En directo
    Economía
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    Funcionarios estadounidenses y representantes de las agencias del Gobierno federal de EEUU usan más que nunca las tarjetas de crédito que les han sido asignadas por las autoridades.

    Los ciudadanos-contribuyentes no están al corriente de cuántos de los miles de millones salidos de los fondos presupuestarios se gastan en forma legal, y cuántos, por el contrario, en caprichos personales y sobornos no relacionados con el trabajo.

    El informe publicado este mes arroja luz sobre algunos detalles escabrosos, como la cantidad de dinero que gastaron los funcionarios estadounidenses en clubes de 'striptease' en el extranjero.Según Scott Amey, el consejero general del Proyecto de Supervisión al Gobierno, entrevistado por Sputnik, hace varios años el Gobierno de EEUU decidió que sería más eficaz proporcionar tarjetas de crédito a los empleados federales que pasar por un largo proceso de adquisición.

    Los empleados públicos tienen tarjetas de compra, tarjetas de combustible, tarjetas de viaje, y algunas tarjetas de tipo mixto. Esto les permite cubrir los gastos laborales sin pagar de su bolsillo. El sistema fue diseñado para mejorar la eficiencia del trabajo, pero casi cada mes surge un informe sobre el uso indebido de las tarjetas de crédito por parte de los empleados estatales.

    Las autoridades han adoptado varias leyes para fortalecer el control y prevenir el abuso de poder, pero, por desgracia, esto ha llevado  a que los trabajadores de organismos gubernamentales cambien sus preferencias de gasto. En épocas anteriores, los titulares de tarjetas compraban muchos artículos personales: barcos, máquinas de elaboración de cerveza, algunos incluso las utilizaron para pagar cirugías de aumento de senos.

    "Ahora vemos que la gente está gastando dinero en sitios sospechosos. Por ejemplo, usan sus tarjetas en casinos o lugares de entretenimiento para adultos. Algunos militares gastan dinero en lugares vetados a los soldados", relata Amey.

    La Oficina del Inspector General llevó a cabo una investigación y descubrió que los titulares de tarjetas hicieron más de 4.000 transacciones por valor de un millón de dólares en casinos y más de 9.000 transacciones por un monto total de 100.000 dólares en clubes de 'striptease'.

    Además:

    La corrupción en México ahuyenta a empresarios de EEUU
    Expolicía denuncia la corrupción en EEUU y pide refugio en Rusia
    EEUU invierte en la corrupción ucraniana
    Bloqueo de ayuda de EEUU a México revela "corrupción e impunidad"
    Etiquetas:
    striptease, gobierno, funcionarios, trabajo, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook