Widgets Magazine
09:59 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Diamantes

    La guerra por el brillo: Rusia aumenta su presencia en el mercado de diamantes

    © Sputnik / Aleksandr Utkin
    Economía
    URL corto
    271
    Síguenos en

    La compañía rusa Alrosa, la extractora de diamantes más grande del mundo, planea duplicar sus ventas de piedras preciosas a China y Japón en 2020. El economista ruso Antón Shabánov explicó en una entrevista a Sputnik que esto puede llevar a una guerra en el sector.

    Alrosa planea duplicar las ventas de diamantes en bruto y trabajados en 2020 para China y Japón a través de su plataforma de comercio en Vladivostok hasta unos 12.000 millones de rublos (185 millones de dólares), de acuerdo con el vicepresidente de la compañía, Rinat Gizatulin.

    Según los expertos, a largo plazo el volumen de comercio a través de la nueva plataforma puede aumentar a decenas de miles de millones de rublos al año.

    El economista Antón Shabónov afirmó que la idea de Alrosa es muy atractiva ya que este mercado no está limitado en términos de volumen, especialmente en China. Pekín ya compra las gemas al Oriente Próximo, donde hay una bolsa de diamantes.

    "Cuando Rusia entre en este mercado con su nueva plataforma esto conducirá a guerras comerciales y económicas porque los mayores actores de la región, por supuesto, van a luchar por mantener a sus clientes en la bolsa de diamantes", dijo Shabánov a Sputnik.

    El economista explicó que la compañía rusa ha tomado esta decisión porque entiende que el mercado de Oriente Próximo no es estable y de que Moscú puede ofrecer a China una manera de sacar provecho de una plataforma que está más cerca, más completa y accesible.  Es muy probable que China quiera ahorrar dinero y hacer comercio con Rusia en vez de buscar diamantes en sitios distantes.

    El experto señaló que la competitividad por los precios de los productos será un factor importante.

    Shabánov señaló que, aunque Alrosa es uno de los principales actores en el mercado de diamantes, China no ha establecido contactos permanentes con la empresa rusa y compra  diamantes de muchos países. Sin embargo, existe la posibilidad de que el país asiático elija un proveedor principal que tenga condiciones más favorables debido al gran volumen de ventas.

    Este producto está en demanda, ya que no solo es la industria de la joyería la que compra toneladas de diamantes, sino también las empresas de alta tecnología. Por ejemplo, se necesitan diamantes para producir los láseres.

    Tanto la industria del láser, como otras tecnologías, se están desarrollando rápidamente, por lo que el mercado está creciendo, dijo Shabánov. Recientemente, Alrosa anunció que abrirá una sucursal en Vladivostok, cerca de la frontera con China. Su principal objetivo es incrementar las ventas en Asia y el Pacífico y mejorar la cooperación con las empresas de la región.

    Además, Alrosa pretende encontrar nuevos socios e inversores potenciales. Así, la compañía abrió una subasta de diamantes raros de más de 10 quilates, en vísperas del Foro Económico Oriental, que se celebró el 2 y 3 de septiembre en Vladivostok.

    Según la empresa, se ofrecieron a la venta un total de 19 diamantes con un peso total de 1.098 quilates. El diamante más grande tenía un peso de 401,9 quilates. Al mismo tiempo, hubo una subasta de 28 diamantes trabajados. Esta es la primera vez que Vladivostok acoge un evento comercial de esta magnitud. En el futuro, se planea abrir un centro euroasiático de diamantes en esta ciudad portuaria rusa. Según la compañía, el nuevo centro debería empezar a funcionar en 2017.

    Etiquetas:
    diamantes, Alrosa, Antón Shabónov, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik