22:50 GMT +319 Noviembre 2017
En directo
    El análisis de inversiones

    ¿Cuánto más durará el alza de los bonos de mercados emergentes?

    © Flickr/ Ken Teegardin
    Economía
    URL corto
    0 216 0 0

    Existe una gran demanda de bonos de los mercados emergentes debido a que los inversores en busca de ganancias huyen de los tipos de interés bajos —e incluso negativos— del mundo desarrollado, según un artículo publicado en The Financial Times.

    En 2016, las economías subdesarrolladas han experimentado altibajos. Así, según Bank of America, Merrill Lynch y EFPR Global, el flujo de corrientes en los fondos especializados en valores de deuda en mercados emergentes contribuye al crecimiento actual, que hasta la fecha ha superado los 30.000 millones de dólares.

    De esta manera, indica el medio, a muchos actores del mercado global les preocupa cuánto más podrá durar la tendencia.

    Peligros y riesgos

    A juicio de Chris Gilfond, especialista de préstamos bancarios de Citi, es muy probable que para los mercados emergentes "el viento favorable pronto se convierta en viento en contra", lo que, por su parte, derivará en dificultades para el mercado y "las economías se verán afectadas en distintos grados".

    Según los expertos, los mercados emergentes se han beneficiado de la política de los bancos centrales, los cuales apuestan por tipos de interés artificialmente bajos.

    "Los únicos países del mundo con políticas monetarias y tasas de interés normales son los mercados emergentes", indicó Jan Dehn, inversor en la casa de inversión Ashmore.

    De esta manera, la gran exposición de los mercados emergentes a la deuda en la moneda nominada de reserva obliga a los inversores a prestar mucha atención al dólar estadounidense y a la política de la Reserva Federal.

    Además, otro desafío para los que abogan por los activos en los mercados emergentes consiste en las medidas fiscales, las cuales podrían ser adoptadas por las economías en vías de desarrollo.

    Los mercados emergentes se consideran peligrosos para los inversores pese a las numerosas oportunidades que ofrecen.

    Así, en mayo de 2016, Rusia vendió su primer bono internacional a tres años. Sin embargo, no quedaba claro si sería procesado a través de las casas de compensación internacionales, por lo que no se pudieron vender más de 1.750 millones de dólares frente a la tasa inicial de 3.000 millones de dólares.

    En septiembre de 2016, Rusia volvió a acceder a los mercados internacionales con el mismo bono y esta vez logró recaudar una suma adicional de 1.250 millones de dólares, con un rendimiento del 3,6%.

    Oportunidades y ventajas

    A pesar de que el porcentaje es más bajo comparado con el de mayo, Rusia es una excepción debido a las sanciones impuestas por EEUU y UE. El Índice Global Diversificado de JPMorgan, que incluye los bonos de los mercados emergentes, se ha incrementado en casi un 15% en 2016.

    "En el mundo de los tipos de interés bajos, los mercados emergentes destacan como un lugar donde se puede obtener algo de valor relativo interesante, algo de lo que carecen los demás", precisó Gilfond.

    Edificio del Banco Central de Rusia
    © AP Photo/ Alexander Zemlianichenko
    Así, después de que Rusia volviera a entrar en el mercado, Argentina anunció su primer (en más de 10 años) bono nominado en euros. Colombia, Perú y Chile no tardaron en seguir el ejemplo de su vecino.

    De acuerdo con los datos de Dealogic, en 2016 los mercados emergentes han emitido 28.000 millones de bonos del mundo nominados en euros, lo que ya equivale a las cifras de 2015, y se acerca al anual total más alto de la historia. Asimismo, están en el rumbo hacia elevar una cantidad récord de deuda en los mercados de capital a nivel mundial.

    Otro factor que ha contribuido a fortalecer los bonos de los mercados emergentes es la firmeza de las monedas locales con respecto al dólar de EEUU —el índice de sus divisas de JPMorgan ha subido en casi un 9%—. Esto se debe al alza de los precios del petróleo y a las precauciones de la Reserva Federal de EEUU.

    De hecho, las condiciones monetarias peculiares que azotan la economía global podrían proporcionar grandes ventajas tanto para los mercados emergentes como para los inversores. Además, estos últimos ya están dispuestos a correr los riesgos correspondientes.

    Además:

    Se ha duplicado la inversión extranjera en Rusia a pesar de las sanciones
    América Latina analiza sus políticas ante adversidad económica
    Die Presse: inversores extranjeros vuelven al mercado financiero ruso
    Etiquetas:
    inversiones, crecimiento, economía, mercados, bonos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik