03:43 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Moody's aplaude el nuevo paquete de recortes de Dilma Rousseff en Brasil

    Moody's aplaude el nuevo paquete de recortes de Dilma Rousseff en Brasil

    © AFP 2019 / Emmanuel Dunand
    Economía
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Lejos de plantearse rebajar la nota de Brasil, la calificadora de riesgo Moody's felicitó al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff al calificar de "positivo" el nuevo paquete de recortes y aumento de los impuestos que pretenderá suministrar a las arcas del Estado un total de 65.000 millones de reales (unos 16.826 millones de dólares).

    Así lo expresó el analista Mauro Leos en un comunicado del Moody's Investors Service, el cual quiso señalar que "el plan de Brasil de adoptar medidas estructurales enfocadas en evitar la rigidez presupuestaria es un hecho positivo", y recalcó el hecho de que "aflojar la rigidez del lado de los gastos será fundamental para estabilizar la relación de la deuda, una condición necesaria para que Brasil preserve su clasificación Baa3 con perspectiva estable".

    En este sentido cabe destacar que la agencia norteamericana había reiterado el sello de buen pagador de Brasil en el mes de agosto, una condición que pareció peligrar ante la presentación de unos Presupuestos Generales de 2016 con un déficit primario previsto de 30.500 millones de reales (unos 7.895 millones de dólares) pero que únicamente supuso la revisión de la nota del crédito del país por parte de la agencia Standard & Poor's.

    Por tanto, la última maniobra del ministro de Economía y Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, parece haber conseguido convencer a la agencia de calificación más exigente de Estados Unidos aunque es importante recordar que el objetivo de alcanzar un superávit del 0,7 por ciento del PIB en 2016 dependerá de la aprobación en el Congreso Nacional de Brasil de nuevos impuestos y la vuelta de otros antiguos y extremadamente impopulares.

    Entre ellos destaca el impuesto conocido como Contribución Provisional sobre los Movimientos Financieros (CMPF), el cual gravará con un 0,2 por ciento las transacciones financieras por 48 meses, una versión aligerada del impuesto que funcionó en el país entre 1997 y 2007 con un gravamen equivalente al 0,38 por ciento de los movimientos financieros y que la propia Dilma Rousseff había intentado resucitar en 2011 sin éxito.

    De la aprobación de ese impuesto en el Congreso Nacional, dependerá en gran medida que la nota del crédito de Brasil se mantenga estable en los próximos meses ya que únicamente el CMPF conseguirá recaudar en torno a 32.000 millones de reales (8.238 millones de dólares), es decir, prácticamente el 50 por ciento de todo el dinero que el gobierno pretende economizar y que se complementará con un aumento de las cuotas del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF).

    Además:

    Brasil perderá el 2,55% de su PIB en 2015
    El Banco Central de Brasil actúa para evitar un desplome del real
    El dólar se dispara por el pesimismo en torno al presupuesto de Brasil
    Etiquetas:
    Moody's, Dilma Rousseff, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik