En directo
    Economía
    URL corto
    3160
    Síguenos en

    "América debe escribir las reglas. América debe mandar", evocando las palabras de Obama sobre el TTP, los expertos señalan que la Asociación Regional Económica Integral, promovida por China, es una alternativa más viable a la quimera norteamericana.

    Las banderas de China y EEUU cerca del Capitolio en Washington near the U.S. Capitol in Washington
    © REUTERS / Hyungwon Kang
    Entre el 10 y el 19 de agosto se celebra la 14º jornada de negociaciones sobre la Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por sus siglas en inglés), en la ciudad de Ho Chi Minh (Vietnam), con la participación de 10 estados de la ASEAN junto con Australia, la India, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda.

    "Lo que está sucediendo muestra la intención de China de establecer las reglas del comercio en las regiones de Asia y el Pacífico", comentó a Reuters el directivo de la multinacional de logística UPS, David Abney.

    Dada la expansión de China en una zona de influencia económica tradicional de Norteamérica, los 'peces gordos' estadounidenses presionan a la Administración de Barack Obama para acelerar la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP, por sus siglas en inglés). "Percibimos la urgencia que tiene la firma de ese acuerdo", aseveró Abney.

    El experto de la Academia de las Ciencias de Rusia, Alexandr Salitsky, en declaraciones a Sputnik, considera que la ventaja fundamental de Pekín frente a Washington en el reparto del poder en la región es el hecho de que China no aspira a la hegemonía ni pone en cuestión la soberanía de los demás países, sino que "prefiere el papel de líder".

    Este 'poder blando' del Estado asiático se ve reforzado por países como Japón, Australia, Nueva Zelanda y Chile, cuyos intereses nacionales, según perciben, resultarán afectados por el TTP.

    "China se aprovecha de esta imagen de mostrarse como un ardiente partidario del respeto hacia la soberanía nacional. Naturalmente, actualmente somos testigos de choques entre los distintos países del sudeste asiático que compiten por el derecho de disfrutar de una relación especial con Pekín".

    Asimismo, destaca el potencial de la economía emergente china:

    "El capital chino claramente sobrepasa las fronteras internas. Al lado de los protagonistas, que son las corporaciones estatales, allí está el capital privado que se siente ahora con pleno derecho [para actuar]. Es más, a diferencia del estadounidense, se encuentra en una fase de crecimiento. Observamos una transición del liderazgo en el comercio y hasta en las finanzas de EEUU hacia China".

    Los expertos coinciden en que las disputas políticas en EEUU, en vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, tendrán impacto en el proceso de ratificación del acuerdo del TTP. Mientras Barack Obama confía en que este documento sea su principal legado político, ni Donald Trump, ni Hillary Clinton van a apoyar el proyecto. De ahí la urgencia de su firma, que condiciona el margen de maniobra de la Administración actual.

    Además:

    Occidente se agita: Rusia y China crearán un nuevo orden mundial
    China podría crear una red global de comunicación cuántica para 2030
    Londres espera reforzar la cooperación con China
    Etiquetas:
    TTP, ASEAN, Barack Obama, la India, Nueva Zelanda, Chile, Corea del Sur, Japón, China, Australia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook