puente euroasiático que incluiría a EEUU", podría ayudar al país eslavo a sacar partido de su situación actual.

    Además:

    Putin exige medidas más eficaces para apoyar la economía rusa
    La economía rusa se adaptó a la nueva realidad
    El fin de la economía mundial tal y como la conocemos
    Etiquetas:
    futuro, Europa, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook