En directo
    Economía
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Los abogados de Argentina en su litigio con los “fondos buitre” sugirieron el miércoles en una audiencia ante el juez estadounidense Thomas Griesa que las discusiones deberían retomarse luego de la segunda vuelta presidencial en ese país el 22 de noviembre, informó este jueves el diario Ámbito Financiero.

    Carmine Boccuzzi, abogado de Argentina, informó a un secretario de Griesa y a los defensores de los acreedores, que en el país sudamericano se están “produciendo cambios políticos muy importantes”, que podrían modificar “el destino del juicio” y sugirió que las negociaciones continúen luego del 22 de noviembre, cuando Argentina tenga ya un presidente electo.

    Griesa pareció aceptar el pedido argentino, y sostuvo que, en definitiva, la forma de resolver esta demanda será mediante un arreglo entre las partes.

    El juez también informó que anunciará próximamente si incluye o no en la demanda a 100 por ciento de los acreedores llamados “me too” (yo también), que reclaman ser comprendidos en el fallo original de Griesa contra Argentina, con lo cual la deuda que este país debería pagar pasaría de los 1.330 millones de dólares a más de 8.000 millones de dólares, según Ámbito Financiero.

    De aplicarse la fórmula elaborada por Griesa para el pago de esos bonos, que incluye intereses y multas, el monto al que debería hacer frente el próximo Gobierno argentino podría rondar entre 15.000 millones y 16.000 millones de dólares, señala el periódico.

    EN IGUALDAD DE CONDICIONES

    Según el abogado Robert Cohen, que en la audiencia habló por los bonistas “me too”, estos están amparados por la cláusula pari passu y “tienen el mismo tipo de bono y merecen el mismo trato” que los litigantes.

    La expresión pari passu significa precisamente “en las mismas condiciones” y se refiere a la obligación de un emisor de deuda de no otorgar a unos acreedores condiciones más favorables sin extenderlas a los demás tenedores de bonos.

    Boccuzzi, por su parte, señaló a Cohen que incluir al 100 por ciento de los “me too” llevaría la deuda a un monto que “complicaría aún más las cosas”.

    El abogado criticó además que estos acreedores busquen el mismo poder que los fondos especulativos para “bloquear cualquier tipo de acuerdo”, consigna Ámbito Financiero.

    Griesa culminó la audiencia recordando a las partes que su tribunal no busca “coaccionar” a Argentina para que pague, pero recordó a Boccuzzi que para terminar con este “largo litigio”, el país que representa tendrá que cumplir con las “obligaciones contractuales” asumidas al emitir los bonos.

    LITIGIO

    Argentina lleva años de litigio con un puñado de acreedores especulativos que se negaron a aceptar la reestructuración de una porción de la deuda contraída hasta la grave crisis del año 2001.

    Durante la crisis, Argentina entró en el mayor cese de pagos de la historia moderna mundial, declarando la suspensión de pagos de su deuda soberana, que en ese entonces llegaba a los 102.000 millones de dólares.

    Bajo el Gobierno de Néstor Kirchner, en 2005, el país llevó a cabo el primer canje masivo, una reestructuración con importantes quitas y plazos más largos, aceptada por casi la mitad de los tenedores de bonos.

    Ya con Cristina Fernández como presidenta, en 2010, se ofreció un segundo canje que logró abarcar a tenedores del 92,4 por ciento de la deuda.

    Del casi siete por ciento restante, solo los tenedores de uno por ciento de la deuda acudieron en un principio a los tribunales de Nueva York para exigir el pago del 100 por ciento del valor nominal de los bonos y fueron beneficiados con el fallo de Griesa.

    Bajo ese fallo quieren ahora cobijarse los “me too”, el resto de los bonistas que no ingresaron a ninguno de los dos canjes.

    Además:

    Economistas del mundo apoyan decisión contra fondos buitres
    Argentina tiene margen para superar crisis de fondos buitre
    Representantes de Argentina se reunirán con los "fondos buitre"
    Etiquetas:
    economía, fondos buitre, Cristina Fernández de Kirchner, Néstor Kirchner, Robert Cohen, Carmine Boccuzzi, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik